La unión familiar los llevó hasta la muerte

Maryerlin Villanueva | La Prensa de Táchira.- Un tratamiento natural para Marina Ortega, de 92 años, fue la causa por la que cinco miembros de la  familia Díaz se dispuso ir a la localidad de Capacho Nuevo, el pasado viernes. Pero la fatalidad llegó a las cinco y media de la tarde, cuando los frenos de la camioneta pickup Dogde Ram color azul fallaron, y el desespero se apoderó de las nueve personas que viajaban en ella, seis mujeres y tres hombres.

En el acto, perdieron la vida, la pareja Francisco Javier Díaz, de 45 años; Nelly Solis, de 44 años; su hija Yorveliz kiroz, de 12 años; Ana Ana Marina Díaz Ortega, de 92 años; Omar Antonio Poveda, de 60 años y Carmen Tereza Díaz Ortega, de 57 años. Mientras tanto, otras tres personas, quienes responden a los nombres de, Leoninos Pacheco Acuña, de 45 años, Deisy Yorley Muños Díaz, de 26 años y Freneidys Deimez Díaz, de 15 años, cuya condición es estable y se encuentran recluidos en el Hospital Central de San Cristóbal.

En medio de un profundo dolor y llanto, familiares se acercaron a la morgue de dicho centro de salud aún sorprendidos por la noticia, ya que les parecia insólito lo ocurrido pues el fin del viaje era cumplir con un tratamiento y retornar a sus viviendas ubicadas en Riberas del Torbes, sin problemas. Una de las hija de Nelly, relató que se salvo de sufrir el accidente, pues no pudo viajar con ellas, ya que junto a otro familiar acudió hacia la localidad de El Piñal para realizar algunos trámites y diligencias, sin embargo, al llegar a la ciudad capital se enteró que sus padres, hermana habrían muerto en el sector El Llanito.

Esta familia contaban con un gran afecto entre ellos mismos, puesto que tanto en las situaciones buenas o malas estaban juntos cultivando una unión familiar que fue pasando de generación en generación.

 Una nieta de Ortega le contó a La Prensa del Táchira que durante el días las cosas estaban normal, el propósito era trasladarse hacia la referida localidad para un tratamiento de su abuela, quien tenía una lesión en el brazo y para tratarla lo estaba haciendo con medicina natural. La menor de 12 años, también presentaba una afección en la piel, por lo cual estaba siendo tratada por una mujer muy reconocida en Capacho.

Luego de culminar la terapia en horas de la tarde, tomaron la carretera para regresar a la ciudad capital, pero una falla en los frenos hizo que el conductor perdiera el control en el sector El Llanito, cerca de la curva "Los Monos" y terminara chocando con una unidad de Transtachira, para luego girar hacia la peña. Fue allí donde se produjo el fatídico momento en el cual cinco personas y un vecino de esta familia dejaran la vida terrenal, mientras que las otras tres resultaron con politraumatismos en todo el cuerpo. 

"Nos quedamos sin frenos" era la frase que gritaban quienes se trasladaba en este vehículo de acuerdo a la familiar, quien indicó que fueron segundos de desesperación y angustia los que vivieron antes de estrellarse y que no tuvieron más opción que afrontar su destino.

Diversas maniobras tuvieron que realizar funcionarios del Cuerpo de Bomberos de San Cristóbal y Protección Civil Táchira para poder extraer los cadáveres, mientras otro equipo trasladaba rápidamente los heridos hacia el primer centro asistencial del Táchira.

La adolescente de 15 años, se encuentra delicada y su pronóstico es reservado debido a que sufrió lesiones raqui-medular y traumatismo torácico cerrado, los otros pacientes se recuperan de forma progresiva.

Solidaridad

De acuerdo con los familiares de los fallecidos, la solidaridad se hizo presente, pues que los vecinos se encuentran realizando recolectas para poder cancelar los gastos fúnebres de las seis personas, así como para pagar exámenes, y estudios a quienes están en el Hospital Central.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Ver más:
Otras Noticias