VELÁSQUEZ: EL PUEBLO DEBE PARÁRSELE DE FRENTE AL RÉGIMEN

Ana Uzcátegui | LA PRENSA Del TÁCHIRA.- "El hecho de que Nicolás Maduro no haya sido desalojado del poder todavía no es solo atribuible a las maniobras o al juego político que el régimen realiza, se debe también a los errores cometidos por la propia oposición y a la falta de consistencia y firmeza en las estrategias. Un ejemplo es lo que está pasando en la actualidad. Por un lado Juan Guaidó plantea un Acuerdo de Salvación Nacional y por otro los mismos factores democráticos que, supuestamente, deben acompañarlo están distraídos en las elecciones regionales. Eso debilita cualquier estrategia". Así lo considera Andrés Velásquez, miembro de la Dirección Nacional de La Causa R.

Sostiene que si una negociación con el Gobierno no se concreta para destrancar el juego político, el país debe alzar su voz en una rebelión popular. "Debe haber una presión interna. Este pueblo ha dado muestras que estando las aguas calmadas y aún con el control social que impone el régimen, de repente estalla", expresó.

¿Es viable una negociación entre Gobierno y oposición con las condiciones que ha impuesto Maduro: Reconocimiento de su gobierno, desbloqueo de activos, cese de las sanciones y hacer públicos los diálogos?

Un diálogo con el régimen le genera dudas a la gente por las experiencias del pasado, y cuando Maduro plantea que se realice ante cámaras de televisión lo que está diciendo es que no quiere en absoluto ningún tipo de negociación y yo creo que esa es la realidad a la que tenemos que atenernos. Maduro representa no a una dictadura cualquiera, él es peor que Augusto Pinochet, porque los dictadores como lo hemos visto en la historia, entran en algún tipo de negociación y hacen aperturas, aquí no, aquí está planteado un régimen a perpetuidad.

¿Entonces por qué insisten en la salida negociada?

Porque el hecho de que nos gobierne una tiranía no es un factor que impida hacer el planteamiento de negociar. Todo lo que haya que hacerse, lo haremos tomando en cuenta el contexto del país, donde hay una población que muere de hambre porque no hay suficientes ingresos.

Hay analistas que dicen que Juan Guaidó no tiene la suficiente fuerza para obligar a Maduro a someterse a unas presidenciales. Sin eso ¿es posible tener éxito?

Creo que si ya Maduro planteó sus cartas, bueno si quiere negociar habría que decirle: ¿a cambio de qué pides que te levanten las sanciones o te desbloqueen los activos?, y por eso la participación internacional en esta oportunidad, que es la nota diferente en comparación con anteriores conversaciones. Las sanciones no las establece ni Guaidó ni la oposición, fueron aprobadas por la comunidad internacional como elemento de presión para que Maduro abra la compuerta democrática y respete los derechos humanos.

¿Qué condiciones deben prevalecer para que el Acuerdo de Salvación Nacional que plantea Juan Guaidó no se convierta en frustración?

Hay tres bandejas de negociación: El tema de la crisis humanitaria, el tema político con el cronograma electoral para elecciones presidenciales y el tema de la justicia, tienen que darle libertad a todos los presos políticos. Y todo esto es aparte del curso que siguen las denuncias por delitos de lesa humanidad ante la Corte Penal Internacional, porque esos crímenes no se negocian.

¿Qué le hace pensar a la oposición democrática que en esta ocasión Maduro no busque ganar tiempo como en el pasado?

No vamos a presentarnos como unos incautos o ilusos creyendo que Maduro va a dar su brazo a torcer. Él utiliza los diálogos para ganar tiempo. Creo que la estrategia, si es que esta negociación se concreta, tiene que ser una discusión y acuerdo rápido, porque Maduro no puede pretender que se celebren elecciones regionales con la oposición sentada en una mesa negociando con él.

Usted habla de soluciones rápidas, pero ¿no cree que negociar la realización de presidenciales es un camino largo de transitar en Venezuela?

Quizás pueda tardar unos meses más, pero el planteamiento de resolver esta tiranía por la vida de un cronograma electoral que incluya presidenciales es la razón por la que la comunidad internacional nos acompaña, porque es irrefutable. Ahora, una cosa es que uno hace el planteamiento y otra que el régimen lo acate, y eso nos impondrá entonces el resto de mecanismos que la comunidad internacional y que la propia población venezolana tendrá que asumir. Yo creo que en las chiquiticas este pueblo tiene que entender que debe movilizarse, que debe ponerse de pie y parársele de frente a este régimen para generar más presión.

¿Cómo percibe a la sociedad, hay un hartazgo político?

Yo creo que hay mucha falta de credibilidad en la oposición. Al régimen no le creen, por supuesto. El pueblo venezolano está convencido de que la solución en el país tiene que darse por la vía de un cambio político, todas las consultas de opinión que se hacen concluyen que entre 80 y 90 % de la población rechaza a este régimen y quiere un cambio político, pero cuando los dirigentes de La Causa R hemos hecho recorridos por el país hemos constatado de parte de la población que hay una falta de confianza, falta de credibilidad porque han sido demasiado los errores de la oposición.

¿En qué han consistido esos errores?

Creo que el hecho de que Maduro no haya sido desalojado del poder todavía no es sólo atribuible a las maniobras o al juego político, o a la estrategia que ellos han planteado, se debe también a los errores cometidos por la propia oposición y a la falta de consistencia y firmeza en la estrategia que se plantea para salir del régimen. Como lo vemos en la actualidad, por un lado Juan Guaidó planteando el Acuerdo de Salvación Nacional y por otro lado los mismos partidos que, supuestamente, deben apoyar o acompañar a Guaidó en esto, están distraídos en elecciones regionales, entonces eso debilita la estrategia que tiene planteada el presidente Guaidó. Pareciera que no se percatan de eso, por eso digo que esas son las razones que a la gente le hacen perder credibilidad.

La Causa R se ha desmarcado de Américo De Grazia, quien aspira a ser gobernador del estado Bolívar. ¿Sigue siendo De Grazia parte de la Causa R?, ¿por qué no fue anunciada su expulsión?, ¿Hay divisiones internas en el partido?

Ninguna división. Cualquier compañero que asuma una posición distinta a la posición política decidida de manera colectiva en el partido, está al margen de él, sencillamente. La Causa R no tiene tribunales disciplinarios ni cosas por el estilo, tenemos una máxima que se pertenece a ella mientras compartes su política. Si está fuera de su política aprobada en sus instancias de dirección, bueno sencillamente no está en el partido.

Américo De Grazia se ha reunido con Bernabé Gutiérrez, ha dicho que han estado en conversación con dirigentes de la plataforma unitaria para que sean candidatos a las elecciones. ¿se avecinan más fracturas dentro de la oposición que lidera Guaidó?

Sí, porque eso refiere a las incoherencias de la cual he hablado. Pero esos partidos tendrán que explicarlo. La Causa R mediante comunicados oficiales ha explicado su posición política, sin referirse a nadie, sino la posición política que nosotros asumimos en relación a esas elecciones regionales, las demás organizaciones políticas tendrán que hacer lo propio.

¿Cuál es su opinión sobre el referendo revocatorio contra Nicolás Maduro que han solicitado 21 ciudadanos en el país?

Yo prefiero pasar un puente y luego ver qué camino me queda por delante, por eso no me quiero involucrar ni darle aliento a referendo revocatorio o a constituyentes como algunos plantean también por allí, porque yo digo que cada planteamiento tiene un espacio y tiene un tiempo, y yo creo que ahorita tenemos que agotar este tema de la negociación, del Acuerdo Integral de Salvación Nacional, ver qué va a pasar y en consecuencia entonces actuar

"El régimen ha cedido los estados fronterizos a grupos criminales"

El dirigente Andrés Velásquez, quien en el 2017 denunció fraude electoral en las elecciones a regionales que le dieron un reñido margen de votos para el cargo de gobernador de Bolívar, sostiene que así como en Apure una disidencia de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), liderada por Gentil Duarte tiene control del territorio, asesinando a 16 militares venezolanos, secuestrando a ocho militares, desapareciendo a tres, y amenazando a los habitantes para que abandonen la zona, la situación en el Arco Minero del Orinoco es igual de violenta.

"Conozco como la palma de mi mano del tema minero en Guayana, el Arco Minero de la muerte, donde tiene presencia el Cartel de Sinaloa, tiene presencia las FARC, disidencias de las FARC, tiene presencia el Ejército de Liberación Nacional (ELN), tienen presencia los pranes criminales con sus bandas, tiene presencia las mafias militares que también tienen áreas mineras y que otros se los frentean. Todo eso fue también cedido a bandas criminales, que hoy por hoy el pueblo venezolano y la comunidad internacional y todo el mundo está exigiendo explicaciones de por qué el Estado venezolano no tiene presencia allí", alegó.

¿Cuál es su análisis sobre posiciones que han asumido políticos, como María Corina Machado o Antonio Ledezma, que han sido radicales y críticos contra las acciones del gobierno encargado?

Yo creo que esas son respuestas que deben dar ellos. Yo prefiero no ahondar en detalles relacionados con otras organizaciones o líderes políticos, con ellos yo tengo algunas coincidencias y diferencias.

Hay un CNE con dos rectores opositores que han hablado de modificar el reglamento para permitir observación electoral, como la ONU o la Unión Europea en las megaelecciones. ¿Esto acaso no es una garantía de peso para volver a confiar en unas elecciones?

Ese CNE no está constituido como debe ser, como lo establece la Constitución. Ese es un CNE de Nicolás Maduro. Allí hay cinco integrantes de Nicolás Maduro, que se negoció previamente con algunos sectores que nada tuvo que ver la normativa para constituir el CNE y escoger esos rectores, sino que bueno eso fue lo que el régimen puede tolerar, y por eso digo que como quiera que los rectores no son sencillamente los que toman decisiones, sino que también hay otras instancias que son las que definen y llevan la dirección de los procesos electorales, bueno todo eso está bajo total y absoluto control del PSUV, y los que dicen estar allí representando a la oposición, lo digo con realidad, están haciendo el papel de comodines.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias