ABUSOS SEXUALES A MENORES SE INCREMENTARON EN PANDEMIA

Euseglimar González | LA PRENSA DEL TÁCHIRA.- El "monstruo" siempre ha estado cerca. Niños y adolescentes han crecido entre el dolor y el miedo, tras ser víctimas de abusos sexuales, flagelo que no discrimina raza ni condición social, pero que vuelve más vulnerable a los menores y que el último año, en confinamiento por la Covid-19, los números de casos alarman, según cifras que manejan organizaciones en defensa de los derechos de los Niños, Niñas y Adolescentes.

El año pasado, a inicios de la cuarentena radical, una jovencita fue víctima de violación por su vecino en Lara. El hombre vivía cerca de la casa de la víctima (se reserva zona residencial), un día la vio y la llamó, le preguntó qué edad tenía y la joven le comentó que faltaba solo dos meses para cumplir su mayoría de edad.

"Cuando cumplas 18 años te daré trabajo", le comentó esa vez a la jovencita.

Cuando estaba a punto de cumplir 18 años, el vecino le regaló 40 dólares y aunque la muchacha le dijo que no se lo aceptaría él la convenció para que los agarrara y cuando comenzara a trabajar con él se los iba a descontar.

Emilin Piña, abogada y especialista en Orientación Familiar, presume que la situación económica del país y no poder tener acceso a las cosas que una adolescente desea, quizás hizo que la joven aceptara el "préstamo".

Piña, quien atendió el caso de la menor, explicó que el hombre comenzó a llamar a la muchacha y le dijo que tenían que verse para explicarle como iban a trabajar, ella desconfió pero decidió ir hasta el sitio donde acordaron verse y estando allí la llevó a un terreno baldío, donde la sometió a las fuerzas y la abusó. Presuntamente le decía que de alguna manera debía pagar los $40.

"Por la conducta de este hombre, se nota que no es primera vez que lo hace, es un delincuente sexual que planifica el ataque. Primero indagó si era mayor de edad o no, esperó y planificó. Él la hace sentir responsable del dinero", sostuvo la abogado.

Desde junio de 2020, a solo un mes de iniciar el confinamiento, hasta la fecha se han registrado alrededor de 48 casos de abusos y violaciones sexuales en el estado Lara, según cifras de organizaciones en defensa de los derechos de niños y adolescentes, así como publicaciones de LA PRENSA.

En el primer trimestre del año 2021 en Lara se registraron al menos 20 casos, que representan el 80 por ciento de alza en los casos, en comparación al año pasado cuando se registraron solo cuatro, según las cifras que manejan las ONG'S en defensa de los derechos de los jóvenes y mujeres, pues en Venezuela no hay cifras oficiales.

Enero registró tres casos de presuntos abusos sexuales en niños y adolescentes, el primero fue una adolescente de 14 años que fue llevada hasta el Hospital Central de Barquisimeto para ser evaluada por médicos, mientras que los otros dos ocurrieron en manos de instructores que usaban el chantaje y la manipulación para que las víctimas no denunciaran.

Durante el primer mes del año dos hombres fueron detenidos, por estar vinculados a presuntos abusos sexuales contra adolescentes y jóvenes.

Jesús Ocanto (37), quien fue presentado por presunto abuso sexual y bautizado como el "Monstruo de Patarata" por el temor que causó a varias jovencitas, se valía de su condición de entrenador de voleibol de playa en el complejo Variquisimeto, para ganar su confianza y acosarlas con material de actos lascivos, según informó el jefe de Polilara.

LA PRENSA pudo conocer que al menos cinco personas denunciaron en contra de Ocanto, pero el jefe de Polilara en rueda de prensa informó que tenía alrededor de 30 víctimas.

Durante febrero llegaron seis casos de presunto abuso sexual en menores con edades de 1, 5, 7, 13, 14 y 15 años, esto según información de fuentes internas de las áreas asistenciales tanto el Hospital Pediátrico Agustín Zubillaga como el Hospital Central.

Mientras que en marzo han sido ingresados cuatro casos. La fuente detalló que apenas llegan los casos, de inmediato se comunican con el Cicpc y el Programa de Atención a Niños, Niñas y Adolescentes en Circunstancias Especialmente Difíciles (Panaced) para que entrevisten a las víctimas.

Andan "sueltos"

Los "depravados" andan sueltos. El papá, padrastro, tío, primo o vecino son algunos de los implicados en los abusos sexuales contra los menores, hechos que han ocurrido la mayoría de las veces en las viviendas de las víctimas.

Solo en enero la organización "Red de Derechos de los Niños, Niñas y Adolescentes" registró 88 casos a nivel nacional, mientras que en Lara en nueve meses han ocurrido alrededor de 45, de los cuales 25 de ellos han buscado ayuda psicológicas.

En la Asociación Larense de Planificación Familiar (Alaplaf) han atendido a más de 25 casos, todos son menores de edad, entre esos destacan que siete eran masculinos y 18 eran femeninas.

Inocencia robada

Según la organización Cecodap en defensa de los niños y adolescentes, el 3.8 por ciento de los 26 niños que murieron por suicidio entre 2019 y 2020 en Venezuela, sufrieron de abuso sexual. El caso más reciente fue el de una niña de 11 años, que se suicidó porque era abusada sexualmente por su padre.

El hecho se registró en el sector Ma' Vieja del municipio San Francisco, en el estado Zulia. La víctima fue hallada suspendida de una pared por sus familiares. Utilizó una cuerda de tela y la alcayata sirvió de soporte para acabar con su vida. Familiares detallaron que el padre de la pequeña en varias ocasiones se encerraba en su cuarto con ella, por lo que se le detuvo al ser el principal sospechoso.

Tras averiguaciones por parte del Cicpc se conoció que la niña murió por asfixia mecánica. Además, revelaron que la menor fue víctima de abuso sexual reciente. Javier Alexander García, de 45 años, padre de la pequeña, quedó detenido, en su celular se le encontró material con pornografía infantil, lo que permitió que confesara haber violado a su propia hija.

En alerta

Emilin Piña, abogado, alertó que los casos a nivel nacional vienen creciendo en los últimos años en Venezuela. Además detalló que dentro de las viviendas también hay violencia, pues hay padres que son abusadores y violadores de sus niñas y adolescentes.

"El testimonio de la joven que fue abusada sexualmente por su vecino, es una alerta para todos los padres, abuelas y tíos. Esto no es un hecho que ocurre a la mujer también ocurre con varones", comentó Piña.

Como orientadora familiar explicó que uno de los factores que llevan a los hombres a ser agresores sexuales, es por el inicio en la sexualidad que se da a través de la pornografía, debido que los niños y adolescentes tienen acceso a la Internet y es así como logran obtener los videos.

Destacó que en la pornografía comienzan a ver la conducta sexual de la mujer, que aparece en el video, que "disfruta desde el sufrimiento". Piña resaltó que es allí donde se le inculca que ser hombre es desde el sufrimiento y maltrato, una conducta machista y desviada.

Projumi registra 15 casos 

En un año, el Proyecto Juvenil Misionero (Projumi) ha registrado alrededor de 15 casos de abusos sexuales en niños y adolescentes, siendo una situación preocupante, sin embargo Gerardo Pastrán, coordinador general, destacó que ante esto deben ocuparse y prestar acompañamiento en las víctimas.

Pastrán indicó que en la mayoría de los casos que han atendido en Projumi el agresor está dentro de "su árbol genealógico" o personas allegadas a la familia.

También está el caso donde los niños y adolescentes son abusados por sus padrastros. "No basta con sacar a la persona, te vas y punto porque esta persona va a ser eso dentro y fuera del hogar", dice Pastrán, al mismo tiempo que pide a las víctimas que deben denunciar.

Explicó que en algunos de los hechos, las personas no denuncian por miedo a que los manden a la cárcel, debido a que se trata de una persona muy cercana a la víctima.

Pide a las personas que denuncien y vayan a un forense, quienes determinarán si la víctima fue abusada o hubo un intento.

Revisar currículo

Pastrán aconsejó a los padres que revisen los currículos de los instructores de actividades deportivas o culturales de sus hijos, pues en algunos casos hay abusos sexuales.

"Hay personas que no evalúan el currículo de las organizaciones donde van a inscribir a sus hijos y eso es peligroso", dijo.

Quieren tener abuso de poder

Los hombres que abusan sexualmente solo pretenden tener la sensación de abuso de poder por encima de la mujer. Además que los agresores pretenden drenas "cargas" cometiendo este delito, mientras que otros sufren de un trastorno neurológico.

Elba Orozco, psicólogo, explicó que las conductas agresivas de los abusadores se debe a un trastorno neurológico o que sufren de ira, situación que los lleva a presentar conductas inadecuadas. Además indicó que los agresores estudian la vulnerabilidad de las víctimas para atacarlas.

"El perfil de personas agresivas no tiene límites. Si están bajo los efectos de una droga, esto afecta los neurotransmisores y es cuando muchos cometen abusos sexualmente y roban", comentó la psicólogo.

Están cerca

"Muchas mujeres se imaginan que el agresor es una persona de mal carácter y con mucha fuerza, pero no, el depredador puede ser tu vecino, tu amigo y hasta tu tío. Hombres que quizás poco hablan o hasta se muestran serviciales con sus víctimas", dijo Orozco.

Especialistas señalan el caso de los dos femicidios en Acarigua, el presunto agresor es una persona mayor y pareciera que estuviese desnutrido, pero indican que son parte de los perfiles. 

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias
Nacionales

Protestan pacientes oncológicos en Caracas

| comentarios