Pocas unidades de transporte fomentan propagación del COVID-19

Romel Ramírez | La Prensa del Táchira.- El reciente repunte de casos de covid-19 en el estado Táchira, ha prendido las alarmas de las autoridades sanitarias y gubernamentales de la entidad. Uno de los focos de contagio menos expuesto ha sido el transporte público, ya que en horas pico, se puede notar a un gran número de personas sin tapabocas y aglomerados en las pocas unidades de transporte que circulan en la ciudad.

Carmen González usuaria de la Línea Torbes manifestó que utilizar el transporte público es uno de sus mayores miedos. "Es normal ver como las personas se montan a la buseta y se quitan el tapabocas, la juventud cree que el virus es un juego, yo entiendo que todos nos queremos ir a nuestras casas, pero por lo menos el tapabocas deberían dejárselo puesto".

En un recorrido hecho por el equipo de La Prensa del Táchira en la ciudad de San Cristóbal, se pudo constatar que en promedio dos o tres personas no utilizaban el tapabocas en busetas relativamente llenas, mientras que en unidades con poco usuarios la mayoría de las personas decidían retirarse él cubrebocas lo que representa un riesgo enorme a la salud pública.

Freddy Solano, presidente del sindicato de transporte de la frontera indicó que el transporte público siempre ha estado presto a tomar las medidas de bioseguridad correspondientes e inclusive le han pedido al ejecutivo nacional eliminar los terminales paralelos que a su consideración son uno de los principales focos de contagio.

En tanto desde la alcaldía de San Cristóbal, Richard García, Jefe de vialidad del ayuntamiento aseguró que se ha insistido en reiteradas oportunidades a los choferes respetar las medidas de bioseguridad y enfatizó que el transporte realiza una desinfección a las unidades al iniciar y al finalizar las jornadas, pero la disminución de rutas y unidades han generado que sea imposible respetar el distanciamiento social. "Todos se quieren ir para sus casas, si las busetas pasan cada media hora, la cantidad de personas esperando por ella será numeroso".

Poco Gasoil 

De igual forma informó que el abastecimiento escaso de gasoil merma aún más al transporte, ya que, en la semana radical solo le es subsidiado el combustible a cinco unidades por línea, mientras que en flexibilización varía de ocho a 10.

Jackson Useche, chofer de una línea urbana de transporte expresó su preocupación ante los crecientes casos de covid. "A mí me gustaría tener alcohol o cloro para todos los pasajeros, pero estos productos tienen un costo y los choferes trabajamos con el mínimo de ganancias".

Distintos usuarios se quejaron de la falta de medidas de bioseguridad en el transporte y consideraron que es responsabilidad social de cada pasajero respetar las indicaciones sanitarias, por la incapacidad del transporte de cubrir la demanda de personas que requieren transportarse.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias