FRACASO DE PLANES DE VIVIENDAS IMPULSAN LA RANCHIFICACIÓN 

Ana Uzcátegui | La Prensa Táchira.- Maritza Leal se acostumbró a vivir en un rancho de zinc, con piso de tierra y tomas ilegales de agua potable y electricidad. La falta de una red de drenaje convierte a su baño en un pozo séptico. 

Tiene desde 2017 esperando una vivienda en el sector Las Tunas Tres, parroquia Agua Viva del municipio Palavecino. En una invasión que lleva por nombre "Bella Esperanza", justo ha sido la esperanza lo que han perdido 65 familias del lugar, quienes ya no confían que la Gran Visión Vivienda Venezuela (GMVV) o la revolución, les construya sus hogares con bloques resistentes en pleno año electoral. 

Esta comunidad fue visitada por Carmen Meléndez, exgobernadora de Lara, en febrero de 2018 cuando se les prometió que iban a formar parte de los 100 mil ranchos que serían reemplazados por casas durante su gestión.     

Según Guillermo Palacios, diputado de la Asamblea Nacional electa en 2015 hasta diciembre de 2019, la ahora ministra de Interior, Justicia y Paz sólo había entregado 1700 casas aproximadamente, el 1 % de lo proyectado, catalogando su promesa de una gran "estafa" para las familias pobres de Lara, que le dieron su voto para hacerla llegar al poder. 

"Muchas de las viviendas entregadas no se construyeron con recursos de la gobernación, fueron proyectos que ya había iniciado la GMVV, e incluso varias se trataban de ampliaciones o de remodelación de fachadas, e igual las inauguraron como obras nuevas. Esta ha sido un gran fracaso para la revolución", denunció.

Ni la gobernación ni el Banco Nacional de la Vivienda de Lara (Banavih), han emitido información pública y transparente sobre el total de casas construidas en la gestión de Meléndez, ni cuántas ha hecho el actual gobernador Adolfo Pereira, pero lo que sí tienen claro representantes de la Cámara de la Construcción y Cámara Inmobiliaria del estado, es que la cifra fue muy inferior a la prometida, a juzgar por la cantidad de invasiones en Iribarren y Palavecino.

"Según la proyección del censo población y vivienda del Instituto Nacional de Estadísticas (INE), en el año 2011 Lara tenía un déficit de 200 mil viviendas. Se requería edificar 120 mil viviendas nuevas y se tenían que sustituir 80 mil ranchos o casas ubicadas en zonas de alto riesgo", informó Ronald Arias, presidente de la Cámara de la Construcción regional. 

Desconoce cuántas ha hecho el oficialismo por la opacidad y la falta de rendición de cuentas, pero lo que sí le consta es que desde 2014 las inversiones públicas y privadas se paralizaron por la estrepitosa caída de la producción petrolera, el inicio de la recesión económica, la pérdida del poder adquisitivo de los venezolanos y la falta de seguridad jurídica y créditos bancarios para construir.

"Esa falta de cifras claras también se registra a nivel nacional. El gobierno habla que ha construido más de 3.4 millones de viviendas desde el 13 de febrero del 2011, año en que nace la GMVV con el expresidente Hugo Chávez. En promedio cuatro personas viven por cada vivienda construida; es decir, un total de 13 millones 600 mil personas fueron beneficiadas. Ciudades como Maracaibo tiene cinco millones de habitantes, lo que representa que la revolución ha construido tres ciudades como Maracaibo, y eso es un sinsentido", exclamó.

En el 2011, el INE proyectaba que había un déficit de 2.5 millones de viviendas en toda Venezuela. Es decir, con las cifras del oficialismo 3.4 millones de viviendas fabricadas, menos los 5.6 millones de venezolanos que han migrado del país, según la Agencia de la ONU para los Refugiados (Acnur), es para que en la actualidad ninguna familia tuviera necesidad de una casa, pero la realidad es otra, según señala el informe Derecho a La Vivienda 2020, publicado por la Organización de Derechos Humanos Programa Venezolano de Educación Acción (Provea) a inicio de junio de este año, que haciendo referencia al documento "Venezuela en Cifras", señala:

"Se han construido en revolución más de cuatro millones de viviendas, de estas 3.453.425 corresponden al salto de método y concepto en la Gran Misión Vivienda Venezuela, donde se asumen las variables estructurales del problema de la vivienda. Esta cifra representa un crecimiento de 1.329 % más que el total de viviendas construidas en toda la cuarta República. En Venezuela se construían 30 mil casas por año. En los últimos 6 años de la cuarta República se hicieron 154.710 viviendas", reseña el artículo.

Las cifras fueron tomadas del registro que lleva la Cámara Venezolana de la Construcción, que resalta que en el lustro que va de 1993 hasta 1998 el Estado construyó 401 mil 519 viviendas. Esa cantidad ha sido multiplicada por ocho en la última década, según la vocería chavista.

Ronald Arias resaltó que la obra habitacional más emblemática que ha entregado el Gobierno en Lara es el urbanismo Alí Primera, en el norte de Barquisimeto, inaugurado en el segundo año de gestión de Nicolás Maduro en 2014. Allí fueron entregados 4.032 apartamentos, construidos por la empresa iraní Kayso Company. La Corporación de Desarrollo Jacinto Lara (Corpolara), era el gran ejecutor de esta obra, durante la gestión de Luis Reyes Reyes, exgobernador del estado. Al momento de culminado el proyecto fueron entregados los apartamentos sin aducción de aguas blancas.

"La mayoría de los proyectos que creó la GMVV, no tomaron en cuenta a grandes constructoras de Venezuela, sino mano de obra extranjera. Una casa fabricada con constructoras nacionales hubiese salido en 12 mil dólares, pero por esta decisión el Estado las tuvo que pagar carísimas, en más de 30 mil dólares cada vivienda", informó Marco Asuaje, presidente de la Cámara Inmobiliaria de Lara.

Obras incompletas

Ronald Arias, presidente de la Cámara de la Construcción, señaló que entre los proyectos de gran envergadura de la Gran Misión Vivienda Venezuela (GMVV) entregados en el estado se encuentra el Complejo Habitacional Che Guevara, ubicado en el sector El Amanecer de Palavecino. "Allí se iban a construir 800 apartamentos, el Gobierno ha entregado el 30 % de la obra", expresó. Las viviendas que faltan están paralizadas. Lo mismo ocurre con el Complejo Habitacional Ciudad Bicentenaria, ubicado en la Zona Industrial I de Barquisimeto, el gobierno sólo entregó el 20 % de los apartamentos proyectados.

"Según datos oficiales del año 2011 al 2014, la GMVV había entregado 700 mil viviendas en todo el país, alrededor de 20 mil viviendas debieron ser construidas en Lara, pero hay mucha dispersión de la información gubernamental para verificar dónde están esas casas", comunicó.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias