EE.UU. rastrea barcos iraníes que navegarían a Venezuela

Agencia | La Prensa del Táchira.- Las agencias de inteligencia estadounidenses en conjunto con el Pentágono están siguiendo de cerca dos barcos de Irán que, según Teherán, tienen destino en Venezuela.

En las instituciones norteamericanas, funcionarios dijeron que en este momento el movimiento de los barcos no es una preocupación, pero están siendo monitoreados y la comunidad de inteligencia está trabajando para evaluar cuáles son las intenciones de Irán. Los dos países, ambos sujetos a duras sanciones estadounidenses, son aliados y socios comerciales que se han ayudado mutuamente a resistir las medidas estadounidenses.

Si bien aún no está claro si los barcos llevan armas, según varios funcionarios estadounidenses, las imágenes satelitales revelan que uno de ellos lleva el tipo de botes pequeños de ataque rápido que Irán ha utilizado para acosar a los barcos navales estadounidenses en el Golfo Pérsico. Y si los barcos iraníes obtienen la capacidad de acceder al Atlántico, los analistas dicen que sería un importante paso adelante para la armada del país, que lo ha intentado y no ha podido hacerlo en el pasado.

Los funcionarios dijeron que Estados Unidos ha estado monitoreando los barcos durante aproximadamente dos semanas. Los barcos han estado frente a la costa este de África durante los últimos días. Si bien inicialmente se esperaba que rodearan el Cabo de Buena Esperanza en el extremo sur del continente entre el 9 y el 11 de junio, los expertos que siguen su movimiento dicen que ahora no se espera que lleguen hasta julio.

El barco iraní Makran se ve en esta imagen de satélite de Maxar Technologies de finales de abril atracado en el puerto iraní de Bandar Abbas. El barco parece estar cargado con siete pequeños botes de ataque rápido en su cubierta.

El portavoz del Pentágono, John Kirby, hablando en general sobre la posibilidad de cualquier envío de armas iraníes al hemisferio occidental, dijo que sería un «acto de provocación» y una amenaza para los aliados de Estados Unidos.

«Si bien el Departamento de Defensa no comentará sobre asuntos de inteligencia, nos gustaría señalar que la entrega de tales armas sería un acto de provocación y una amenaza para nuestros socios en este hemisferio. Como tal, nos reservamos el derecho de tomar las medidas apropiadas — en acuerdo con nuestros socios- para disuadir la entrega o el tránsito de tales armas», dijo Kirby

El miércoles, la agencia de noticias semioficial Mehr informó que el subjefe de la comisión de seguridad nacional y política exterior del Parlamento de Irán había dicho que «la amenaza a los buques iraníes es una violación del derecho internacional, y si continúa de esta manera, la Marina de Estados Unidos ciertamente estará en peligro y podemos amenazar a los barcos estadounidenses en las aguas de la región».

Uno de los barcos iraníes, una base flotante llamada Makran, fue visto a finales de abril en imágenes satelitales de Maxar Technologies en el puerto de Bandar Abbas con siete pequeños barcos de ataque rápido en su cubierta. Una fragata más pequeña acompaña al Makran. Político fue el primero en informar sobre la inquietud de Estados Unidos por los barcos.

La preocupación de Estados Unidos es si los iraníes transfieren los barcos de ataque a Venezuela. Estas embarcaciones rápidas y ágiles a menudo son utilizadas por el Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica de Irán en el Golfo Pérsico para invadir barcos comerciales o militares, incluidos los barcos de la Armada y la Guardia Costera de EE. UU. que operan allí. Pueden equiparse con una variedad de armas que van desde armas pequeñas, misiles anti buque y torpedos.

Los funcionarios enfatizan que no están seguros de si hay armas a bordo de cualquiera de los barcos iraníes. «La preocupación sería que se tratara de barcos de ataque con misiles», dijo un funcionario de defensa. «Ese tipo de arma es algo que no queremos cerca de nuestras costas».

Los barcos navegaban de manera confusa

Existe cierta incertidumbre sobre el rumbo de los barcos. Un funcionario estadounidense le dijo a CNN que en los últimos días han navegado de una manera confusa que hace que los observadores se pregunten si seguirán rumbo al Atlántico.

Mientras Estados Unidos intenta medir las intenciones de Irán, dos fuentes dicen que una teoría es que Irán está tratando de promocionar su capacidad para operar en el Atlántico: una declaración de «oye, estamos aquí y presentes». Ambos funcionarios enfatizaron que el buque de guerra y la fragata que los acompaña no son una gran preocupación por ahora y hay esperanzas de que Irán encuentre una manera de salvar la cara y enviarlos a casa.

«Esta no es una Marina diseñada para operaciones en aguas azules», dijo uno de los oficiales de defensa. El ejército de Estados Unidos generalmente se refiere a las armadas de «agua azul» como aquellas que pueden operar fácilmente en mar abierto a grandes distancias de sus países de origen y apoyar operaciones durante períodos prolongados.

El barco iraní Makran se ve en esta imagen satelital de Maxar Technologies de principios de mayo en el Golfo Pérsico alrededor de la isla Larak. El barco parece estar cargado con siete pequeños botes de ataque rápido en su cubierta.

Por ahora, los funcionarios estadounidenses están observando si algún puerto permite la entrada de los barcos para combustible y reabastecimiento antes de que intenten cruzar el Atlántico. Estados Unidos cree que podrían tener problemas para realizar un viaje tan largo.

El posible viaje a las aguas del Océano Atlántico representaría un paso adelante para la Armada de Irán, dijo Behnam Ben Taleblu, que supervisa al ejército iraní para el grupo de expertos de la Fundación para la Defensa de las Democracias. Taleblu y otros están observando al Makran de cerca debido a la promesa que hizo Irán en 2016 de desarrollar la capacidad naval en el Océano Atlántico. Un intento de navegar con barcos alrededor de África ese mismo año terminó en fracaso, dijo Taleblu, cuando los barcos tuvieron que hacer una parada de emergencia en Durban, Sudáfrica, interrumpiendo el esfuerzo.

«Si este viaje tiene éxito ... No significa que Irán tendrá una marina de agua azul de inmediato, pero podría representar una evolución significativa en la Armada convencional de Irán, que se ha atrofiado en comparación con el Cuerpo de la Guardia Revolucionaria de élite», dijo. Los funcionarios iraníes han promocionado el Makran como una base avanzada expedicionaria, una plataforma desde la que podrían lanzar aviones no tripulados suicidas, helicópteros, naves de ataque y similares, dijo Taleblu.

En una crítica apenas velada, Kirby culpó de las acciones de Irán a la administración Trump y su campaña de máxima presión de sanciones contra los funcionarios iraníes. En cambio, Kirby hizo hincapié en los esfuerzos diplomáticos, en coordinación con los aliados de Estados Unidos, para frenar las actividades nucleares de Irán.

«Esta es una situación que heredó la administración actual, y como muchas cosas con respecto a Irán — incluyendo su programa nuclear en rápida expansión sin los límites impuestos (por el acuerdo nuclear de Irán) - ahora estamos trabajando para prevenirla a través de la diplomacia y otros medios», dijo.

Con información de CNN en Español.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias