Cuando comencé hace ocho años, esto estaba lleno de cultivos, ahora no queda nada

Héctor Guerrero

Cultivador

Por eso ya cuando la gente se muere ni flores le ponen

Belkys Rodríguez

Cultivadora

De gerberas manejaba como 10 mil matas, ahorita no llego ni a 4 mil

Carlos Zambrano

Cultivador

Yo sembraba pompones, soliaster, margaritas, que es relleno, pero por la situación me cambié

Cultivador

Emilio Pernía

Cultivos de flores perdieron su color con la crisis económica 

Maryerlin Villanueva | La Prensa de Táchira.- A más del 80 % quedaron disminuidos los cultivadores de flores del sector Sinaral  y Mesa de Aura en el municipio Andrés Bello luego de que la crisis por combustible, precios de insumos, problemas con la semilla y la falta de compradores les afectara.

Ya las margaritas, los pompones, girasoles, astromelias, calas y las soliaster no se ven por el camino al páramo como antes. Desde hace dos años el color característico del páramo andino se desvaneció entre la crisis económica que no dejó de afectar a más de 30 patios de siembra de flores. 

Hoy solo  siete cultivos son los que sobreviven en ambos sectores. La crisis económica los ha asfixiado pero aun así, siguen apostando por el país y se niegan a abandonar los campos.

Es así como lo confirmó el cultivador, Héctor Guerrero, quien recibió al equipo de La Prensa del Táchira en su hogar, desde donde tiene más de 5 mil plantas a la espera que florezcan en los próximos 80 días.

Usando botas de caucho,  relató que hace cinco años, cultivaba hasta 40 mil rosas que eran compradas por los viajeros, siendo éstos quienes llevan la mercancía a floristerías de San Cristóbal, o hacia ciudades como, Maracay, Valencia, Caracas y otras regiones del país.

Ahora, dicha cifra no supera ni el cuarto, y esto debido al alto costo que representan los plaguicidas que pueden oscilar entre 50 mil y hasta 120 mil pesos cada unidad, a ello debe sumarse el capullo, el papel, liga, entre otros materiales, que deben ser comprados en el vecino país, ya que en el estado son escasos.

"Cuando comencé hace ocho años, esto estaba lleno de cultivos, ahora no queda nada, todo se ha acabado debido a la crisis, por lo tanto, somos pocos los cultivadores que quedamos en este municipio" dijo.

Anteriormente, los viajeros llevaban hasta 100 paquetes semanales de flores, cuyo costo es de 12 mil pesos, 24 rosas, hoy día, estas personas compran como máximo 30.

"Los que venían y me compraban lo hacen de a poquito, porque la gente prefieren comprar comida que  rosas, y esto es lo que nos han venido afectando desde hace más de dos años" expresó.

 Belkys Rodríguez, quien también se dedica a esta actividad, comentó que al desabastecimiento de insumos se suma la falta de semilla, que al igual que lo anterior mencionado se debe traer desde Cúcuta.

Un bulto de semilla puede tener un costo de 300 mil pesos, y para un cultivo pequeño, se necesitan al menos 15 sacos, este valor incide en el precio final del producto, que para los clientes representa un alto costo.

"Por eso ya cuando la gente se muere ni flores le ponen" dijo, al enfatizar, que para la colectividad la prioridad es la alimentación más que un ramillete.

"Es poca la producción que hay y también, poca la que se envía hacia otros estados, porque ya no se llevan en cantidades como antes" apuntó.

Migración

El recorrido por esta zona que conduce hacia el Páramo del Zumbador, estaba lleno de sembradíos de flores, que llenaban de color la carretera, la cual era aprovechaba por conductores para desconectarse de los suburbios de la ciudad capital, sin embargo, este color que iba acompañado de un delicioso frío se acabó, pues quienes cultivaban este rubro migraron a otras actividades económicas.

Un ejemplo de ello es, Emilio Pernía, quien por varios años, sembró flores y debido a la emergencia humanitaria, migró a cultivar hortalizas, entre ello, cebolla, cebollín y papa.

"Yo sembraba pompones, soliaster, margaritas, que es relleno, pero por la situación me cambié, pues ahí me va bien y no se pierde como pasaba con las flores" expresó. Para Pernía era más beneficioso este tipo de planta, ya que las rosas requieren más trabajo y su costo de siembra es más elevado.

Pese a lo difícil, dijo que desde diciembre del pasado año, ha crecido un poco la plantación de flores, no obstante, esta siembra no se compara a la de años anteriores.

Gerberas

Carlos Zambrano, quien se dedica a la siembra de gerberas, destacó que sus ventas cayeron en más del 80%, aún así intenta sobrevivir con este rubro para poder llevar el sustento a sus hogares.

 En sus tierras, pudo llegar a cultivar hasta 200 mil rosas para lograr una producción de hasta 2 mil paquetes de forma semanal, hoy día, no supera ni uno.

"De gerberas manejaba como 10 mil matas, ahorita no llego ni a 4 mil, otros cultivos como margaritas, pompon, astromelia, también los dejé y manejo es papita, zanahoria, entre otros" acotó.

Para Zambrano es lamentable la situación, pues esta zona era reconocida por sus bonitas flores, que beneficiaban tanto a los viajeros como turistas que visitaban estos sectores de Andrés Bello en su mayoría los fines de semana.

María Hernández, quien tiene un puesto de Flores en El Fical, mencionó que podía vender hasta 5 paquetes diarios, para la fecha la cifra no supera ni dos, ocasionándole pérdidas a su negocio.

"Ya nadie viene, pensamos que es por la gasolina, sabemos que está caro y por eso la gente no sale a pasear, además, los controles de seguridad por la cuarentena impide que la gente salga de sus casas" agregó.

Exportación

Fue en el mandato del exgobernador, José Vielma Mora, cuando se habló de una posible exportación de flores desde el municipio Andrés Bello, Lobatera y José María Vargas hacia Rusia y otras naciones.

Para aquel momento, Erick Gorrochotegui, presidente de la red de Productores Venezolanos de Flores -Provenflor-, dijo que con el Gobierno nacional se adelantaba la creación de la primera floristería de Flores de Venezuela, 10 kioscos socialistas, la creación del núcleo de investigación "El Hechizo", entre otros, que según iban a multiplicar la producción y comercialización de flores de calidad y en el país.

Sin embargo, esta propuesta quedó en otra promesa incumplida más, pues pese a las visitas hacia dichos municipios, reuniones, los productores se quedaron con los crespos hechos, ya que no se concretó nada y por el contrario, los cultivadores debieron seguir su camino por cuenta propia.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Ver más:
Otras Noticias
Locales

Escuela Regional de Teatro abre inscripciones 

| comentarios