CEPA BRASILEÑA PRESENTE EN 90% DE LOS CASOS DE COVID EN VENEZUELA

Guiomar López | LA PRENSA DEL TÁCHIRA.- Expertos médicos venezolanos han manifestado su alta preocupación al confirmar que 27 de cada 30 casos positivos de covid en Venezuela dieron positivo para la peligrosa cepa brasileña, cuyos efectos son más nocivos y mortales, y frente a un gobierno con una falta de capacidad para acondicionar equipos para estas investigaciones que permitan cumplir con el seguimiento de la evolución del virus en aras de conocer a este enemigo a través de estudios genómicos y determinar el estatus de sus variantes.

"Desde abril (de 2.021) prácticamente todos los estados presentan la variante brasileña", confirmó la doctora Flor Pujol, directora del Laboratorio de Virología Molecular del Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (IVIC) al explicar ese 90% de referencia, aún con estudios en proceso en Zulia y Táchira. La culminación de los mismos será entre mediados y final de mayo, cuando se anuncie la data oficial.

Precisó que ese trabajo se acentuó desde enero del presente año y equivale a una muestra significativa del 1% de los más de 80 mil casos reportados a nivel nacional. Venezuela no cuenta con la capacidad inmediata para determinar la variabilidad del coronavirus y descifrar la secuencia del genoma del virus, por lo que se apoya en el laboratorio coreano Macrogen. "Es un servicio de calidad, rápido y a buen precio", resalta Pujol, al explicar que lo más tardío es el envío en 6 días, pero a las 24 horas siguientes se tiene el resultado.

"Los países no tienen capacidad, solo Reino Unido y hasta supera a Estados Unidos y Alemania. Venezuela tiene varios secuenciadores y no están operativos", señala y adelanta lo que implicaría un avance, porque el Ministerio de Ciencias y Tecnología financió un equipo Illumina, de secuencia de última generación y el más pequeño de esta gama. "Ya está en proceso, estandarizar el método", precisa

Al describir ese proceso riguroso, Pujol señala que al encontrar la variante y estar seguros de la secuencia, confirman que se trataba de la brasileña P1 y otro comportamiento similar, pero no igual a la P2. Buscaron cómo se diseminó desde enero a marzo, confirmando desde el estado Bolívar por ser frontera del vecino país y el aeropuerto de Maiquetía de La Guaira. Luego se extendió por las regiones de Monagas, Anzoátegui y llegó rápido a Distrito Capital, además del resto de la región central.

Necesidad urgente

"Si tuviéramos los laboratorios disponibles para los análisis genómicos, tendríamos un muestreo más detallado", exige José Félix Olleta, ex Ministro de Salud, ante la necesidad de estudios precisos, más allá de la información general de que la variante de Manaos se refleja en varios estados del país. "No sabemos el porcentaje exacto de cuántos casos y demás detalles acerca de la variante", reclama.

Lamenta que no existe la información epidemiológica completa. "El régimen no lo facilita, sería apresurado medir el impacto, sin confirmar", señala de ese estudio genómico al día en laboratorios de Europa y que permitiría a los científicos tipificar la evolución, más allá del simple diagnóstico regular. "El laboratorio de virología hace mucho esfuerzo, pero no lo dotan y es el único desde el IVIC", se queja de no poder solo con pruebas antigénicas frente a un diagnóstico clínico igual, pero con una evolución diferente.

Más acentuado

El riesgo es tan acentuado que Pujol, refiere el comportamiento que observan especialistas en algunos pacientes. "Son observaciones aisladas de expertos, que ameritan de estudios más sistemáticos de todos los hospitalizados y así vigilar su evolución", resalta de ese cambio en 2.021 con jóvenes más afectados en Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) y la progresión más rápida de los síntomas.

Dicha práctica clínica coincide con la expresada por la doctora Deyanira Gentille, quien también es miembro de Colegio de Médicos de Lara y saca una referencia de variaciones que se presentaban en un lapso promedio de 10 días, pero ahora hasta en menos de 6 y en casos extremos de 72 horas.

"Va más rápido en los cambios del patrón de laboratorio, con los resultados de la LDH que indica inflamación más acentuada", advierte Gentille de los valores alterados y que no solo afecta a ese grupo inicial, de los adultos mayores como los más vulnerables sino a más jóvenes y con más incidencia a partir de los 30 a 50 años de edad. Cuadros tan cambiantes que no solo se limitan a la afección del pulmón con la acentuada deficiencia respiratoria, sino que puede ser tan variable con incidencia estomacal y neurológica. Toda una debacle que empieza por atacar la resistencia del sistema inmunológico.

Freno necesario

El impacto es mundial con la variabilidad del virus y empezó a encender las alarmas en progresivo con las variantes británica, sudafricana, californianas, brasileña y desde finales de abril con los estragos de la india, que ha causado hasta más de 3 mil decesos en 24 horas. "Son más contagiosas y allí el principal riesgo de ser más transmisibles, que luego trasciende a síntomas que pueden llevar a casos complejos y hasta hacerle frente a las vacunas", advierte el infectólogo Antonio González Mata, sobre la urgencia de un plan de inmunización masivo para preparar a los organismos con anticuerpos, frente a un virus que puede atacar a vacunados o pacientes recuperados.

Un plan de salida que no debería esperar tanto tiempo, ante la posibilidad que el coronavirus levante su propia variante. A más tiempo, mayor fuerza y resistencia para tipificar sus propias mutaciones. Un resultado reflejado en alza de contagios y de fallecidos sin importar la edad.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias