Fisicoculturista ruso se divorcia de su muñeca sexual

Agencias | La Prensa Táchira.- Yuri Tolonchko, un fisicoculturista ruso que ganó popularidad al hacerse viral por casarse con su muñeca sexual, recientemente reveló que terminaron y que ya pasó la página. 

El matrimonio no fue nada fácil, los recién casados pasaron por una mala racha los primeros meses. La muñeca sufrió un inconveniente anatómico y tuvo que ser reparada. Tolonchko confesó que mientras ella se encontraba en el taller, la engañó con otro objeto.

Desde ese momento confirmó a través de sus redes sociales que él y Margo ya no están juntos, por lo que dio el paso de presentar a su nueva esposa "Lola" ante sus 10.000 seguidores en Instagram.

Agregó no estar preparado para hablar de las razones del divorcio con Margo, considera que hay muchas capas que desentrañar de dicha historia y no está listo para ello.

Nuevo amor

El fisicoculturista presumió que su nueva esposa "tiene cabeza de mujer, cuerpo de pollo, el ombligo tiene profundidad y se puede usar como vagina y un pene insertado en él", señalando que en cualquier momento mostrará esto ante las redes sociales. 

"Quería un juguete sexual así. También decidí que tendría un harén (también hablé de esto antes). Podemos ser muchos en nuestra familia. Y es emocionante", precisó Tolonchko. 

No obstante, analiza la posibilidad de tener varias esposas, aseverando que no sería extraño para él, ya que esta misma tradición existe en algunas culturas orientales.

El atleta posee un gran interés por los fetiches sexuales inusuales y además también es un activista LGBTQ+, pese a que en una manifestación de transexuales fue herido y quedó con una conmoción cerebral, la nariz rota y un diente astillado.

Con información de La Patilla. 

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Ver más:
Otras Noticias
Curiosidades

Se ponen de moda ataúdes de El Juego del Calamar

| comentarios

Curiosidades

Julio de 2021 el más caluroso de la historia

| comentarios

Curiosidades

Conoce al tiktoker venezolano que enseña a sembrar

| comentarios