"Aquí a veces viene un señor y limpia solo con una escoba, y como puede limpia la plaza, pero lo hace cuando puede"

Belisario Ramírez

Consultado

"Cuadrillas de Corpo Andes y la Alcaldía, han ido a inspeccionar pero en el aire quedan los proyectos que traen para ejecutar en la plaza"

Kelly Castro

Consultada

"Las cuadrillas no vienen constantemente, el pasto crece rápido y la fuente siempre necesita limpieza"

Zulay molina

Consultada

"A veces viene un señor y limpia, pero ninguna autoridad pasa por aquí"

María Acevedo

Consultada

Sin alumbrado y abandonadas Plazas Sucre y Miranda 

Holiancar Contreras | La Prensa del Táchira. -Las reconocidas plazas Miranda y Sucre en San Cristóbal, han quedado en el olvido ante las autoridades competentes. Hace más de un quinquenio que estos espacios públicos no reciben un "cariñito", quedando sin alumbrado, pintura ni seguridad. 

Belisario Ramírez, es zapatero en la Plaza Miranda desde hace década y media. Asegura que desde hace más de cinco años, ninguna autoridad concreta proyectos de recuperación de la infraestructura de la plaza, pues solo van a verificar las condiciones del espacio, sin garantizar cuando pintarán o arreglarán las instalaciones, "aquí a veces viene un señor y limpia solo con una escoba, y como puede limpia la plaza, pero lo hace cuando puede". Belisario exigió a la Alcaldía, que envíe una cuadrilla a la plaza, para que procuren mantener limpios los espacios. 

Por otro lado, Kelly Castro trabaja en una venta de periódicos dentro de la plaza, y considera que este espacio está en "total abandono", a su vez manifiesta que como comerciante también le ha tocado contribuir con la limpieza de estos espacios, y sacar las bolsas de basura que dejan en las noches. Castro también contó que cuadrillas de CorpoAndes y la Alcaldía, han ido a inspeccionar pero "en el aire" quedan los proyectos que traen para ejecutar en la plaza. 

Los comerciantes que se encuentran en los alrededores de la plaza, manifiestan que entre todos tomaron la iniciativa de recoger la basura, y dejarla en una esquina cercana, de modo que cuando pasa el aseo, que es muy esporádico,  pueda recoger los desechos. 

María Acevedo, es vendedora de morcillas en la Plaza Miranda, y cuenta que "a veces viene un señor y limpia, pero ninguna autoridad pasa por aquí". Acevedo como vendedora de comida tiene que lidiar con los olores a basura, y como la mayoría de los comerciantes debe también limpiar su pequeño espacio para no causar mala impresión a sus clientes.  

Cuando llaman

Asimismo, la plaza Sucre, la cual se encuentra situada al frente del Consejo Legislativo del estado Táchira, en pleno casco central de San Cristóbal, en cierta parte sufre del abandono de las autoridades, pues solo cuando la  directiva  del CLET toma la iniciativa de solicitar que sea podado y recogido el pasto de la plaza, es cuando se le presta atención, de acuerdo a lo dicho por comerciantes que hacen vida en la periferia.  

Zulay Molina considera que la plaza es su jardín, ya que tiene muchos años con un puesto de arreglo de zapatos junto a su esposo, y le tienen aprecio a su lugar de trabajo. "Las cuadrillas no vienen constantemente, el pasto crece rápido y la fuente siempre necesita limpieza" expresó. 

Basurero

Los habitantes de zonas adyacentes a la plaza han convertido este lugar en un nuevo basurero, la ausencia del camión de aseo urbano por estos sectores, ha acarreado que los vecinos decidan echar los desechos en la plaza.

A su vez, solo un poste en una esquina es el que está funcionado, lo que es insuficiente el alumbrado para toda la glorieta, y se presta para que nadie logre ver cuando echan la basura allí, además de que los delincuentes se aprovechan de la oscuridad y hacen de las suyas. 

Nuevo Hogar 

Estos lugares, a pesar de sufrir el olvido de las autoridades, se han convertido en el nuevo hogar de los indigentes de la zona, quienes al no tener un sitio  seguro donde pasar la noche y descansar, han tenido que recurrir a los espacios públicos y convertirlos en su nueva casa. 

Ante esto los comerciantes manifiestan que ninguno de los habitantes de la calle suele meterse con ellos, ni han faltado el respeto, solo están allí sin ninguna ayuda o beneficio. En algunas oportunidades organismos policiales los han sacado de las instalaciones, pero a los pocos días regresan. 

Estos espacios públicos ameritan pronta atención y solución por parte de las autoridades, pues la desidia y el abandono se ha convertido  en una característica más de estas plazas, afeando la ciudad capital tachirense.  

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias