Larga fila este martes por canal humanitario en el Simón Bolívar

José Gregorio Hernández | La Prensa Táchira.- "Si todos los que pasamos por aquí tenemos soporte médico, no debería haber tranca en el paso por el puente", manifestó Jairo Chona, mientras con su padre, de 87 años, hacían la larga fila este martes para acceder al denominado canal humanitario del puente internacional Simón Bolívar.

A diferencia del pasado lunes cuando el paso estuvo fluido, este martes hubo larga fila en la avenida Venezuela de San Antonio, antes de la Aduana Principal, para entrar al corredor preferencial, y más adelante la cola continuaba en el punto del parque Las Banderas, donde las personas son registradas para así poder pasar por el puente internacional.

Por el corredor preferencial únicamente se permite el paso a pacientes oncológicos, renales, diabéticos, VIH, así como a aquellos que presentan informe médico o cita para consulta o exámenes de laboratorio. También se autoriza el tránsito a madre o padres que van a vacunar a sus hijos, e igualmente a los adultos que van a Villa del Rosario, Norte de Santander, a colocarse la segunda dosis de la vacuna contra el Coronavirus.   

Enseñando la cita que tiene su padre para exámenes de laboratorio en el hospital de Villa del Rosario, Jairo Chona expresó la necesidad que tienen los pacientes, sobre todo los adultos mayores, de que los funcionarios de la Guardia Nacional y Policía de Migración venezolanas den celeridad al paso.

"Aquí prácticamente todos los pacientes presentan la cita, el informe, los soportes que piden, y no debería haber tranca, pero allá en el parque Las Banderas, donde los guardias y los policías de Migración hacen el registro de las personas, es muy lento el proceso. Se pierde mucho tiempo y siempre se corre el riesgo de perder la cita, ya sea para consulta o exámenes médicos", agregó el habitante de San Antonio.

Otros adultos mayores como Cristóbal Flórez, de 75 años, que también se dirigían a Villa del Rosario a colocarse la segunda dosis de la vacuna contra el coronavirus, no entendían por qué algunos días el paso peatonal por ese corredor se hace tan lento, si por lo general la mayoría de personas cumple con los requisitos exigidos para hacer uso del mismo, manifestaban mientras enseñaban la tarjeta de vacunación.

El septuagenario iba acompañado de su hija, Deisy Flórez, quien recordaba que el 2 de junio cuando pasaron para que le colocaran la primera dosis a su padre, fue más rápido el paso peatonal por el puente que comunica a San Antonio del Táchira con el corregimiento de La Parada, Norte de Santander.

Otros pacientes que iban a consultan médica, explicaban que dependiendo de la patología, hay consultas de control que son cada dos o tres meses. Sin embargo, los medicamentos que formula el médico se retiran mensualmente y por ello deben cruzar la frontera con esa periodicidad. "Para una persona mayor que sufre cualquier patología, diabetes, hipertensión, es complicado estar tanto tiempo aquí en esta cola, y más cuando el sol y el calor es fuerte, por eso debería agilizarse más este paso", manifestó otro adulto mayor. 

Mujeres embarazadas y con niños  

También las mujeres embarazadas y las que llevan niños de pocos meses a colocarle vacunas del esquema de inmunización, deben someter se a la cola para poder cruzar el puente internacional, ya que tampoco hay preferencia para ellas.

Claudia Ruiz, quien llevaba en brazos a su hijo, manifestó que en los centros de salud de territorio colombiano, consigue sin problemas y sin costo, las vacunas que requiere su hijo. "Lo único es que para pasar la frontera, tenemos que someternos a estas colas que son agotadoras tanto para nosotros como para los niños", dijo la joven madre.

Otros usuarios que prefirieron no revelar su nombre, manifestaron que de "humanitario" tiene muy poco el corredor preferencial del puente internacional Simón Bolívar, debido a los diferentes contratiempos que la gente padece para poder cruzar por allí. 

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias