Ruinas y abandono invaden los espacios de La Mulera

José Gregorio Hernández | La Prensa Táchira.- Nostalgia, preocupación y desasosiego son algunos de los sentimientos que invaden a propios y visitantes al observar el estado de abandono y desidia que presenta la hacienda La Mulera, ubicada en la aldea El Recreo, municipio Bolívar del estado Táchira, patrimonio histórico y cultural que perteneció al general Juan Vicente Gómez Chacón, nacido en este predio y gobernante de Venezuela durante 27 años.

El bien patrimonial se encuentra en la parroquia Juan Vicente Gómez, y se llega a él por una carretera que está en malas condiciones que va desde el sector Apartaderos (vía a San Antonio del Táchira) hasta El Recreo, una comunidad conformada por unas 300 familias.   

 Apartaderos es una aldea rural, de producción agrícola, con agradable clima, vistosos paisajes y potencial turístico, que desde hace años han intentado aprovechar, entre otros elementos naturales, el valor histórico de la hacienda La Mulera.

En el pasado, este predio que extendía desde las cercanías a San Antonio hasta Capacho Viejo fue heredado por Pedro Cornelio Gómez, padre del general Juan Vicente Gómez. 

Era una hacienda cafetalera y agrícola. Se llama La Mulera porque era una especie de parador para los arrieros que por estos caminos de recua (animales de carga) se desplazaban con café, ganado, alimentos y otras mercancías entre el municipio Pamplona del Norte de Santander Colombia y San Cristóbal, Capacho, San Antonio y otras poblaciones. Los arrieros hacían una escala allí antes de continuar hacia su destino. Era un parador obligado. Como casi toda la mercancía venía en mulas, de ahí el nombre de La Mulera.

La casa natal del "Benemérito" luce un poco abandonada; sin embargo, la estructura muestra signos de resistencia a la indolencia gubernamental que desde hace tiempo dejó de hacerle mantenimiento a lo que también fue convertido en un museo fotográfico en el año 2006, años después de la muerte de Juan Vicente Gómez en 1935. 

Estos espacios históricos que en otrora fueron frecuentados por propios y visitantes, quienes traídos por la trascendencia que tuvo el largo mandato del general Gómez, hoy día están prácticamente cerrados, sin ninguna utilidad turística.

El área externa de la casa natal del "Benemérito" está rodeada de maleza que es aprovechada de vez en cuando por los lugareños que pastorean su ganado. El abandono llega al punto, en que parte de la estructura está llena de nidos de avispas, mientras que La Vaquera muestra signos de deterioro. 

En su interior se observan fotografías y cuadros alusivos a la familia del general Juan Vicente Gómez, sillas, bastón, una gorra, botas de campaña, máquina de coser, herramientas utilizadas en labores agrícolas, baúl de madera, entre otros objetos antiguos. 

Lugareños del sector El Recreo, al momento de ser abordados por La Prensa Táchira prefirieron mantener su nombre en reserva para evitar atizar más la diatriba que se mantiene por el manejo dado al Complejo Histórico Cultural, señalaron que el bien patrimonial está sumido en el olvido gubernamental. 

Techos desplomados Mientras la estructura de Casa Museo ha resistido a los embates del tiempo, la estructura de La Vaquera y de los locales que fueron construidos hace unos 15 años para el área de restaurante y ventas están en franco deterioro. Los techos de teja se están cayendo ante la mirada indiferente de los entes gubernamentales. 

Ruinas 

La denominada Casa del Capataz, de quien los moradores de las cercanías de La Mulera no recuerdan su nombre, está en ruinas y a punto de desplomarse. Esta estructura no fue incluida en el proceso de restauración del Complejo Histórico Cultural, más bien, al parecer de allí fueron extraídas maderas para la reconstrucción del techo de la ahora Casa Museo.

Sin atractivo 

Habitantes de la aldea El Recreo aseguran que el deterioro de este patrimonio de la nación es por la falta de mantenimiento y porque desde hace mucho tiempo se encuentra cerrado, los visitantes casi no la frecuentan. Sólo durante un tiempo después de la restauración, en 2006, se ofrecía algún tipo de actividad y servicio de atención al turista, y hoy día todo desapareció. Solicitan al ente gubernamental que tiene competencia sobre el inmueble no sólo que se haga limpieza y que se mantenga abierto, sino también que se programen actividades y diseñen estrategias para retomar el interés turístico por el histórico lugar.

