Capacho Nuevo celebra sus 146 años en medio de carencias

José G. Hernández | La Prensa del Táchira.- En medio de un ambiente lleno de carencias desde el punto de vista económico, social, de servicios básicos y desintegración familiar debido a la migración de sus hijos, el pueblo de Capacho Nuevo celebra este 20 de mayo 146 años de fundado.

La localidad nació, según el acta de Traslación, el 20 de mayo de 1875 en el sitio de los Resguardos denominado "El Blanquizal", a donde llegó el presbítero José Encarnación Montilla junto con un grupo de visitantes de Capacho Viejo, luego que este pueblo fuera devastado por el terremoto de los Andes del 18 de mayo del mismo año, que tuvo epicentro en Cúcuta.

Los vecinos de Capacho Viejo que se quedaron sin casa y sin iglesia, se establecieron en este lugar y fueron dando vida al nuevo pueblo, el cual conformó un Concejo Municipal que tuvo como primer presidente a Pedro María Velasco. 

Con el transcurrir de los años, Capacho Nuevo, que hacía parte del Distrito Capacho, fue creciendo poblacional, territorial, comercialmente y en materia de infraestructura, hasta alcanzar autonomía propia como municipio, en 1989.

Durante la etapa de desarrollo, en el área de infraestructura, en 1907 en el Gobierno del General Cipriano Castro, fueron construidas edificaciones importantes que hoy hacen parte del casco histórico, como la sede de la alcaldía, el Conscripto Militar, el Mercado Municipal y se amplió el templo parroquial. Flanqueando la sede municipal y militar fueron colocadas las estatuas del soldado indígena y de una campesina, así como los dos leones traídos de Alemania, que vigilan el Mercado Municipal representan la fortaleza del municipio.

En años más recientes, en 2005 fue construida la plaza de Los Fundadores, con el fin de resaltar la idiosincrasia del pueblo y de sus creadores. Desde su nacimiento, Capacho Nuevo es cuna de gente emprendedora, dice Policarpo Pacheco, de 67 años, hijo del pueblo y conocedor de su historia. Este espacio público también se encuentra en el casco histórico y es un lugar frecuentado por turistas.

Crecimiento comercial formal e informal

Capacho Nuevo ha venido creciendo comercialmente tanto en el ámbito formal como en el informal. Este último con mayor fuerza durante los últimos años debido a la situación económica del país, que ha obligado a mucha gente del pueblo a colocar ventas en las calles para ofrecer víveres, verduras, alimentos, mercancía seca y cualquier artículo cuya comercial deje ingresos al menos para el sustento. En el mercado de Los Leones, como se le conoce tradicionalmente, es notoria la gran cantidad de vendedores, todos los días, pues ante la crisis económica y la pérdida de empleos formales, mucha gente ha migrado hacia el comercio informal.

Jorge Barreto es nativo de Capacho y desde hace alrededor de 20 años tiene un puesto en el Mercado Municipal, donde ofrece mercancía seca, utensilios para el hogar, entre otros objetos. Dice que la crisis económica afecta a todos y hay que trabajar todos los días al menos para conseguir el dinero para la comida, porque las ventas están muy bajas por falta de plata. Hay días durante los cuales no se vende nada. Los días malos en ventas se compensan con otros regulares, nada es como antes cuando había plata en la calle y la gente compraba, dice.

"El crecimiento de vendedores en el mercado es notable, sobre todo a partir de la pandemia, porque la gente sale a vender verduras, víveres u otros artículos para conseguir el sustento diario. Mientras más vendedores hay, más dura es la situación. Algunos se mantienen, otros se van a buscar trabajo en otro lugar", expresó Barreto.

"No hay trabajo"

Marcotulio Vásquez, nativo de Capacho Nuevo, dice que antes trabajaba como mecánico de vehículo, sin embargo, el trabajo disminuyó en alto porcentaje porque ante la falta de combustible, pocos carros circulan y por consiguiente hay poco trabajo para los mecánicos.  

Ahora trabaja "en lo que le salga, limpiando solares de las casas, en construcción, pintado, ahorita estamos acomodando la capilla del cementerio y recibimos lo que la gente nos da, para comprar la comida", dice.

"Tenemos diferentes necesidades"

Octavio Molina tiene 61 años y siempre ha vivido en el pueblo. Dice que "tenemos diferentes necesidades por atender, empezando por el problema de electricidad porque todos los días la quitan; el servicio de agua es regular, también se necesitan más camiones para recoger el aseo".

Dice que en algunos barrios, como Antonio José de Sucre, Playón parte baja, hay muchas necesidades de infraestructura y de servicios de alumbrado, encloacado, arreglo de carreteras. Quisiéramos que los representantes de los organismos gubernamentales fueran y nos ayudaran a resolver, dijo.

Un pueblo histórico y emprendedor 

El padre Jesús Campo tiene seis años como párroco de San Pedro de Independencia, que es la capital del municipio Capacho Nuevo. Dice que éste es un pueblo histórico y emprendedor, como lo fueron sus fundadores, quienes también sembraron granes valores. Es también un pueblo religioso, con mucha fe que ha tendido la mano a las personas más necesitadas. Cada generación ha tratado de mantener vivos esos preceptos.  

Sin embargo, a medida que la situación económica del país se ha venido agravando, hay problemas de la gente que no se pueden atender, como el avance de la pobreza extrema, las necesidades de alimentación y la atención en salud.  

También se está observando el problema de la descomposición familiar, porque padres, madres o hijos están emigrando por causa de la crisis económica y social del país. La pandemia ha acentuado este fenómeno que afecta a la familia, ya que sus integrantes están emigrando hacia otros países en busca de mejores oportunidades.

El párroco considera que la migración es quizás el principal problema en este momento, el cual afecta principalmente a núcleo familiar porque se desintegra. Dice que en el pueblo también hay problemas de desempleo, racionamiento severo de electricidad, basura en las calles y vías en muy mal estado. 

Actividades de aniversario 

En el marco de la celebración del aniversario de Capacho Nuevo, este jueves 20 de mayo hay toque de campanas a las 6 de la mañana, luego misa de acción de gracias, ofrenda floral y parada militar ante el monumento de Los Fundadores.

Carmen Figueredo, presidenta del Concejo Municipal, informo que a las 10 de la mañana habrá sesión solemne en el salón Cipriano Castro, la cual tendrá como orador al doctor Pedro Fressel. A la actividad están invitadas autoridades municipales e invitados especiales.

  

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias
Frontera

Vacunan en frontera a citados por Sistema Patria 

| comentarios