Artesanos de Lomas Bajas piden reactivación de ruta artesanal

José Gregorio Hernández | La Prensa Táchira.- Habitantes de los caseríos Lomas Bajas, La Ovejera, Alto Viento y Hato de La Virgen, de la parroquia General Cipriano Castro, municipio Capacho Viejo, reclaman apoyo de los diferentes niveles de gobierno, a fin de lograr la reactivación de esta ruta turística y artesanal que actualmente se encuentra bastante deprimida ante la grave crisis económica del país y de pandemia. 

Esta área rural es conocida a nivel regional y nacional por la producción de artesanía de barro, cultivos de piña, hortalizas y en las últimas dos décadas también empezó a ser visitada por turistas que se vieron atraídos por la réplica de la Casa Natal del General Cipriano Castro, ubicado en el sector Alto Viento, donde reposan algunos objetos que pertenecieron al ilustre capachense, líder de la Revolución Liberal Restauradora. 

Sin embargo, este espacio turístico dependiente del Gobierno Regional fue abandonado hace unos cinco años y con ello se alejaron los visitantes, que además recorrían las ventas de artesanía de barro, compraban piezas y daban vida comercial a este corredor turístico del estado Táchira. Los problemas económicos que vive el país han mermado sin duda alguna la comercialización de artesanías en Lomas Bajas y comunidades aledañas, cuyas familias durante generaciones han vivido de la fabricación y venta de estos objetos.

Algunas refacciones en la Casa Natal

Tras permanecer algunos años absorbida por la maleza y el abandono, la Casa Museo del General Cipriano Castro en el sector de Alto Viento, está siendo objeto de algunas refacciones, por parte de cuadrillas de trabajadores de Corpoandes, a propósito de celebrarse el 23 de mayo, el 122 aniversario de la Campaña Liberal Restauradora. 

Los trabajos ejecutados han consistido en el despeje de la maleza en los alrededores de la edificación, limpieza, pintura y probablemente algunas reparaciones menores. Aunque el inmueble está bajo la administración de la Gobernación del estado, a través de la Dirección de Cultura, es Coorpoandes el organismo que ejecuta las mejoras.

En los salones de la Casa Museo reposan objetivos que pertenecieron al General Cipriano Castro, como algunas prendas de vestir, el sable de gala, un machete, una pistola, fotografías, cartas, entre otros elementos. También hay otros objetos antiguos que aunque no pertenecieron al General Cipriano Castro, se conservan y son de interés del visitante.

"Debe mantenerse abierta"

José Ernesto González, habitante del sector Alto Viento, donde se encuentra el inmueble, manifestó la necesidad de que la Casa Natal del General Cipriano Castro sea recuperada y se mantenga abierta al menos los fines de semana, para volver a motivar la venida de turistas, como ocurría hace alrededor de cinco años.

La Casa Museo tiene alrededor de 20 años de haber sido construida y hasta hace unos cinco años fue de gran interés turístico, recuerda el lugareño. "La gente venía a conocer y se entretenía. Eso empezó a entusiasmar a la comunidad de aquí a sacar ventas de comida y bebidas, y hasta caballos ya había para que los visitantes pasearan. Estaba tomando fuerza la actividad turística, pero poco a poco se fue acabando todo eso y la Casa casi no se abría. Desde hace unos años se ha mantenido cerrada y abandonada, hasta hace pocos días que la abrieron para limpiar", señaló.

Otros vecinos pidieron a la Gobernación, concretamente a la Dirección de Cultura, y también a los entes del Gobierno Nacional y municipal encargados del área de turismo, que se preocupen por mantener activos estos espacios y que establezcan acciones para promoverlos, como destinos turísticos, ya que alrededor de ello origina una actividad económica que redunda en beneficio de todos.

Incentivar la ruta de la artesanía

Los habitantes de La Ovejera, Las Juárez, Lomas Bajas, Alto Viento también pidieron a los gobiernos municipal, regional y nacional apoyo para incentivar nuevamente la ruta de la artesanía o cerámica de barro, ya que ésta es una zona conocida nacional e internacionalmente por la fabricación de materos, pocillos, tazas, mondongueras, alcancías y otros objetos de barro.

La fabricación y comercialización de este tipo de artesanía se ha visto disminuida por la situación económica del país, afectando a gran cantidad de familias de esta zona, puesto que prácticamente en todas las casas de Lomas Bajas y La Ovejera la gente se dedicaba a la artesanía, comentó Coromoto Becerra, comerciante del ramo.

En la zona también había más de diez fábricas grandes y ante la poca demanda de las piezas de barro, la caída de las ventas, bajó la producción y ahora solo quedan abiertas menos de la mitad. Los fabricantes y comerciantes están observando una leve reactivación del comercio de cerámicas de barro. Por ello consideran necesario el apoyo gubernamental para incentivar nuevamente la producción, ya que tienen dificultades con la obtención de algunas materias primas elementales, como el combustible que requieren los hornos para el quemado de las piezas.    

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias