Solo el 8% de la población de San Antonio paga aseo urbano

José Gregorio Hernández | La Prensa del Táchira.-  La falta de consciencia y  de pago por parte de la ciudadanía, terminan de liquidar el servicio de aseo urbano de la población de San Antonio ya que de los 16 mil núcleos familiares que tiene la población solo el ocho por ciento  es decir,   mil 280 familia cancelan el servicio. 

Situación que  influyen en el complejo problema de recolección de desechos sólidos.

 El retardo en la recolección de los desechos en esta localidad se ha convertido en un problema repetitivo que afecta a los habitantes, comerciantes, industriales, instituciones públicos, privadas y demás usuarios, por cuanto de manera permanente hay acumulación de basura en calles, aceras, islas de las avenidas, áreas verdes, parques y plazas públicas.

Los residentes y comerciantes se quejan constantemente por los problemas ambientales que genera el retardo en la recolección por parte del personal y los camiones compactadores del Instituto Municipal de Aseo Urbano, sin embargo, también se cree que parte del problema también obedece a la falta de cultura de la ciudadanía, pues muchas veces ocurre que pocos minutos después de haber pasado el camión recolector por el sector, hay personas que de inmediato vuelven a sacar desechos, lo cual hace que las calles, avenidas y aceras permanentemente estén llenas de basura.

Dicha situación la padecen comerciantes ubicados tanto en el centro de San Antonio como a lo largo de la avenida Venezuela. Carolina Hernández, vendedora en un establecimiento comercial ubicado en la calle 5 con carrera 9 del sector Sánchez Osorio, denuncio que si bien es cierto hay retardo en la recogida del aseo, "también hay gente que no ha terminado de pasar el camión y otra vez sacan la basura a la calle. Ese problema nos está afectando, incluso los dueños de algunos comercios han pensado en colocar obstáculos para que la gente no acumule la basura frente a los negocios.

Una situación similar fue denunciada por comerciantes de la avenida Venezuela, donde de manera permanente hay basura acumulada en las aceras y en la isla que separa esta importante arteria vial de San Antonio del Táchira.

"Sólo el 8 por ciento de los usuarios paga el servicio"

El alcalde del municipio Bolívar, William Gómez, dice que la problemática del aseo urbano en la jurisdicción es bastante compleja. Desde el inicio de la gestión hace tres años y medio viene afrontando dificultades con el servicio de recolección y disposición final de los desechos.

En algunas ocasiones falla el combustible que necesitan los camiones recolectores, se daña la maquinaria que labora en el vertedero de Aguas Calientes o el mismo colapsa.

Son varios los factores que se presentan. Es complejo garantizar un cronograma de atención por sectores. El personal lo tenemos, pero a veces ocurre que tenemos el vehículo operativo pero es complejo el tema del combustible por las restricciones que hay. El despacho de gasoil para la bomba de Tienditas ha venido disminuyendo. Allí se abastecen los vehículos de servicios público de Ureña y de San Antonio, dice.

Gómez también considera que en el problema del aseo también influye la cultura de las personas, porque apenas pasa el camión recolector, de inmediato vuelven a sacar a la calle los desechos sólidos. Eso es parte de la concienciación ciudadana. Es lamentable porque es un problema complejo y en vez de ayudar con el aseo de las calles, ese comportamiento agrava la situación.

No obstante, precisó que la falla más importante que se tiene a nivel de la gerencia estructural del aseo es que lamentablemente los usuarios del municipio Bolívar no tienen cultura de pago. De más de 16 mil núcleos familiares que existen, más la población flotante, solo el 8 por ciento paga el servicio de aseo.  

De acuerdo con lo indicado por el alcalde, sólo unos 1280 hogares, de los 16 mil que hay en la jurisdicción, cancelan el servicio. "Si las personas no pagan el servicio de aseo, eso dificulta mantener los vehículos operativos porque requieren aceite hidráulico, de motor, filtros, permanente mantenimiento, para lo cual se necesita de una cantidad importante de recursos".

"Si los usuarios quieren un servicio óptimo deben pagar por el mismo, porque lo que paga ese 8 por ciento, no alcanza para cubrir la operatividad no solo de los camiones compactadores, los volteos, tampoco para incentivar al personal del aseo, ni para cubrir los gastos operativos que tiene el vertedero", añadió el alcalde.

La máquina que trabaja en el vertedero requiere de gasoil y mantenimiento. Agregó que el vertedero a veces demanda más recursos para la operatividad de la máquina y todo lo que se debe hacer allí, que los mismos camiones compactadores. "La gente a veces no entiende que todo servicio requiere de recursos para su operatividad, y lamentablemente pues además de la falta de consciencia, todos no pagan el servicio de aseo urbano", dijo finalmente el burgomaestre.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias
Frontera

Detenidos dos GNB con armas en la trocha Los Mangos

| comentarios