LEY DE CIUDADES COMUNALES DA PODER A MADURO ASÍ PIERDA ELECCIONES

Ana Uzcátegui | La Prensa Táchira.- A pesar que en 2007 a través de un referendo consultivo, el país le dijo no a la reforma constitucional del expresidente Hugo Chávez, donde pretendía crear un Estado Comunal. Ahora Nicolás Maduro, controlando un Parlamento Nacional a su medida, avanza en la consolidación de un Estado paralelo y socialista, que atenta contra los valores republicanos y democráticos que Venezuela ha tenido desde 1811.

"Sin que la gente esté consciente de la tragedia que eso representa". Así lo aseguró Juan Manuel Raffalli, abogado en derecho constitucional y docente de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB).

"El Proyecto de Ley de las Ciudades Comunales tiene dos objetivos para el gobierno: que la gente se desestimule y no acuda a votar en unas elecciones regionales, o que si pierde la inmensa mayoría de las gobernaciones y alcaldías, pueda seguir manteniendo el poder", expresó.

 ¿Qué es el proyecto de Ley de Ciudades Comunales y del Parlamento Comunal Nacional y por qué amenaza con reemplazar al Estado Republicano?

Venezuela es un Estado Federal descentralizado, como lo dice el artículo 4 de la Constitución, y el poder público está dividido en Legislativo, Ejecutivo, Judicial, Electoral y Ciudadano, pero está distribuido entre estados, municipios y el poder nacional. Al introducir una figura como el Estado Comunal y las Ciudades Comunales se está creando un nuevo poder público que desnaturaliza a la organización político territorial de la República.

Hay un cúmulo de leyes del poder popular que existen desde 2010 en Venezuela. ¿En qué cambian las cosas ahora?

En que si bien Chávez intentó adelantar el proyecto de Estado Comunal a partir de una reforma constitucional en 2007 que fue derrotada, y luego en 2010 con un Parlamento que lo apoyaba sacó cinco leyes: la Ley Orgánica del Poder Popular, de la Contraloría Social del Poder Popular, La Ley de Economía Comunitaria, Ley de los Consejos Comunales, la Ley de Las Comunas. Es ahora que el gobierno realmente avanza en sacar una Ley de Ciudades Comunales que equivaldría al Poder Ejecutivo, y un Parlamento Comunal Nacional que pretende reemplazar al Poder Legislativo, aunque la palabra Estado Comunal no exista en la Constitución.

 ¿Por qué Maduro insiste en desempolvar las ideas de Estado Comunal que Chávez no logró concretar?

Chávez no logró nunca articular esta idea porque los fondos enormes con que dispuso y que despilfarró, ya no alcanzaban para el clientelismo comunal que mueve un Estado de este tipo. Pero además creo que el trasfondo ahora es que el gobierno tenía que darle una agenda a la AN electa el 6 de diciembre de 2020, para darle nivel internacional y un vestido de legitimidad.

¿Por qué el gobierno no aprobó estas leyes a través de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC)?

Porque un Estado Comunal no puede aprobarse a través de una ley de ninguna especie o naturaleza, sino mediante una profunda reforma a la Constitución que implica un referéndum aprobatorio.

¿Qué derechos pueden perder los ciudadanos si se ejecuta este proyecto?

Perderían el derecho de que se les consulte en una reforma constitucional. La Ley de las Ciudades Comunales dedica su artículo 141 a explicar cómo las ciudades comunales, que son una nueva entidad político territorial, va a asumir competencias de los municipios, plantean que las Alcaldías hagan acuerdos vinculantes con las entidades del sistema comunitario y concretamente con las comunas que integran las ciudades comunales.

¿Qué implican esos acuerdos?

Que las materias que serían objeto de esos contratos serían la salud, educación, deporte, cultura, recreación, e incluso medio ambiente, y lo más importante servicios públicos. En el proyecto de ley está previsto que sean empresas de producción social las que presten el control en los servicios públicos

¿Acaso esto no podría terminar de colapsar los servicios públicos en el país?

Sin duda. Eso va a pegar en nuestra calidad de vida. Aparte desdibuja, cambia la organización político territorial de la República y la distribución de poderes que está previsto en la Constitución y que se corresponde con nuestro ADN como sociedad, con nuestros valores Republicanos, prácticamente desde 1811, porque la Constitución es muy clara en su artículo 16. La célula central de la organización político territorial de la República es el municipio, no las comunas.

¿Maduro miente cuando dice que va a ceder más poder al pueblo?

Sí. Cuando Nicolás Maduro dice que no va a desaparecer los municipios ni las gobernaciones, la realidad es que estas figuras van a terminar pintadas en la pared. Le vas a quitar los recursos, las competencias funcionales más importantes y todo bajo un sistema de control del poder central, porque esto lo maneja el Ministerio de Comunas con el Consejo Federal de Gobierno.

¿Estamos ante un escenario de nueva ola de expropiaciones y vulneración del derecho a la propiedad privada?

Eso es un riesgo. Cuando una comuna toma la propiedad privada de una persona natural o jurídica es una invasión, no es una expropiación conforme a los términos de ley. Ahora si la comuna entiende y decide en base a su autogobierno que hay que tomar una empresa, un terreno o algo para una actividad esencial de la comuna, puede apoyarse en consecuencia en los órganos del poder público para iniciar procesos de expropiación. Las comunas tienen como objetivo trasegar fondos. Es decir, eso es un mecanismo para soltar dinero, por eso te hablo del clientelismo, de proyectos que nadie controla.

¿El gobierno con esto busca eliminar el voto directo y secreto?

Las Ciudades Comunales pueden tener por objeto o que la gente se desestimule y no vaya a votar en una elecciones regionales, cosa que sería un error, hay que vigorizar a nuestros alcaldes y gobernadores. O bien si pierden la inmensa mayoría de las gobernaciones y las alcaldías, tener este mecanismo para tratar de perder las elecciones pero no el poder. Que fue lo que hicieron con la Asamblea Nacional de 2015. El principal riesgo es que la organización político territorial de la República se convierta en una especie de Frankenstein. En dos Estados en uno.

¿Apunta el gobierno a un control social más perverso contra las comunidades?

Sí. Yo creo que es un control social que además va a reposar sobre la ideología socialista. Esa presión electoral que hemos visto para que la gente haga o deshaga en función a que se le entreguen o no las cajas CLAP, ordenándola a que vaya a votar, o que participe o que vaya a una marcha, eso mismo va a pasar con las comunas.

¿Cómo se elegirían a las autoridades de las Ciudades Comunales y del Parlamento Comunal Nacional?

Las Ciudades Comunales están integradas por comunas, varias comunes deciden cuál es su territorio, que puede coincidir o no con un municipio o puede afectar a varios, incluso a más de un estado. Pero esas ciudades comunales van a estar conformadas por un sistema de autogobierno, elegido supuestamente por votación universal, directa y secreta, pero por quienes constituyan representación de esos organismos comunitarios, de los consejos comunales, de las comunas que a su vez muchos de ellos son electos a mano alzada y todo bajo una previa autorización e inscripción del Ministerio del Poder Popular para las Comunas. No se trata de una elección universal ni secreta sino entre socialistas. En el caso del Parlamento Comunal Nacional ocurre lo mismo.

 ¿Qué se puede esperar de este proyecto de ley, que se apruebe sin que aquí se consulte al pueblo como hicieron con la Ley Antibloqueo?

Es que por ese camino van. Están en una segunda discusión en la AN y de ahí la aprueban, luego tratarán de imponerla incluso de manera forzosa. Esto va a ocurrir porque Maduro está ejerciendo el poder público sin los límites establecidos en la Constitución, sin respetar la alternancia democrática, sin respetar la voluntad del pueblo que ya dijo no a este tipo de figuras en el año 2007. Sin respetar las normas que garantizan la supremacía y la jerarquía de la Constitución, sin ejercer el control de la constitucionalidad de los actos del poder público por parte del poder judicial. Hay una apariencia de ciertos cumplimientos de la Constitución, pero que son falsos.

¿La constitución de 1999 es mera fachada?

Aquí hay una sola constitución que es la del 99 y todos los venezolanos estamos obligados a respetarla y a restituir su vigencia. El crear un esquema normativo, paralelo y distinto a la Constitución para defraudarla, va en contra de esa Constitución pero no la suprime.

¿Qué debe hacer la ciudadanía para no permitir que se concrete un Estado paralelo?

Esto es una amenaza lo suficientemente real como para que nosotros como ciudadanía nos activemos y le digamos no, y le pongamos una mano en el pecho a este intento. Deben involucrar a todos los organismos del país, todos los cuerpos de seguridad del Estado, la Fuerza Armada Nacional porque todos deben resguardar la integridad del orden constitucional.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias