Dos niños se salvan de morir quemados al refugiarse en un baño

José Gregorio Hernández | La Prensa Táchira.- Dos hermanos, de 7 y 10 años de edad, nunca pensaron que el baño sería la salvación de ambos, tras un voraz incendio que se inició en su humilde vivienda el pasado fin de semana. Esto ocurrió en la calle 1 del sector Ezequiel Zamora de San Antonio del Táchira y donde un adolescente  murió a causa de las heridas que el fuego causó en su humanidad. 

Según el reporte del Cuerpo de los Bomberos de San Antonio, los dos pequeños presentan algunas quemaduras pero sobre todo afectación en las vías respiratorias por la inhalación de humo, ya que durante varios minutos permanecieron encerrados en el baño de una de las dos habitaciones, lugar donde buscaron protegerse luego que el fuego se extendiera prácticamente por toda la casa.

Al momento de producirse el incendio, los dos niños se encontraban en la habitación viendo televisión con la puerta cerrada, mientras que su hermano de 15 años estaba en otra habitación aledaña. Según testimonio de vecinos que acudieron a brindar auxilio a la familia víctima de la tragedia, al desatarse el incendio en lo que sería la sala-corredor de la vivienda, el adolescente sale del cuarto y es alcanzado por las llamas que le produjeron quemaduras de tercer grado en 80 por ciento del cuerpo. 

Inicialmente, los tres hermanos fueron trasladados en unidades del Cuerpo de Bomberos hasta el hospital Dr. Samuel Darío Maldonado, de San Antonio, donde recibieron atención médica pero de inmediato fueron referidos al hospital de Cúcuta, por el estado de gravedad que presentaban.

 Rompieron las paredes para sacar a los dos niños 

 De acuerdo con las averiguaciones adelantadas por personal del Cuerpo de Bomberos y versión de personas que brindaron auxilio, al desatarse el incendio en la casa los dos niños pequeños no pueden salir de la habitación y se refugian en la baño de la misma, abriendo la regadera incluso para tratar de protegerse de las llamas.

Sin embargo, el avance de las llamas fue tan rápido que no dio oportunidad ni a los padres ni a los vecinos que acudieron a prestar auxilio, de sacar a los menores por la puerta de la habitación, sino que tuvieron que hacer un agujero con porras y herramientas por la pared posterior de la casa para salvarles la vida. Las personas rompieron la pared del baño, la cual colinda con una casa vecina y por un agujero los sacaron.

La familia vivió momentos de terror porque en cuestión de instantes, toda la casa fue arropada por el fuego. Además de los tres menores, en la vivienda se encontraban William Castro, padre y Liliana Garzón, madre, quienes también resultaron con quemaduras y afectación.

Las dos habitaciones, la sala-corredor, y parte de la cocina fueron consumidas por el fuego, al igual que los muebles y camas. La casa tiene paredes de bloque, techo con láminas de zinc y acerolit. 

Investigan las causas del siniestro

Personal del Cuerpo de Bomberos y demás entes correspondientes adelantan las averiguaciones correspondientes para determinar las causas que originaron el incendio, aunque se presume que fue a causa de un cortocircuito en una línea de electricidad que pasaba por la sala de la habitación. Al hacer corto, la línea se reventó y cayó al piso, rosando el tanque de gasolina de una motocicleta.

El tanque de gasolina estaba en el piso pero contenía combustible, porque el padre de los menores a parecer estaba efectuando reparaciones a la motocicleta. En el lugar también había un equipo de soldadura, un compresor y un equipo de sonido, los cuales fueron consumidos por el fuego junto con los demás objetos que había en el inmueble.

Tanto el padre de los niños como los vecinos que acudieron ante la emergencia, trataron de controlar el incendio lanzando agua y arena, pero no lograron el objetivo porque prácticamente todo el inmueble fue destruido. Incluso hubo afectación en una vivienda vecina, cuyos tanques plásticos fueron derretidos por las llamas, las cuales alcanzaron una altura considerable.

Una vez que llegó el Cuerpo de Bomberos con la unidad de combate contra incendios y otro camión cisterna particular que apoyó las labores, se logró controlar el fuego. Lamentablemente el adolescente, quien estudiaba secundaria en un colegio colombiano, falleció el domingo en la noche a causa de las quemaduras. Hasta el lunes al medio día, los padres no habían logrado traer el cuerpo. Los dos hermanos menores seguían hospitalizados en Cúcuta.  

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Ver más:
Otras Noticias
Frontera

Detenidos dos GNB con armas en la trocha Los Mangos

| comentarios