DÉFICIT DE DIÉSEL PARALIZA TRASLADO DE ALIMENTOS

Maryerlin Villanueva | La Prensa Táchira.- En emergencia se encuentran más de 350 mil productores del país, especialmente los de la región andina, ante la falta de diésel que pone en riesgo la llegada de verduras y hortalizas hacia los estados del interior y centro del país al hacerse cuesta arriba poder sacar su producción más allá de Mérida o Táchira.

Si bien es cierto que el Gobierno nacional mantiene un subsidio del gasoil, que de acuerdo al tipo de distribuidor su costo oscila entre 0.007 y 0.0010 bolívares, la realidad es otra, pues el despacho es casi nulo, lo que coloca en jaque a los productores, muchos de los cuales han perdido cosechas enteras al no poder trasladarlas y en casos extremos otros no han podido sembrar al hacérseles cuesta arriba pagar en el mercado negro el combustible donde un litro se cotiza entre mil 500 y 5 mil pesos colombianos que equivale entre 2.2 y 6 dólares.

Los productores llegan hasta donde pueden, por eso, el trasladar la cosecha hacia los estados Lara, Yaracuy, Carabobo y Caracas, se complica y ofertan las hortalizas, verduras y frutas en sus propios estados o en aquellos que les quedan más cercanos donde el gasto de diésel es mínimo, situación que limita la distribución en estas regiones donde ya se aprecia la escasez de algunos rubros. 

Según información dada a conocer por el primer vicepresidente de la Confederación de la Asociación de Productores Apropecuarios -Fedeagro-, Celso Fantinel la escasez ha obligado a los trabajadores del campo a repagarlo para cumplir con las cosechas acelerando los costos de producción.

De acuerdo a los datos aportados por el vicepresidente de Fedeagro, el desabastecimiento de gasoil en Venezuela es del 90%, cifra que enciende las alarmas en el sector agroalimentario, pues de no solucionarse el problema en un lapso de 15 días, no se podrá cultivar con la llegada de las lluvias, y obtener la cosecha para el mes de noviembre.

"Si tuviésemos que comenzar la siembra de invierno hoy mismo, de 200 mil hectáreas de maíz que estaban programadas se pudieran sembrar solo el 10%, por lo que la situación ha sido dramática en los últimos tres meses, en el cual hemos perdido la capacidad de guardar el gasoil, y donde nos coordinan en listas donde nos entregan entre 100 y 200 litros semanal o quincenal" indicó.

Los estados con más carencias serían, Portuguesa, Lara, Yaracuy, Barinas, y Cojedes, entidades desde donde piden a gritos el suministro para poder cumplir con las labores necesarias pues de lo contrario habría una paralización del campo.

De acuerdo a Fantinel, hasta diciembre de 2.020, no había problema con el despacho, pues en todo el país, se contaban con distribuidores que entregaban hasta 10 mil litros a los agricultores en sus propias unidades de transporte, pero esta mermó drásticamente ante la escasez.

 De forma semanal, una hectárea de maíz, caña de azúcar, y arroz requieren 250 litros, por lo cual se hace necesario tener grandes reservas para poder cumplir con las labores en las diferentes fincas.

"Estamos viendo que el diésel se está comprando bachaqueado a un dólar por litro, lo cual es un monto excesivo para invertir cuando ese precio no es el real destinado a los productores" expresó.

Esto ha generado mucha preocupación en el sector pues es un insumo insustituible, pues la mayoría de industrias, camiones y tractores trabajan con gasoil, que de acuerdo a Fantinel la mayor escasez se registra hacia el occidente del país.

El agricultor Alfonso Morales, alertó que en los páramos merideños se han perdido cosechas. 

Los productores no han contado con el combustible para poder llevar las hortalizas hacia el interior del país, representando pérdidas millonarias para quienes laboran en el campo.

"Es un panorama oscuro el que vivimos, pues el gasoil que es subsidiado no se encuentra lo que nos obliga a comprárselo a los bachaqueros que lo venden desde uno a dos dólares, elevando los costos de inversión, pues es un líquido muy importante para la movilidad de los camiones que viajan hacia otras regiones" agregó.

Para Morales es necesario que haya humo blanco para el sector, pues son miles de productores los afectados, y que necesitan trabajar cuando ya se dio inicio a la temporada de invierno en Venezuela.

"Estamos produciendo con las uñas, por lo que se pierda la cosecha porque no haya combustible es muy lamentable ya que no solo se ven afectados quienes la producen también quienes la compran" apuntó.

Detalló que para arar un terreno se necesitan 60 litros, un camión para viajar a Caracas, necesita más de 300 litros para ir y volver, sumado a los viáticos, lo que hace "que en la ciudad capital sean más caras las verduras y frutas pues los ferieros (vendedores en ferias de hortalizas) no han podido movilizarse al no contar con el combustible, lo que hace que los costos se eleven en más del 1.000%" subrayó Morales.

En el caso de los tractores, dijo que se requieren 60 litros, mientras que en cosechadores, plantadores y otras máquinas que se utilizan en la tierra requieren mayor demanda para poder cumplir con su trabajo, por lo cual al comprarlo en el mercado negro los costos aumentan.

"Esto hace que las verduras y hortalizas sean más costosas en las grandes ciudades, por lo que está llegando menos mercancía ya que hay ferieros que no han podido viajar hacia estas regiones porque no consiguen con el gasoil ni siquiera revendido, cuyo costo es de hasta más de dos dólares" apuntó.

Producción se viene abajo

El presidente de Fedeagro en Táchira, Gersón Pabón señaló que el desabastecimiento está afectando a más de 5 mil productores en la entidad, quienes repagan a más de mil 300 pesos el litro de gasoil.

Un agricultor que requiera movilizarse hasta el estado Guárico, deberá invertir más de mil 300 litros, lo que representa una inversión de 512 dólares o lo equivalente a 1 millón 690 mil pesos colombianos.

"Cada productor maneja un cupo para su finca, pero en lo que va de año, no han surtido gasoil, por lo que ahora, se está usando menos maquinaria para ahorrar lo que ya queda de reserva y de esta manera paliar la situación" acotó.

Ante esto, los agricultores han tenido que mermar la siembra, pues para el año 2018, se lograban cultivar más de 5 mil hectáreas; en 2019, la cifra no superó las mil 500; en 2020, al poder traer venenos y otros insumos a través de Colombia, se incrementó en 15% la siembra, pero en lo que va de 2021, este aumento se reducirá debido a las fallas de diésel. Alertó un desabastecimiento total de todos los rubros en toda Venezuela por la escasez.

Ferias de verduras están en crisis

El comerciante, Miguel Guerrero, indicó que de forma mensual debe gastar 1 millón 800 mil pesos para viajar hacia Bailadores, en el estado Mérida, localidad desde donde traen las mercancías que distribuyen en varias ferias en la ciudad de San Cristóbal. Su vehículo, que tiene una capacidad para hasta más de 20 mil kilos de mercancías, gasta quincenal 600 litros, lo que representa cada 30 días mil 200 litros, que debe pagar a más de mil 500 pesos.

Indicó que desde hace un mes, se agravó la situación, "lo que significa que es terrible, pues es muy duro sacar 900 mil pesos cada quince días para poder viajar, y entre menos hay es peor, pues el pasado jueves, pagué 5 mil pesos por cada litro" aseveró Guerrero.

Pidió una solución ante el desabastecimiento del líquido automotor.

Flete está en jaque

El comerciante Néstor Torres manifestó que motivado al desabastecimiento, el costo del flete desde el Mercado Mayorista de Táriba, en el municipio Cárdenas, hacia el municipio San Cristóbal presentó un incremento.

Por ende, los comerciantes y demás ferieros dejaron de pagar 20 dólares o lo equivalente a 66 mil pesos colombianos para cancelar la suma de 24 dólares u 80 mil pesos, sin embargo, este costo puede aumentar de acuerdo a la cantidad de verduras y frutas, pues sí es mayor a 600 kilos, el valor sube.

"Todo está subiendo, y lo malo es que incide en el precio final el cual es pagado por el consumidor, no obstante, esto depende pues algunas frutas se mantienen en pesos" acotó.

Lamentó la situación, pues afecta directamente al sector agroalimentario de la región y a su vez limita el traslado de las mercancías hacia el interior del país en los próximos meses.

"Esperamos que la situación de la gasolina y el gasoil mejore no solo en Táchira sino en el resto de Venezuela, de lo contrario, todo subirá o no habrá productos que vender" dijo el comerciante.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias
Locales

Escuela Regional de Teatro abre inscripciones 

| comentarios