Aquí el servicio es pésimo

Elizabeth Zambrano

ama de casa

aprovechamos la mañana que siempre hay luz eléctrica en el sector

Jesús Ramírez

Comerciante

Funciona de forma intermitente, unos sí, otros no

Daniel Díaz

vendedor

Fallas eléctricas agudizan aún más el servicio de internet

Nelson Altuve P | La PRENSA del TÁCHIRA. - En estos tiempos que la pandemia del coronavirus obligó a muchos tachirenses, chicos y grandes a quedarse en casa para evitar los contagios, el internet empezó a jugar un papel de primer orden y muy vital para al menos sobrellevar la pesada carga de cambiar de hábitos tradicionales como asistir al trabajo, o ir a la escuela y universidad.

Pero este servicio que en cualquier país del mundo ha tenido avances importantes, en Venezuela parece ir a contra marcha. Táchira no escapa al pésimo servicio que ofrece la estadal Cantv con una navegación lenta y se dificulta aún más por los constantes cortes eléctricos o racionamientos que sufre la región.

En recorrido por algunos sectores del casco urbano de San Cristóbal se palpó que hay limitaciones. Si bien en estas comunidades hay acceso, la regularidad la marca que la energía eléctrica sea constante, porque todo empeora con las interrupciones que generan daños colaterales y uno de ellos es el servicio Aba que ofrece la empresa estatal de telecomunicaciones Cantv. 

Rosa Sayago es habitante del Pasaje Cumaná, en el popular sector de Puente Real. Tiene un negocio del ramo de autopartes y considera han mejorado considerablemente. "Antes quedábamos sin servicio hasta ocho horas. Ahora bueno no es tanto, dos o tres horas. Hay semanas que trabaja bien, aquí en los últimos días ha mejorado. Dicen que aquí cuando quitan la luz en la central, entonces se demora en llegar el internet porque el problema es allá?.

Sayago, hace uso del internet para consultar precios de artículos que se ofertan vía on line, estar al pendiente de los movimientos bancarios y otras tareas relacionadas con su actividad comercial. "Cuando se va un día el internet, no se puede recibir o hacer alguna transacción laboral".

Comenta que si bien los costos del servicio son accesibles, el servicio no responde como tal porque se vuelve lento. "Usamos Cantv, pero cuando no tenemos luz nos toca por whatsApp. Los niños de la casa usan el internet para sus tareas, hay momentos que se atrasan porque pueden pasar el día sin internet y entonces pierdan las horas establecidas para comunicarse con la docente, a la hora que ella dispone".

La situación de la señora Elizabeth Zambrano, es similar. Vive en el sector de Las Flores, en un vasta comunidad popular donde hay mucho movimiento comercial. "Aquí el servicio es pésimo. Desde hace cuatro años, cuando ocurrió aquel apagón de 16 horas se nos dañó la conexión y no volvió más. Hemos reportado el daño y nos dicen que esperen y así llevamos todo este tiempo. Para que ahora haga el niño las tareas del primer grado nos toca que usar los datos del celular y sale caro con los datos porque subió la tarifa".

Doña Elizabeth dice que tiene un sobrino que es ingeniero y se suscribió el año pasado a un servicio de internet privado, pero igual siguen desconectados. "El compró ese servicio en octubre y esta es la fecha y esos señores no han llegado a instalar el servicio".

Entretanto, Jesús Ramírez, habitante del sector Las Vegas de Táriba, a las afueras de la capital es la otra cara de la moneda. Asegura que a pesar de las fallas eléctricas cuenta con un servicio más o menos estable porque tiene un servicio privado. 

"Por lo general en la casa se usa para bajar aplicaciones, películas, más que todo actividad de tipo recreativas. Mis hijos van a clases presenciales, entonces poco usan el internet o hacen las tareas on line con menos de una hora. Eso sí siempre aprovechamos la mañana que siempre hay luz eléctrica por el sector". Dice Ramírez quien considera que el servicio no es costo para los usos que le dan.

Daniel Díaz, vive en el barrio El Lobo, parte alta de Pueblo Nuevo, y también se queja del servicio que ofrece la estatal Cantv. "Funciona de forma intermitente, unos días si, otros no, en este momento tenemos internet, pero no hay tono. No podemos llamar".  

Confiesa que cuando tiene el servicio aprovecha al máximo para hacer algunos trabajos y a veces ya en horario nocturno para ocio. "Bueno, los chamos de la casa que son dos si usan para sus tareas virtuales, a veces se complican para cumplir con las actividades escolares, porque el servicio se tarda en regresar, cuando hay fallas eléctricas en otro sector, entonces aquí se va el internet".

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias
Locales

Cambistas se apoderan de la Juan Maldonado

| comentarios

Locales

Quiroz: "Gasolina subsidiada va a desaparecer"

| comentarios