Buenas estuvieron las ventas de pescado salado y fresco 

Nelson Altuve P | La PRENSA del TÁCHIRA.- Importante fue la afluencia de personas que acudieron desde tempranas horas de la mañana del Jueves Santo al mercado del pescado, a la altura del sector Madre Juana, en la parte baja de la ciudad de San Cristóbal.

La mayoría de los ciudadanos acudieron para comprar el producto que se exhibía tanto salado como fresco, de acuerdo al gusto de los compradores y en varias especies. "Vine para poder comprar unos tres kilos de pescado y así poder cumplir con la tradición", dijo Edgar Mendoza, mientras seleccionaba un bagre salado.

Consultado sobre los precios que estaban ofertando los pregones, señaló que "siempre por esta época sabemos que algunos aprovechan para aumentar, pero bueno, hay que hacer el esfuerzo y comprar. Llevó un poco de bagre, y unas cachamas para estos días, lo importante es no perder la tradición de los siete potajes". Agregó Mendoza.

El kilo de bagre salado se conseguía en algunos puestos a razón de 18 mil pesos el kilo, mientras la cachama, coporo y otras especiaes, variaban entre los 15 mil y 12 mil pesos, si era salado, mientras el pescado fresco también se ofertaba entre 3 o 4 pesos menos del valor que tenía el salado.

El mercado del pescado "Madre Juana" lucía abarrotado de personas. Por un lado estaban los expendedores debidamente afiliados, también los caveros sacaban el producto y el pago era en moneda Colombiana. "Mijo aquí todo es en pesos, porque aquí lo debemos pagar en pesos cuando nos llegan los mayoristas, sino entonces no nos vuelven a dejar mercancía", explicó Dionisio Pérez.

Efectivamente, apenas en dos sitios se pudo apreciar que había punto, dentro del mercado, porque ya en los lugares habilitados en la parte de afuera del mercado, todos los expendedores estaban recibiendo en pesos, moneda que domina en circulación por encima del dólar, mientras la moneda nacional era inexistente.

Luis Ramírez, vendedor, en la zona de la avenida marginal del Torbes. Se mostraba entusiasmado por el buen ambiente del lugar. "Hay bastante movimiento, la gente viene a buscar el pescadito, llevan coporo, bagre, salado o fresco, y los precios son accesibles. Yo creo que para mediodía ya no va a quedar nada, muchos menos para este Viernes Santos".

En el sector La Concordia, el bagre fresco lo ofertaban sobre los 15 y 16 mil pesos, con dos pesos por encima estaba el valor del salado, de igual forma, habían especies de mar que tenían precios por encima de los 20 mil dólares, aunque su venta era muy poco.

Por el sector del mercado de los pequeños comerciantes, pocos vendedores de pescado se apreciaron el día jueves. En algunos puntos específicos se observan los expendedores, que prácticamente ni se veían por el gran movimiento de personas buscando frutas y verduras.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias