En las canchas deportivas de la zona alta van retomando el ritmo

Nelson Altuve P | La PRENSA del TÁCHIRA.- Poco a poco, los escenarios deportivos en la capital tachirense van agarrando cierta normalidad y se sienten las pisadas de los deportistas en los terrenos que buscan mantenerse a través del ejercicio físico y la competencia.

En la zona alta, específicamente el área que integran comunidades populares como Barrio Sucre, Libertador, Quinimarí y Pirineos hay un conjunto de campos de juego y canchas múltiples donde chicos y grandes, en diversos turnos y días, cumplen sus actividades físicas y recreativas.

Uno de los sitios de mayor movimiento es la cancha de Barrio Sucre, sitio por excelencia y donde reina el fútbol como actividad deportiva, que luce impecable. Es una de las mejores más cuidadas en la capital tachirense. Su grama artificial pese a que hace tiempo fue instalada no tiene agujeros ni daños, contrario a otros escenarios.

En este campo deportivo hay una regularización de los entrenamientos y competencias. La Fundación Escuela de fútbol Barrio Sucre, trabaja allí con muchachos en todas las categorías, y cuentan con unos 150 integrantes que entrenan fuerte para participar en los torneos municipales de la Liga de Escuelas.

Armando Gómez, presidente de la Fundación explica que los entrenamientos son los martes y jueves, en horarios de 1.30 pm hasta las 5 pm, Los chicos de categorías compotica, mundialito y preinfantil lo hacen a primera hora; entre las 3 pm a 5 pm., es el turno de los infantiles desde las categorías A, B y C.

La escuela cuenta con una plantilla de 10 entrenadores que se distribuyen el trabajo en todas las categorías. Los costos de mantenimiento dependen de los aportes de los padres y representantes, aunque no descartan recibir el apoyo de la empresa privada.

Gómez informó que cuenta con personal egresado de la carrera de Formación Deportiva de la UNET, por lo que tienen una planificación para el trabajo con las categorías menores.

Escuela que juega finales

Unos metros más arriba del Campo de Barrio Sucre, se encuentra el Centro Recreacional del Colegio de Ingenieros. Allí en un área enorme hay varias canchas donde corren y juegan muchos niños y adolescentes. 

90 muchachos forman parte de la Escuela de Fútbol Menor Raúl Milito, que tiene como sitio de entrenamientos estas canchas, indica el mismo Raúl Milito, coordinador de dicha escuela, afirmando que cuentan con equipos en todas las categorías menores. 

La Escuela de Fútbol Raúl Milito cuenta con una valiosa cantera de jugadores

Los entrenamientos son los días martes y jueves, contamos con que realizan la preparación de los jóvenes así mismo, en lo relativo al trabajo táctico dentro de la cancha. 

"En la actualidad estamos participando en varios torneos. Tenemos una final el próximo sábado 29 de mayo en la categoría sub 15, también vamos a las finales de los torneos sub 15 y sub 17 en la Plaza Venezuela, mientras en Puente Real estamos en la pelea en la categoría sub 19". Dice Milito.

A pocos metros, del área donde entrenan los chicos de Milito, otro grupo reducido trabaja a fondo sobre la cancha de arena. Eros Mantilla es el entrenador de este grupo de pequeños de 9 años de edad.

Son chicos nacidos entre el 2011 y 2012, y realizaban entrenamiento diferenciado en un área del complejo Recreacional de Ingenieros, en la zona alta de la ciudad.

"El grupo pertenece a las categorías menores del Deportivo Táchira, pero hacemos prácticas específicas con ellos, haciendo énfasis en algunos fundamentos técnicos".

Campo Sanmiguel

Enclavado en una especie de recodo, entre el área residencial del sector Libertador y Pirineos, se encuentra el campo "Sanmiguel". Este espacio deportivo de vieja data era un hervidero de personas adultas que por las tardes se reunían allí para las "recochas" de fútbol supra 50 o de softbol.

La pandemia del Covid-19 espantó a muchos de la cancha. Se paralizaron los torneos por más de un año. Por estos días se intenta reactivar el escenario y para eso se hacen trabajo de pintura y arreglo de otras áreas. 

Aresbi Anselmi, encargado del mantenimiento del campo de juego, estaba pintando mientras unos chicos peloteaban. Aquí entrenan los chamos del club "Futuras Promesas", una novel escuela que es patrocinada por una empresa de la región.

"Por el tema de la pandemia, los chamos están entrenando solamente en horas de la mañana, por las tardes en algunas días de la semana, vienen a practicar las damas del kickingbol, por ahora solo cuando hay semanas flexibles", explica Anselmi.

 

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias
Otros Deportes

Yulimar Rojas impone nuevo récord en longitud

| comentarios

Otros Deportes

Karateka Claudimar Garcés logra cupo para Tokio 2021

| comentarios

Otros Deportes

Niegan cobro de dinero para entrar al velódromo

| comentarios