Confiscada 

Tras la muerte de Juan Vicente Gómez, también conocido como el "Benemérito", el 17 de diciembre de 1935, la hacienda ese mismo año fue confiscada por el Estado venezolano.

 Con el tiempo pasó a manos de un coronel de apellido Nieto Bastos, se divide en parcelamientos y luego el bien fue adquirido otra vez por el Estado venezolano, aunque la extensión prácticamente quedó reducida al área donde está la Casa Natal, La Vaquera, La Capilla y la Casa del Capataz.

Restaurados

Después de décadas en el olvido y cuando la vieja estructura —donde vivió el general Juan Vicente Gómez hasta cuando asume el mandato de Venezuela— estaba a punto de caerse, el Gobierno del estado Táchira emprendió un proceso de restauración que fue concluido en julio de 2006, durante el mandato del gobernador Ronald Blanco La Cruz. Con este proceso de restauración a la hacienda La Mulera, se le da el nombre de "Complejo Histórico Cultural el Rincón del Benemérito" . La casa natal del "Benemérito" pasa a denominarse Casa Museo General Juan Vicente Gómez. La vieja estructura de paredes de bahareque, madera y techo de teja es restaurada con materiales similares a los que fue construida originalmente, conservando el ambiente colonial.

Como parte del proyecto al lado de la casa natal, también fue reconstruida La Vaquera, utilizando incluso para el techo del extenso galpón una especie de asbesto traído de un país europeo. Adicionalmente, el gobierno invirtió recursos en la construcción en estructuras destinadas a restaurante, ventas de comidas y bebidas típicas de la zona, dulces, artesanías y otros objetos de interés para el visitante.

Asimismo, se procedió a restaurar La Capilla que está ubicada a pocos kilómetros de la Casa Natal y donde se afirma fue el lugar donde nació el general Juan Vicente Gómez. La referida capilla está situada a un lado de la antigua Carretera Trasandina, construida durante el mandato de Gómez.

Durante algún tiempo, tras la restauración, el Complejo Histórico fue frecuentado por visitantes procedentes de otras ciudades y pueblos del interior del estado y del país, que se dirigían o retornaban de la frontera colombo-venezolana, y aprovechaban para conocer este sitio turístico. 

Sin embargo, las diferencias entre quienes conformaban la cooperativa a cargo del complejo y la falta de apoyo gubernamental, pronto dieron al traste con el auspicioso proyecto. 

Los visitantes poco a poco se fueron alejando y desde 2020, debido a la pandemia del covid, la soledad complicó el escenario para los prestadores de servicio.

"Todo ha quedado en el limbo"

Luis Magín Toro Gómez es nieto del "Benemérito". Su madre, Bertha Efigenia Gómez Núñez de Cáceres, fue la hija menor del general Gómez.

Cuenta que los familiares del General que hoy viven sienten tristeza y preocupación por el abandono de La Mulera, porque si bien hace años hubo un proyecto prometedor para resaltar el valor histórico y aprovechar su potencial turístico, hoy todo quedó en el olvido.

"Eso ha quedado en el limbo, nadie sabe quién tiene responsabilidad. Si es patrimonio del Estado o si es nacional. Y además, ahora pensar en turismo, quién se traslada hasta allá, si no hay nada". Al histórico lugar, dice, no le dan la trascendencia que merece.

Se olvidan del sector turismo

Daniel Gaetano es la persona que está a cargo de la Casa Museo. Dice que la rehabilitación de la Casa del Capataz, quien fue la persona que se quedó a cargo de la hacienda La Mulera cuando estuvo en manos del coronel Nieto Bastos, se quedó estancada por falta de presupuesto y por el poco interés que hay de parte del Gobierno regional hacia el turismo.

Para el año 2006 se logró la restauración de la Casa Natal, La Vaquera y se reconstruyó La Capilla en el sector donde nació el "Benemérito".

Además de la falta de presupuesto y de interés gubernamental por el turismo, Gaetano dice que el Complejo Histórico se ha visto afectado por factores como falta de participación, desarrollo endógeno, empoderamiento, etc., que inciden en la actividad turística. Desde hace algunos meses, el Protectorado ha brindado apoyo para hacer mantenimiento al complejo; sin embargo, lo que hace falta es la reactivación.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Ver más:
Otras Noticias
Frontera

Capturan al "Azote de los Taxistas" en Cúcuta

| comentarios