Personal de salud participó en bajada del Santo Cristo 

Fabiola Barrera | La Prensa Táchira.- Una grata sorpresa se llevaron los tachirenses durante la transmisión de la bajada del Santo Cristo del Rostro Sereno de La Grita, en el marco de sus 411 años. 

El acto realizado a puerta cerrada en la Basílica del Espíritu Santo en la capital del municipio Jáuregui, contó con la presencia de la Cofradía del Santo Cristo, guardianes de la imagen quienes estrenaban nuevos miembros, así como de los presbíteros Jesús Calderón, Jesús Duque y Sender Hernández, párrocos de la Basílica, Santuario e Iglesia de los Ángeles, respectivamente. 

Se contó con la presencia de trabajadores de la salud de los diversos centros asistenciales de La Grita, quienes acompañaron al Santo Cristo, durante la ceremonia. 

A puerta cerrada, la ceremonia comenzó con el retiro del Cristo del camerino ubicado en la capilla en el ala izquierda de la Basílica. Esa labor la tuvieron los Cofrades con antigüedad, quienes llegaron hasta la entrada del recinto religioso, para ofrendarlo al pueblo. 

Y es que justo al momento de iniciar el recorrido hacia el Altar Mayor, los Cofrades cedieron el Cristo a los médicos, enfermeros y demás personal de salud, en vista de su loable labor en la lucha contra la pandemia del Coronavirus y que tantas vidas ha cobrado. 

"El padre valoró la labor que hacemos allí. Habían médicos, enfermeros. Fue un honor para todo el equipo que se enfrenta al virus. Desde las camareras hasta los médicos estamos agradecidos con que nos hayan tomado en cuenta", dijo Maryvel Méndez. Jefa del Distrito Sanitario número 5.

Este honor de que particulares carguen al Santo Cristo, solo se ha dado en dos oportunidades previas a la de este sábado. Ferieros del municipio, así como la Asociación de los Posaderos de La Grita, han llevado a cuestas a la imagen bendita. 

A medio camino, el personal de salud entregó a los nuevos Cofrades al Cristo, siendo eso también novedoso, ya que quienes cargan al Santo Cristo deben tener al menos dos años de antigüedad en la Cofradía. 

Al llegar al altar mayor, el grupo antiguo de Cofrades tomó el mando y procedió a instalar al Cristo, en su camerino el cual está adornado de hermosas flores blancas. Ya el Cristo llevaba consigo su nuevo Perizoma, el que fue donado por la familia Niño Delgado, de Capacho. 

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias
Locales

Precios de inmuebles en caída libre

| comentarios