Crisis económica y de servicios golpea el turismo en Peribeca

José Gregorio Hernández | La Prensa Táchira.- Los problemas económicos, de servicios básicos, vialidad, transporte e inseguridad, están golpeando fuertemente la actividad turística en el atractivo pueblo de Peribeca, donde cerca de 65 por ciento de los locales que atienden al visitante han cerrado sus puertas y los restantes trabajan a media máquina. 

La localidad pertenece a la parroquia Román Cárdenas del municipio Capacho Nuevo y se llega a ella a través del desvío conocido como "La Y" (en la autopista San Cristóbal-Táriba Copa de Oro), siguiendo la ruta hacia los Capachos y frontera colombo-venezolana. 

El pueblo tenía alrededor de 225 negocios abiertos y ahora podemos decir que está cerrado aproximadamente el 65 por ciento de los negocios, que vendrían siendo más de 140 locales. El 35 por ciento trabaja a media máquina, abren un día, otro no, dice Ildemaro Useche, presidente de la Junta Proturismo de Peribeca.

Durante cada fin de semana era común observar el pequeño pueblo de calles empedradas y casas antiguas, abarrotado de visitantes procedentes del interior del estado, del país e incluso del extranjero, sin embargo, ahora luce desolado como consecuencia de la crisis económica, la pandemia y la reducción de la actividad turística por los diferentes problemas que padecen, tanto los prestadores de servicios como la propia comunidad. 

Caos en servicios básicos 

Al colapso del puente de la entrada principal de Peribeca, se suman los problemas generados por los cortes eléctricos, que afectan de manera muy acentuada. De las 24 horas del día, el pueblo se queda entre 12 y 16 horas aproximadamente sin servicio eléctrico. Los cortes inciden sobre el servicio de internet, lo cual impide a los operadores utilizar la plataforma para los cobros por ventas y prestación de servicios.

La actividad comercial coexiste con las divisas que están en circulación, sin embargo, las limitantes que se presentan con servicios de internet y electricidad hacen muy difícil el trabajo de prestar el servicio turístico, dice Useche.

También incide en la prestación del servicio la escasez de materia prima, para garantizar al visitante la alimentación, bebidas típicas, dulces, souvenires, artesanías y todo lo demás que la gente del pueblo prepara para ofrecer al visitante.

La pintoresca población turística del Táchira está sin flota de transporte, ni para propios ni visitantes, ya que las líneas de transporte dejaron de cubrir esa ruta. Por su parte, la gente que tiene vehículo propio debe pasar horas y horas haciendo cola en las estaciones de servicio para abastecer gasolina.  

"Es una situación crítica la que vivimos los prestadores de servicios turísticos y que la denunciamos pero sencillamente se queda solo allí, porque los gobiernos nacional, regional y municipal, no hacen nada por resolver los problemas", sostiene el presidente de la Junta Proturismo.

Impacto en la población 

La disminución de la actividad turística-comercial en Peribeca ha afectado a prestadores de servicios pero sobre todo a la comunidad, que tenía en sus casas venta de comidas, bebidas, dulces, helados, artesanías, etc., y de ello dependía para la subsistencia familiar.  

Useche recuerda que cuando la comunidad decidió darle al pueblo la utilidad de un espacio para el turismo, al mismo tiempo decidió cambiar las salas de sus casas por centros de negocios. Sin embargo, en los últimos cinco años se ha producido un declive profundo y eso genera un desempleo generalizado, doméstico, porque la gente ha tenido que cerrar negocios. Debido a esa circunstancia algunas familias han tenido que emigrar, porque no pudieron soportar las crisis.

Peribeca, además, es un pueblo con gran cantidad de personas de la tercera edad, que para su sustento depende de la actividad del turismo, porque los adultos mayores, por su condición, ya no pueden buscar otra alternativa laboral. Utilizan el turismo como estrategia comercial para sobrevivir y en estos momentos se ven limitados para ejercer otra actividad laboral, porque son personas de la tercera edad, con problemas de hipertensión, diabetes y otras patologías de salud que les afectan.

"Bastante crítica la situación"

Blanca Pacheco es una señora de la tercera edad que toda su existencia la ha vivido en Peribeca. En su casa en el centro del pueblo tiene una heladería que atiende con su esposo. Sin guardarse nada, suelta que la "situación está bastante crítica porque es poco el turista que viene; yo tengo una heladería y también vendo fresas con crema, pero desde hace tiempo y ahora por la pandemia estamos bastante, bastante afectados. Este negocio es el sustento de todos y ahora tenemos una situación difícil; mi hijo nos ayuda con la medicina y con la alimentación, porque nosotros somos de la tercera edad y no tenemos sino la pura pensión, que no alcanza ni para comprar una paca de harina".

Narra que por si fuera poco, el hijo que los ayuda se quedó sin trabajo donde laboraba y ahora se dedica a hacer los helados de paleta que venden en la casa, pero la venta está muy mala. "La gente está sin plata, sin nada, la situación económica está muy fuerte y Peribeca se ha visto muy afectada".

Inseguridad aleja a los pocos turistas 

 Habitantes y prestadores de servicios dicen que la inseguridad también ha contribuido a alejar a los pocos turistas que llegan a Peribeca, ya que hay visitantes que han sido víctimas de robos por parte de delincuentes que frecuentan la localidad a bordo de motocicletas. 

La delincuencia también ha arremetido contra las familias de Peribeca, ingresando a las casas y cargando con cualquier cosa que tenga valor. Por momentos, la comunidad igualmente se ve afectada por problemas de contaminación sónica y el excesivo consumo de bebidas alcohólicas en la calle, por parte de ciertas personas.

José Ramiro Jaimes, habitante y prestador de servicio turístico en Peribeca, recuerda que hace algunos años hubo un Puesto de Policía en el centro del pueblo, con siete agentes, y otro en una comunidad aledaña, en El Topón, el cual brindaba apoyo a los policías de la población cuando la situación lo ameritaba. Sin embargo, cuando en la temporada de las guarimbas, en 2017, quemaron la sede la Policía de Capacho Nuevo, las autoridades policiales del momento ordenaron la retirada de los policías del puesto de Peribeca, que dependían de ese Comando, y desde entonces el pueblo están sin presencia policial.

No hay apoyo de ningún ente

Jaimes señala que a pesar de las peticiones y reclamos de la comunidad de Peribeca, "no ha habido apoyo de ningún tipo, ni de ningún ente, ni municipal, ni estadal, ni nacional. Pareciera que a nadie le importan los problemas de Peribeca, el más claro ejemplo lo tenemos con la caída del puente, que ya cumplió seis meses y nadie ha hecho nada", dijo el lugareño.

Rómel Vallén Prato, también prestador de deservicio al turista, manifestó que el pueblo no puede solucionar los problemas que corresponde atenderlos al Gobierno. "Nosotros podemos colaborar porque el bien es para todos, pero necesitamos el apoyo gubernamental.

Al igual que los demás prestadores de servicio, sostuvo que la actividad turística en Peribeca ha decaído demasiado por los problemas de vialidad, gasolina, la escasa afluencia de visitantes principalmente en semana radical, etc. Los que nos mantenemos activos es porque somos de aquí mismo de la comunidad, emprendedores, muy pocos pagan alquiler, son negocios familiares atendidos por la misma familia, dijo.

Se estima que en Peribeca había unas cinco posadas y en el momento solo quedan dos activas; de más de diez restaurantes queda alrededor de la mitad. También han disminuido las ventas de artesanía, dulces, bebidas típicas.

Ante la difícil situación que está atravesando la actividad turística de Peribeca, los prestadores de servicios dicen que lo poco que ingresa por este concepto escasamente alcanza para sobrevivir. La debacle económica ha afectado a todos en la parte laboral. Además de las oportunidades de trabajo propias de la actividad turística, antes también se generaban puestos de trabajo en las casas de familia y negocios para personas que hacían limpieza, lavaban y planchaban ropa, pero todo eso se ha acabado por la falta de ingresos.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Ver más:
Otras Noticias
Frontera

Capturan al "Azote de los Taxistas" en Cúcuta

| comentarios