Aquí la gente se cuida

José Belandria

Vendedor La Ermita

La gente solo gasta en lo mínimo y ya vienen menos personas

Carolina Gómez

Vendedora La Ermita

Hay que pedirle a Dios que nos ayude

Lili Angarita

Vendedora La Ermita

Aquí la gente llega con más cuidado usando el tapabocas

Luis Aparicio

Vendedor La Ermita

En este mercado es más barato y la gente se cuida más

Dalia Márquez

Compradora de La Ermita

Mercados Informales: caldo de cultivo para el COVID-19

José Manuel Chacón | La Prensa del Táchira.- La anarquía se ha apoderado de los negocios informales a las afueras del mercado los pequeños comerciantes en San Cristóbal, formando un caos peatonal y vehicular sin igual, además de no aplicar las medidas de bioseguridad en su totalidad.

Los comerciantes de la zona ven con preocupación el incremento desmedido de puestos o tarantines, los cuales llegan a poseer mayor inventario de mercancía que los negocios conformados de manera legal.

Varios comerciantes manifestaron vender por momentos a precios de costo, además hablan sin decir sus nombres para evitar cualquier contratiempo, por lo que prefieren mantener sus identidades en resguardo.

"En ocasiones nos hemos visto en la obligación de llamar a las autoridades para pedirles retiren los puestos que colocan frente a nuestros locales, finalmente debemos negociar con ellos para que dejen la entrada libre", apuntó un comerciante.

Los protocolos de bioseguridad se cumplen de manera estricta en los comercios formales, caso contrario ocurre en la calle, sin alcohol y sin tapabocas, con relajamiento total, van y vienen compradores y vendedores, lo que podría generar un foco de contagio no intencional en este lugar.

Uno de los comerciantes dijo que ante el decreto de la alcaldía las autoridades han hecho caso omiso, sin embargo, aspiran se comience aplicar las medidas por el bienestar de toda la población.

Otros problemas

Al finalizar una de las calles de este complejo comercial, rondan personajes que con sus lustres palabras y señalamientos invitan a la drogadicción, prostitución, corrupción que puedan tomar que no les corresponde, señaló uno de los comerciantes, preocupados ante la situación que se presenta cada día.

La Ermita cumple a medias

En los alrededores del mercado la Ermita, la situación cambia, allí los dejan laborar desde el jueves y hasta el domingo, la mayoría de sus vendedores y clientes mantienen el uso del tapabocas de manera continua, sin embargo, la aplicación de alcohol es prácticamente nula.

José Belandria es vendedor afuera del mercado La Ermita, dijo que cada semana es diferente "Usamos el tapaboca todo el día por seguridad de todos, la mercancía que traemos es buena y ofrecemos buenos precios, aquí la gente se cuida", apuntó. 

Para Carolina Gómez es importante mantener las medidas mínimas todos los días "Trabajamos fuerte, las ventas están muy flojas desde hace unas cuatro semanas, la situación económica está fuerte, la gente solo gasta en lo mínimo y ya vienen menos personas, todas se acercan con tapabocas", expresó la vendedora.

Lili Angarita, mencionó que hacen fuerza sin parar para conllevar la situación "Hay que pedirle a Dios que nos ayude, a diario nos afecta la economía y la pandemia, debemos abocarnos a Dios todos los días y seguir cuidándonos como lo hacemos", detalló.

Dalia Márquez es compradora regular en este sitio, destacó este lugar es un poco más tranquilo "En este mercado es más barato y la gente se cuida más, aquí todos están con tapabocas, en el terminal es más agitado y casi nadie se coloca el tapabocas", expresó.

Para el vendedor Luis Aparicio, es necesario ayudarse entre todos, sí alguien no carga el tapabocas se le dice con respeto lo utilice "Aquí la gente llega con más cuidado usando el tapabocas, pero casi no le alcanza la plata, buscamos cuidarnos todos el día y ofrecer buenas ofertas y buenos productos, el tema está fuerte en lo económico y con la pandemia", puntualizó.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias