Grueros "tragan seco" por merma de clientes

Nelson Altuve P | La PRENSA del TÁCHIRA.- Un aproximado a los 150 grueros aún siguen prestando su servicio en el Táchira de los 460 que estaban agrupados en Servigruta, hace dos años cuando la crisis comenzó a hacer mella en todos los sectores de la economía nacional y regional.

Gustavo García, uno de las más personas con más años en esta profesión, comenta que si bien fue un negocio floreciente hace años, ahora solo da para "medio comer" esto porque ha bajado el número de personas que solicitan el servicio. "No salen clientes. Ahora se accidenta alguien en la vía y prefieren usar una soga que llamar a un gruero".

García, junto a Jesús Colmenares están apostados en el sector de Puente Real, por la avenida, conforman un grupo de seis que se turnan. "Estamos aquí desde las 6 de la mañana hasta las 7 de la noche, todos los días, pero esto está muy difícil" dice Colmenares a quien el tema del combustible lo afecta como a sus compañeros ya que deben repagar el precio del gasoil .

Sobre las tarifas del servicio aseguran que los cobros oscilan entre los 60 y 80 mil pesos, según las distancias y el peso de los vehículos. "SI es dentro del perímetro de la ciudad, para un carro pequeño se cobra 60 mil pesos y si ya es llevarlo a otro municipio cercano el incremento es del 30 por ciento". Afirma Colmenares, indicando que reciben bolívares o su equivalente en pesos o dólares.

"Cuando funcionaban los seguros era bueno el negocio pero todo eso decayó enormemente. La crisis nos golpeó fuerte y ahora estamos guapeando los que seguimos aquí, trabajando de forma independiente. A veces a la semana salen una o dos carreras, que alcanza para medio comer". Dice con un tono de angustia Don Gustavo García, quien fungió como directivo de Servicios de Grúas Táchira hace años.

A Francisco Sánchez lo encontramos en su residencia, en la zona de Paramillo, y recién había llegado de hacer un servicio. Al ser consultado explicó que antes el negocio era bueno. "porque los seguros de carros pagaban muy bien, y eran viajes largos, a veces se viajaba mucho a oriente o el centro del país, pero ya la crisis afectó todo, y los seguros siguieron cancelando en bolívares, pero se tardaban más de un mes".

Sánchez, coinciden con Colmenares y García en cuando a los precios de los viajes. "Por ejemplo en una grúa de plataforma un servicio para un carro pequeño cerca sale en 60 mil pesos o el equivalente en dólares, ya si es para La Concordia, puede subir a 80, esto es como un incremento entre el 25 y 30 por ciento. Claro aumentan los costos si es un carro grande, como una cava".

Este experimentado trabajador, afirma que no se pone a dar muchas vueltas y prefiere que los clientes lo llamen. "Por las redes ofertamos nuestro servicio y la gente nos contacta".

Francisco Sánchez, dice que el negocio esta caído por que los seguros pagan tarde y barato 

Un servicio muy flojo

Estos trabajadores se mantienen alerta las 24 horas del día pese a las restricciones por la pandemia. Orlando Rodríguez y Daniel Useche, son integrantes de la Cooperativa grúas El Elevado, que se ubican debajo del puente, en la intercesión de acceso a San Cristóbal desde la zona de frontera y el paso obligado de la ciudad de norte a sur y viceversa.

Para el cobro del servicio tienen dos criterios. El primero es la distancia del viaje, entonces calculan en base al kilometraje y también depende del tamaño del vehículo. "Por supuesto, un vehículo pequeño cuesta menos que mover un camión de carga, pero en la cooperativa todos los precios están nivelados". Dice Useche.

Prefieren no dar montos exactos sobre el servicio. Muchos de los que tienen grúas realizan sus transacciones según el cliente y entonces "regatean" el precio hasta llegar a un acuerdo óptimo. Aunque una movilización en un tramo de 10 kilómetros puede estar por los 100 mil pesos.

Useche afirma que el servicio lo cobran en pesos y dólares, porque es la única forma de mantenerse a flote. Como son una cooperativa se van rotando para estar siempre de turno y con unidades listas en ese punto estratégicos de la ciudad. 

Orlando Rodríguez, sentado dentro de su grúa, dice que a veces pasan mucho tiempo sin hacer un servicio. "Eso está muy flojo, estamos aquí esperando clientes que requieran este servicio". Menciona Rodríguez, un ciudadano con años prestando esa labor pero que no ve mejoría en estos tiempos y prefiere no referirse a precios.

Moisés Pantaleón, trabaja en solitario, refiere que la movilización de un vehículo accidentado tiene un costo entre 30 y 40 dólares, eso dentro del área metropolitana de San Cristóbal. "Si toca ir hasta algún municipios, entonces vemos la distancia, pero la verdad eso depende del dueño de la grúa, no hay una tabla fija de precios".

Pantaleón considera que los costos de movilizar un vehículo accidentado no son altos, porque si bien se cobra en dólares o en pesos, "Hay carros que lo valen, porque es mejor ir asegurado, que le lleven su vehículo con una garantía y no que sea arrastrado y le puedan producir otros daños, como siempre ocurre por no pagar un servicio de grúa".

Useche, es más joven y apenas tiene pocos años ofertando el servicio de grúa. Confiesa que a veces se van en blanco. "Podemos pasar una a dos semanas sin una carrera, es como todo, pero hay veces entonces que logramos movernos".

Muchos grueros prefieren estar en sus casas a la espera que alguien los solicite vía celular

 "Es difícil saber cuántos somos en esta actividad, es que algunos están en sus casas y esperan que los llamen vía telefónica. Nosotros nos mantenemos aquí, porque siempre hay gente que se queda varada y nos avisan otros conductores, aquí nos mantenemos guapeando". Agrega Useche.

La crisis generada por el coronavirus "arrastra" también a los dueños de grúas, por la falta de movilidad en el transporte, el cierre de la entidad durante los días de cuarentena, sin transporte de pasajeros ni carga.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias