Asesino de Milanyela anda suelto y la familia clama justicia

Agencias | La PRENSA del TÁCHIRA.- Gregori José Tovar Estanga, de 27 años, es el principal sospechoso de la muerte de Milanyela Mariana Carvajal, de 22 años, asesinada la noche del domingo 14 de marzo. Los familiares de la víctima denuncian que desidia estatal en la investigación de este femicidio. 

Tovar Estanga es señalado como presunto autor del hecho. La noche de su asesinato, Milanyela Mariana estaba con sus padres hasta que Tovar Estanga, de quien se había separado dos semanas antes, le pidió que lo acompañase a un campamento minero de la zona para cobrar una deuda.

Su familia informó que, en reiteradas ocasiones, Tovar Estanga la había amenazado con suicidarse si ella se atrevía a dejarlo. La relación duró siete meses. "No terminó con su vida, pero terminó acabando con la vida de ella", manifestó Angela Méndez, prima de la víctima.

Méndez destacó que es probable que Tovar Estanga haya huido hacia la mina San Martin, ubicada en Guyana. "Suponemos que puede estar allá porque tiene familiares allá, y días antes le había dicho a ella que se quería ir, que lo acompañara", dijo.

Ella accedió a acompañarlo. Les dijo a sus padres que la esperaran, que volvería en un momento, pero no regresó. Dos horas después desde la última vez que la vieron, los padres de Carvajal comenzaron a buscarla hasta las 11:00 de la noche, cuando la encontraron encerrada con candados en una barraca de madera que cuidaba Tovar Estanga. 

El cuerpo de la muchacha estaba tendido en el suelo, cubierto con una sábana blanca. El crimen ocurrió en un campamento de la mina Los Algarrobos, en la población de El Dorado, municipio Sifontes. 

El padre de la víctima, William Carvajal, forzó la puerta y rompió los candados para poder llegar al cuerpo. Cuando la encontró, Milanyela  Carvajal tenía cuatro heridas en el cuello que, de acuerdo con el parte oficial, fueron ocasionadas por un arma punzante.

Aunque es su competencia, porque la manipulación de evidencia entorpece la investigación, el Cicpc no suele hacer levantamiento de cuerpos dentro de territorios mineros. 

Por lo que el padre de la víctima tuvo que llevar por su cuenta el cadáver hasta el Centro de Diagnóstico Integral Brisas del Cuyuní en la población de El Dorado, pues solo así obtendría los documentos necesarios para trasladar nuevamente el cuerpo hacia la subdelegación del Cicpc en Tumeremo, a una hora de distancia.

Temen impunidad por desinterés del Cicpc

Milanyela Mariana era madre de un niño de cinco años y trabajaba con sus padres como vendedora informal de ropa en ese sector minero desde hace tres años.

En entrevista con Correo del Caroní, familiares informaron que todo el proceso gestión de traslado para pesquisas y autopsia duró al menos 36 horas. Señalan que la autopsia final es imprecisa y escueta, pues solo dice que Carvajal murió por hemorragia externa causada por arma blanca, pero no hubo investigación que determinara si Milanyela Carvajal fue víctima de abuso sexual, o alguna forma de tortura.

Además, denuncian maltrato y desinterés por parte de los funcionarios de investigación del Cicpc, por lo que temen que el caso quede impune. El retraso en las pesquisas y la falta de refrigeración del cadáver, que agilizó su proceso de descomposición, impidieron que los parientes pudiesen pedir una segunda autopsia.

Envuelto en hule, el cuerpo sin vida de Milanyela Carvajal seguía descomponiéndose en una camioneta particular de su familia, a las afueras de la subdelegación del Cicpc en Tumeremo el lunes a las 10:00 de la mañana, mientras la familia de la joven esperaba que los funcionarios firmaran la orden de remisión del cuerpo hacia la sede del Cicpc de San Félix para hacer las pesquisas correspondientes.

Pero no fue sino hasta las siete de la noche que el Cicpc emitió la orden de traslado. Pese a las nueve horas de espera, el cuerpo fue trasladado por el mismo vehículo familiar y no por un vehículo oficial. El cadáver llegó a San Félix a las 12:00 de la madrugada de este martes. Al final, la familia no tuvo el informe de la autopsia en sus manos sino hasta las 11:30 am.

"Nos estábamos concentrando en que nos entregaran el cadáver y ya porque... aquí no se movilizó ninguna comisión, nada. Hasta ahora no hay ninguna investigación, ellos trabajarán a su ritmo... ellos son simplemente receptores de denuncias porque para activarse...", manifestó Ángela Méndez, prima de la víctima.

Hasta ahora Tovar Estanga sigue dado a la fuga y los parientes de la víctima no avizoran justicia. Aunque el caso de Milanyela Mariana fue remitido a la Fiscalía 5º del Ministerio Público, todavía se desconoce si ya se asignó un fiscal para investigar el caso.

No actuar con la debida diligencia para investigar, sancionar a los culpables y reparar a los familiares de las víctimas solo promueve la impunidad y la revictimización de quienes mueren a causa de la violencia de género, y menoscaba el derecho al acceso a la justicia de los afectados.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias
Sucesos

Detienen a sujeto con 96 dediles en Peracal 

| comentarios

Sucesos

Buscan a mujer que acuchilló a su expareja 

| comentarios

Sucesos

Rostros sin huellas en el Táchira

| comentarios