Venezolana narra su pesadilla para salir de Colombia 

José Gregorio Hernández | La Prensa Táchira.- "Después de todo esto por lo que pasé, cuando vi en peligro mi vida, decidí no salir más nunca de mi país, yo prefiero morirme con mi gente en mi casa", dice con la voz entrecortada y lágrimas en los ojos Liliana Guillén, una de los más de 300 venezolanos procedentes de Perú y Ecuador que duraron 17 días para cruzar Colombia, por causa de las violentas protestas que se registran en ese país y en medio de las cuales estuvieron a punto de ser quemados dentro del autobús.

 A la guaireña la encontramos en San Antonio, un poco más calmada por estar ya en territorio venezolano, desayunando en una venta callejera de empanadas y jugos, junto con otras dos mujeres venezolanas y cuatro niños, compañeros de la amarga odisea que vivieron desde que dejaron la frontera de Ecuador y entraron a Colombia.

Salieron el 26 de abril de Lima, Perú, con destino a Venezuela. Narra que desde Ipiales, Departamento de Nariño, en la frontera con Ecuador, partió una caravana de siete autobuses con más de 300 venezolanos, entre niños, niñas, adolescentes, mujeres embarazadas, adultos mayores, todos con ansias de regresar a su país porque se cansaron de estar alejados de su familia o no les fue bien en el exterior.

Sin embargo, desde el comienzo el viaje por territorio colombiano se convirtió en una pesadilla, debido a las protestas, bloqueos y actos violentos que desde hace semanas se registran en ese país contra políticas del Gobierno.

Liliana Guillén es farmaceuta y tenía tres años en Lima, Perú, pero decidió volver a La Guaira con su familia, de donde salió por la caótica situación económica de Venezuela. En una parte del camino "quedamos atrapadas en medio de esas protestas, siendo inocentes de lo que está pasando en ese país. Nos conseguimos cualquier cantidad de problemas. Eran siete autobuses con más de 300 venezolanos que inicialmente estaban en Yumbo, Valle del Cauca, allí duraron seis días aparcados, cocinando en fogón", relata.

Entre los pasajeros había adultos mayores, niños, niñas, mujeres embarazadas que se enfermaron y solo recibieron ayuda luego de haber subido a las redes, dando a conocer su dramática situación. Gracias a ello las autoridades colombianas se apersonaron y enviaron un equipo médico para atender a las personas enfermas y en situación de vulnerabilidad.

El alcalde ese municipio logró que la caravana saliera de allí. Sin embargo, más adelante se corrió la voz que en los autobuses había militares para contrarrestar las marchas y protestas, y ello hizo que los manifestantes que estaban en la vía llegaran a los autobuses a corroborar que no hubiesen militares.

"Nos iban a quemar dentro del autobús"

La venezolana describe que el peor momento lo vivieron cuando la caravana de autobuses tomó la recta del Cauca, donde estaban los indígenas y otros grupos de manifestantes que pararon los siete autobuses en la vía y amenazaron con quemarlos. "Amenazaron con quemarnos dentro del autobús, quizás por el hecho de estábamos rodando y allá están en paro".

Gracias a Dios, la situación no pasó a mayores y les dieron cinco minutos para que la caravana de autobuses se esfumara de la zona, en medio de todos los obstáculos que había en la carretera. 

Pidieron corredor humanitario 

Cansados de las arremetidas, conductores y viajeros dijeron que no rodarían más hasta que se abriera un corredor humanitario para poder llegar a su destino. Eso ocurrió la madrugada del 5 de mayo.  

La penosa situación por la que estaban pasando obligó a autoridades colombianas a trasladar a los 300 venezolanos al terminal de Cali para resguardarlos. Allí les brindaron comida y atención médica. Duraron ocho días en el terminal pero ante la necesidad que tenían los viajeros de llegar a su país, se abrió un puente aéreo para que quienes pudieran viajar en avión lo hicieran desde Cali hasta Cúcuta. 

De los 300 venezolanos, solo pudieron viajar unos 90 que tenían el dinero para pagar el pasaje. El resto continuó el viaje por vía terrestre.

"Pensábamos que en dos días estaríamos en Cúcuta"

Katerine Márquez, nativa de Santa Teresa, estado Miranda, también estaba en Lima. De retorno a Venezuela viajó con sus dos hijos de cuatro y siete años. Cuando estaban en Ipiales, pensaban que en día y medio o máximo dos días estarían en Cúcuta, a pocos kilómetros de su tierra natal. Sin embargo, por causa de la causa de la situación de orden público que se vive en Colombia, la travesía en territorio colombiano se alargó a 17 difíciles días.

En medio de los problemas que encontraron en el camino por causa de las protestas, la joven madre relata que debió lidiar con la afección de salud de su hijo mayor, quien se desmayó en varias oportunidades. Gracias a Dios recibió apoyo y asistencia médica y solventó la situación de su hijo.

Describió como muy penosa la experiencia vivida con "la minga" indígena que está al frente de las protestas en una parte de Colombia, porque a lo largo del camino los pararon, le rompieren los vidrios a los autobuses, se subían para revisarlos y amenazar con quemarlos con los viajeros dentro, alegando que entre los viajeros había infiltrados que iban a generar disturbios. "Decían que nos iban a quemar a todos dentro del autobús".

Afortunadamente la situación no trascendió de allí y luego más adelante los viajeros venezolanos encontraron el apoyo de la Procuraduría colombiana. Márquez expresa que después de la amarga experiencia vivida para retornar a su patria, no piensa volver a salir del país.

Piden que se garantice el retorno de sus compatriotas 

Las venezolanas retornadas a su patria expresaron que los venezolanos no tienen la culpa de los problemas de Colombia, cada país tiene que resolver su situación de la manera que sea posible y pidieron a las autoridades colombianas que ayuden a garantizar el retorno de sus compatriotas.

Piden que se mantenga el canal humanitario para los venezolanos. Hay muchos venezolanos que no han conseguido trabajo y les ha ido mal en el extranjero y necesitan regresar a su patria. En estos momentos están atravesando el territorio colombiano y debe permitirse su regreso, indicaron finalmente.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias
Frontera

Vacunan en frontera a citados por Sistema Patria 

| comentarios