Con receptoría de leche buscan acabar mafias de las queseras

Anggy Murillo | La Prensa del Táchira.- El presidente de la Asociación de Ganaderos del estado Táchira (Asogata), Edgar Medina, informó que se espera que a través de un convenio con el Gobierno Nacional, se pueda instalar una receptoría de leche en el Piñal, municipio Fernández Feo, en la zona sur de la entidad, para de esta manera poder acabar con las "mafias de las queseras" que son las que ponen el precio al litro de este rubro.

Recordó que el Gobierno Nacional instaló en El Cobre, municipio José María Vargas una receptoría de leche, pero que la misma no se encuentra en funcionamiento, por lo que el plan de los ganaderos es solicitar parte de los equipos que allí se encuentran y trasladarlos a una seccional de Asogata que se tiene planificado inaugurar en El Piñal, "que los productores traigan la leche a la receptoría, que podamos almacenar unos 40 o 50 mil litros de leche y podamos nosotros mismos negociar con las queseras, que les fijemos nosotros el precio al litro de leche".

Actualmente, el precio por litro de leche que se le paga a los productores es de 800 pesos colombianos o 0,18 centavos de dólar, cuando debería estar en al menos 0,35 centavos de dólar. "El productor no ve ganancia de eso, para evitar que el producto se dañe, se le debe vender a la quesera y tampoco pagan al día", indicó Medina. 

También destacó que al menos 30.000 productores del occidente venezolano están afectados con esta situación. "Si el Gobierno nos apoya con los convenios para el tema de las máquinas nosotros podremos comenzar a procesar y pasteurizar la leche, podemos iniciar con el programa del vaso de leche escolar como se hacía antes, ese tipo de políticas sociales son importantes y sería bueno que nosotros, junto con las autoridades podamos desarrollarlas".

Indicó que debido a que el precio actual en el que las queseras y las industrias compran el litro de la leche no les alcanza para cubrir los costos operativos de las unidades de producción, algunos dueños de fincas están cerrando los ordeños mecánicos y vuelven a hacerlo manualmente. "De dos ordeños que se hacían, uno en la madrugada y otro a las tres de la tarde, actualmente solo están haciendo uno. Cuando ya se están finalizando los ciclos de leche, prefieren entregársela directamente al becerro porque no es rentable ir a la vaquera por cuatro o cinco litros".

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Ver más:
Otras Noticias
Locales

Desoladas las escuelas en inicio de año escolar

| comentarios

Locales

Los pasteles de doña Ana, un legado artesanal

| comentarios