Fallece niña abusada sexualmente por su padrastro

Agencias | La PRENSA del TÁCHIRA.- Una niña de apenas dos años, identificada como Emily Rosales, falleció en en el área de Pediatría del Hospital Central de Maracay tras sufrir maltrato de manos de su padrastro, suceso que conmovió a la comunidad de Fundacoropo y sus alrededores, parroquia Santa Rita del municipio Francisco Linares Alcántara.

La madre, según los vecinos, identificada como Ana Julia Pérez Avendaño (18 años), mantenía una relación de concubinato con el individuo desde hacia siete meses, y tras conocer la noticia del presunto maltrato cruel contra su descendiente, se trasladó a la sede del Comando Policial, donde consignó la denuncia.

Seguidamente comisiones de la Policía de Aragua, adscritas al Centro de Coordinación Policial del municipio Francisco Linares Alcántara, se trasladaron a una residencia, en donde se encontraba enconchado el agresor, con el firme propósito de darle captura.

Al llegar a ese sitio, los oficiales le dieron la voz de alto, y el presunto delincuente, todo colérico, desacató el llamado, engriendo un arma de fuego, y disparó en varias ocasiones contra los funcionarios, suscitándose luego un enfrentamiento.

En el intercambio de disparos, el señalado en la causa resultó herido, siendo trasladado a un centro asistencial, falleciendo a los pocos minutos de su ingreso, se dijo a los reporteros del matutino de los valles de Aragua.

El sujeto fue identificado como Ronaldo Moisés Bravo Pérez, bautizado por la comunidad como "El Monstruo de Coropo", se dijo a los reporteros. Se informó asimismo que en el sitio, los sabuesos recuperaron un arma de fuego, tipo revólver calibre 38 y otras evidencias de interés investigativo.

De acuerdo a la información conocida de manera extraoficial, el desgarrador acto se registró en la calle 01 del sector Coropo, cuando el individuo en una acción calificada como de inhumana, agarró a la criatura, causándole lesiones gravísimas.

Al parecer, le produjo lesiones en la parte íntima y asimismo le ocasionó trauma craneal moderado, hematomas en varias partes del cuerpo y además, le habría dopado con una sustancia química aún desconocida, según la información que se maneja.

Ante ese desgarrador cuadro, la criatura fue trasladada ante la urgencia del caso al Hospital Central de Maracay, siendo recluida en el servicio de Pediatría del referido centro asistencial.

Un equipo de especialistas, incluyendo pediatras, enfermeras e internistas, se abocó rápidamente a prestarle la atención que merecía la menor y mientras se esperaba por su evolución, ya en horas de la noche de ese lunes, la bebé dejó de existir producto de las lesiones descritas anteriormente.

Seguidamente el cadáver fue trasladado al Servicio de Medicina y Ciencias Forenses, con sede en Caña de Azúcar, en donde le practicarán la autopsia de ley. Se conoció que al cadáver le tomarán muestras orgánicas para ser analizadas.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias