Yo tuve que comprar la tela y mi hija, quien cose me lo hizo, mientras que con los zapatos, me los dio una compañera jubilada

Hayde Dávila

Enfermera

Desde hace 10 años no compro uniformes porque su alto costo no me lo permite

Neyda Vera

Enfermera

Cuento con más de 20 años de servicio, y es increíble que a estas alturas de la vida no me alcance el dinero para poder comprar un solo uniforme

María Real

Enfermera

Si tienes para comer, no tiene par vestirte del punto de vista profesional

Daniel Lizcano

Presidente del Colegio de Enfermería en Táchira

Con uniformes desgastados labora personal de enfermería

Maryerlin Villanueva | La Prensa de Táchira.-No es fácil reponer un uniforme desgastado por el tiempo y manchado del personal de enfermería del estado Táchira. Los bajos salarios y los altos costos se los impide. 

Su tradicional vestimenta, desde los zapatos, las medias, un vestido o el pantalón y la camisa, en los actuales momentos tienen un costo aproximado de 233 millones de bolívares, lo que equivale a 112 salarios que  en la actualidad devenga un profesional de enfermería (2.000.000 bolívares )

En detalle, de acuerdo a la marca y tipos de tela, en pesos, unos zapatos pueden tener un costo entre 80 mil (53 millones Bs) y 120 mil (80.000.000 bs)  un conjunto de pantalón y camisa, 120 mil (80.000.000 bs)   y150 mil (100.000.000 bs) ; un vestido 100 mil (67.000.000); y medias pantis más de 15 mil (10.000.000 bs).

Si bien es cierto que el Gobierno nacional a través del Ministerio del Poder Popular para la salud, brinda un aporte para esta compra, hoy día, producto de los altos índices inflacionarios este monto es insignificante para la adquisición de la prenda.

La enfermera del Hospital Central de San Cristóbal, Hayde Dávila, quien tiene más de 33 años de servicio explicó que de forma reiterada el Ejecutivo regional les solicita tallas y número de calzado, pero hasta ahora, no les han hecho ninguna dotación para asistir al nosocomio.

"Yo tuve que comprar la tela y mi hija, quien cose me lo hizo, mientras que con los zapatos, me los dio una compañera jubilada y con ellos es que vengo a trabajar porque con el poco sueldo que gano es imposible comprar todo nuevo" expresó.

Dijo que por la emergencia humanitaria, las autoridades no pueden exigir al personal de enfermería a usar el uniforme establecido, pues éste mismo representa un alto costo para estas personas cuyo salario no supera los 2 millones de bolívares mensuales.

Para ello, muchas mujeres han optado por sustituir la prenda estándar por monos, zapatos crocs, y botas blancas, con el fin de paliar la problemática que cada vez empeora.

"No es solo el uniforme, nosotras también debemos comprar la ropa interior blanca y las medias, ya que por estética todo debe ser del mismo color o al menos beis" apuntó Dávila.

Lamentó tener que llegar a esta situación, pues anteriormente con su salario, podía adquirir uniformes y hacer un buen mercado para llevar a su hogar.

"Ahora lo que ganamos no alcanza ni para comprar una harina pan, así que tenemos que decidir en comprar comida o comprar uniformes" expresó.

Espera que antes de jubilarse, este contexto haya cambiado y la generación de relevo, tenga acceso a mejores reivindicaciones salariales.

La enfermera María Real, dijo que desde hace más de cinco años, no compra zapatos ni la indumentaria, por lo que la que actualmente usa, fue parte de una donación realizada por una amiga que se fue del país.

"Cuento con más de 20 años de servicio, y es increíble que a estas alturas de la vida no me alcance el dinero para poder comprar un solo uniforme que además, debemos comprarlo en Cúcuta porque sale más barato allá que en San Cristóbal" expresó.

Mientras tanto, la enfermera Karina Colmenares, quien labora en la emergencia pediátrica del Hospital Central señaló que una de sus colegas quien se fue al exterior le regaló un uniforme el cual usa cuando tiene guardia.

Éste lo va rotando con otros que ha podido mandar hacer poco, tomando como ventaja que al estar en un área destinada para niños, puede usar prendas estampadas de distintas telas que representan un costo menor al utilizado para la prenda blanca.

"Trato de mantenerme en el peso porque si llego aumentar no me va quedar, y por ahora, me va quedar muy difícil comprar un uniforme nuevo" acotó.

Inalcanzable

El presidente del Colegio d Enfermería en el estado Táchira, Daniel Lizcano dijo que para los trabajadores es inalcanzable la compra, por lo cual exhortó al Gobierno nacional a mejorar las contrataciones colectivas.

"Si tienes para comer, no tiene par vestirte del punto de vista profesional, es por ello que hacemos un exhortó a que se pongan la mano en el corazón y atiendan las necesidades del personal de enfermería" acotó.

La crisis trajo como consecuencia el éxodo de personal de enfermería, donde el Hospital Central tenía un registro de mil 300 empleados y ahora, solo quedan 392.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias