Tratamiento anticovid debe ser costeado por familiares

José Manuel Chacón | La Prensa del Táchira.- Ante el desmedido aumento de pacientes hospitalizados por dar positivos al COVID-19, los centros de salud del Seguro Social y Hospital Central en San Cristóbal, se han visto mermados en su capacidad de atención en la disponibilidad de camas y en la aplicación de medicamentos para los internados.

Así lo informó Rafael Medina, director del Hospital Dr. Patrocinio Peñuela Ruiz, indicando este punto centinela ha llegado a su capacidad máxima de 27 camas, de las cuales seis corresponden a UCI.

"La indisciplina es lo que está provocando el aumento de los casos COVID-19, sobre todo la actitud de los jóvenes que están saliendo a fiestas y a jugar, dejando a un lado los cuidados y las medidas de bioseguridad, llegan a sus casas y al ser asintomáticos contagian a sus familiares", detalló el galeno.

El director del Seguro Social añadió se está dando el antibiótico a los pacientes, sin embargo, la ascendencia de la curva ha ocasionado no contar con todos los medicamentos necesarios, ya que existe un margen diferencial al momento de la elevación abrupta de los contagios.

"Realizamos enlaces con la misión médica cubana y fundaciones para apoyar a los familiares con las medicinas, aun así, los más allegados deben completar el tratamiento para la recuperación plena de la persona contagiada; cuando tenemos todos los medicamentos se los damos, pero estas semanas los casos han crecido demasiado", agregó Medina en torno a los tratamientos anti COVID-19.

En tanto, en el Hospital Universitario Dr. José María Vargas, mejor conocido como Hospital Central de San Cristóbal, son 64 pacientes los recluidos por COVID-19, tres de ellos en UCI, lo que podría generar un colapso total del primer centro asistencial de continuar el ritmo acelerado de contagios, según lo informaron de manera extraoficial en la carpa de atención de triaje de este centro de salud.

Solo el fin de semana fueron ingresados al menos 12 personas al área de hospitalización, la mayoría de estas superan los 50 años de edad.

Familiares de los ingresados al área COVID-19 del Central, quienes prefirieron mantener su identidad en resguardo, manifestaron solo se está aplicando el antibiótico, por lo que deben costear el resto del tratamiento de sus bolsillos, rogando a Dios llegué una mano amiga que les ayude, ya que el costo es elevado.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias