REPATRÍAN DESDE TRINIDAD Y TOBAGO A UN GRUPO DE 124 VENEZOLANOS

Agencia | La Prensa del Táchira.- Un total de 124 venezolanos fueron repatriados desde Trinidad y Tobago a su país, a los que seguirá otro contingente de 700 personas durante el próximo fin de semana.

Las autoridades de Trinidad y Tobago informaron este martes de que los 124 migrantes viajaron de regreso a su país en el buque de la Armada venezolana AB Margarita 71, acompañados por médicos y una vez sometidos a pruebas de detección de la covid-19. Todos ellos deberán permanecer en cuarentena domiciliaria cuando lleguen a Venezuela.

De los 124 deportados, 44 permanecían en el Centro de Detención Migratoria de Trinidad (IDC, en inglés) de Aripo, mientras que otro grupo se encontraba en el Helipuerto de Chaguaramas.

Se trata del primero de los dos fletes que en siete días llevarán a casa a venezolanos desde Trinidad y Tobago. El segundo está previsto para este fin de semana.

Funcionarios de la Embajada de Venezuela en Puerto España dijeron a Efe que se trabaja en la repatriación de un segundo grupo de 700 venezolanos que decidieron volver a Venezuela voluntariamente debido a estar desempleados y no poder hacer frente a los costes de renta de sus viviendas o por problemas de salud, según un portavoz diplomático.

Aunque la fecha y hora no están confirmadas, varios de los viajeros seleccionados por la Embajada señalaron que esperan partir este sábado 17 de julio de Puerto España y atraque en un puerto en el estado de Anzoátegui, en el país bolivariano.

Estos dos envíos de ciudadanos venezolanos esta semana se suman a más de 1.000 personas que han regresado a su país durante lo que va de 2021.

Rebrotes de contagios de la covid-19 y casi un millar de muertes desde el inicio de la pandemia han causado graves problemas económicos en Trinidad y Tobago, que repercutieron en los venezolanos en forma de desempleo y la imposibilidad de hacer frente a sus gastos, en primer lugar el alquiler de vivienda.

En mayo de 2019, cerca de 16.500 ciudadanos venezolanos cumplieron con un proceso de registro impuesto por el Gobierno que les permitió trabajar y vivir legalmente en Trinidad y Tobago.

En los últimos meses, varias familias venezolanas informaron, a través de las redes sociales, de que habían sido desalojadas de sus hogares por no hacer frente a los alquileres. Además, cientos de ellos se han puesto en contacto con organizaciones sociales para pedir comida ante la falta de recursos.

Con información de EFE.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias
Mundo

OMS impulsa plan contra abusos sexuales 

| comentarios