Hasta al bocachico lo salan para salvar la semana santa 

Fabiola Barrera | La Prensa Táchira.- De cara al inicio de la Semana Santa, la demanda del pescado salado  se incrementa, ante la incorporación de esta exquisitez como parte de los siete potajes que se preparan durante la vigilia religiosa en los hogares cristianos y sobre todo andinos.

Dada la situación económica, los pescaderos se las ingenian para vender pescado salado, por lo que ofrecen no solo el tradicional bagre, sino otros productos, a fin de no perder la temporada y salvar así el ya mermado mercado. 

Desde el bocachico,  la guabina, el caribe y la curvina son ofrecidos no en su tradicional presentación sino para abaratar los costos lo salan y lo ofrecen para mejorar la oferta ya que la demanda no está muy bien en esta temporada. 

No todos los tachirenses tienen los 20 mil pesos que puede costar un kilo de bagre, bien sea de rio o de mar, pues esto equivale a casi doce millones de bolívares. Por ello ya no solo es el bagre el pescado que salan, sino otros más fáciles de comercializar, para que quienes deseen preservar la tradición lo hagan sin que el bolsillo se golpee tanto. 

El señor Jesús Urbina, quien vende pescado fresco y salado en Táriba, oferta solo bagre rayado. Explica que compró en la pescadería para "probar suerte este año", ya que el año pasado no le fue muy bien, ya que la pandemia estaba comenzando y quienes tenían dinero, preferían comprar otros productos. 

"No he vendido el primer kilo de pescado, pero como la temporada de Semana Santa inicia es el sábado, pues hay que esperar", dijo. 

Más variedad

Ya en los comercios adyacentes a la pescadería de Madre Juana, se ofrece mayor variedad de especies de pescado salado. Manuel Tapias, propietario de uno de estos establecimientos, comentó que ofrecen pescado de mar como el lebranche y el bagre blanco, mientras que de rio tienen disponibles el bagre rayado y la cachama. Todos a 15 mil pesos (9 millones de bolívares). 

Explicaba que aunque no los tiene disponibles este momento, también hay otros pescados como la guabina y el caribe, cuya presentación salada puede comprarse a diez mil pesos el kilo (6 millones de bolívares). 

Asegura que las ventas, en comparación al año pasado han mejorado un poco. "Así sea de a kilito están llevando pescado salado. Mientras se venda, todo está bien", destacó. 

Pocos camiones

Dentro de la pescadería de Madre Juana, punto por excelencia para comprar no solo este tipo de pescado, sino cualquier producto bien sea de rio o mar, la señora Yolanda Rueda comentó al equipo de La Prensa que ella ofrece el bagre salado a 18 mil pesos (10 millones 700 mil). 

Explica que ya para esta fecha, años atrás, habían muchos camiones y toldos en la calle ofreciendo pescado salado. "Esto eran full camiones llenos de pescado salado, pero ya no. Mire como está esto solo". 

Flojas las ventas

Aunque es la que tiene más variedad de pescados, Esmeralda Cárdenas, asegura que están muy flojas las ventas. Precisamente para no perder los clientes, oferta otros pescados salados mucho más baratos, como el bocachico en 7 mil pesos el kilo (4 millones 200 mil) y la curbina en 10 mil pesos (4 millones 200 mil). 

Pese a ello, asegura que la gente prefiere es el bagre, ya que por tradición es el que siempre se ha salado. 

Cada vez menos

La señora Isabel Maldonado quien estaba comprando pescado salado, asegura que así sea de a poco compra, para no perder la tradición. Comenta que hace años compraba varios kilos, pero la situación actual le da para comprar menos del kilo. "Llevo diez mil pesos de bagre seco, porque no hay para más". 

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias
Locales

Monseñor Mario Moronta se contagió de COVID-19

| comentarios