Deporte tachirense "sitiado" por los efectivos militares

Nelson Altuve P | La PRENSA del TÁCHIRA. "Veo con mucha preocupación que las autoridades en vez de apoyar al deporte están prácticamente tratando de acabar con el patinaje ya que no permiten hacer deporte; los muchachos solo hace una actividad física, respetando las normas de bioseguridad, por eso, en vez de destruir hay que construir, entonces les pido prestar el apoyo al patinaje tachirense". 

Así se refirió William Rojas, Presidente de la Federación Venezolana de Patinaje, al ser consultado sobre la situación lamentable que vivieron un grupo de niñas y sus entrenadores que no pudieron cumplir con su rutina de entrenamientos ante la presencia de un piquete de la Guardia Nacional en su área de prácticas a las afueras del Polideportivo "Pueblo Nuevo" en San Cristóbal.

Esta acción a todas luces irregular se produjo la tarde del lunes 15 de marzo, cuando un piquete de la Guardia Nacional Bolivariana arremetieron arbitrariamente frente a niños y niñas de 3 a 4 años, que se encontraban entrenando la disciplina del patinaje, todos ellos pertenecientes al club "Panda". 

El argumento de los GNB era que acataban lineamientos para combatir el Covid-19 y en resguardo de las medidas de bioseguridad, por lo que el funcionario emplazó de forma altanera a los entrenadores a retirarse del lugar inmediatamente sin importarles que estaban en presencia de niños cumpliendo sus rutinas de ejercicios, según se pudo conocer.

Ante la posición del entrenador Geancarlos Ramones, al hacer frente a la acción desmedida y de hostigamiento de los GNB, indicándoles que debían esperar por la presencia de los padres y representantes, muchos de los cuales dejan a sus hijos en una hora determinada y los buscan al finalizar la jornada de entrenamientos, procedieron detener por orden al joven entrenador durante varias horas, incautando su celular.

El hecho movilizó a otros entrenadores del club de patinaje Panda, además de padres y representantes que acudieron en defensa del entrenador y luego de una conversación con el funcionario encargado que reconoció luego su mal proceder y actitud desmedida, fue liberado el entrenador, aunque quedaron en establecer un acuerdo para permitir la práctica de la actividad deportiva a los clubes de patinaje.

Raúl Candelas, federativo y entrenador, integrante del equipo de patinaje Olímpicos, se pronunció también sobre esta irregular actuación de las autoridades castrenses. "Ya está bueno de la persecución que hacen al deporte. Nosotros tenemos el velódromo como punto sitio de entrenamiento, pero tampoco se puede entrar. Tenemos atletas que deben cumplir con los chequeos nacionales, entonces no queda otra que entrenar en la calle para lograr mantener su condición física, aunque ni siquiera los tiempos se pueden hacer ni efectuar un trabajo a tope",

Agregó que los funcionarios de la Guardia u otros organismos solo aparecen para molestar e interrumpir el trabajo que se hace. "Tampoco aparece ningún ente rector del deporte a ayudar a solucionar este impasse que tenemos con esos organismos que solo molestan una actividad en lo que únicamente hay jóvenes y niños queriendo hacer deporte".

En el beisbol también hostigaron a los atletas

Estos actos de atropello también los han sufrido los atletas del beisbol tachirense. El miércoles de la primera semana de marzo, se presentó un escuadrón de la Policía del Táchira en el estadio Metropolitano donde entrenaban siete niños de la selección infantil, allí dos de los entrenadores fueron detenidos y llevados hasta el comando policial en La Concordía donde luego de una charla los dejaron en libertad.

Consultada al respecto, Marilyn Pineda, presidente de la Asociación de Beisbol del Táchira explicó que "la orden de paralizar todas las actividades y acatar la medida, se estaba entrenando en el Metropolitano porque es un espacio, donde se cumplían las medidas de bioseguridad, todo estaba normal hasta que ocurrió esa situación".

Tampoco quieren que los niños y adolescentes pueden practicar beisbol y mandaron a cerrar el viejo estadio Táchira

También se conoció que el amedrentamiento contra el deporte se presentó en el estadio Táchira a donde llegó un piquete de 12 efectivos de PoliTáchira en seis motocicletas, entrando al recinto deportivo y verificando que no había nadie entrenando. "Nosotros luego de lo sucedido en el Metropolitano había indicado a todos los representantes de clubes la suspensión de las practicas, por eso, al llegar los policías no encontraron nadie en el lugar".

Con suma preocupación la dirigente del beisbol en la entidad ve la paralización de la actividad deportiva. "No sabemos cómo aplican la ley, porque nosotros nos hemos apegado y acatamos la medida, pero también se han observado que en otros sitios deportivos y espacios la gente juega en las canchas, entonces no sabemos si la aplicación de la ley es para unos y para otros no". Afirma Pineda.

Juegos "El Esequibo es Nuestro" no contaminan, los demás si

Lo que la dirigencia deportiva en el Táchira no entiende es como los funcionarios de la ZODI-Táchira ahuyentan a los atletas de los escenarios deportivos, bajo el argumento que están combatiendo el Covid-19, o cumplen órdenes por semana radical o flexibilizada pero no dan ningún tipo de ejemplo.

"Hace días recién finalizaron unos juegos convocados por la Zodi Táchira donde jugaron fútbol, softbol voleibol que son deportes de contacto directo, y entonces allí no hubo ningún tipo de protección ni bioseguridad, jugaron sin ninguna traba durante más de un mes, es lo que no entendemos", dijo un dirigente de la disciplina del fútbol.

En los juegos de softbol inter gremiales de la Zodi nadie le paró a las medidas de bioseguridad 

"Que nos expliquen como ellos si utilizan los escenarios como el gimnasio vertical de Puente Real para jugar futbolito o baloncesto durante los días y las noches, pero no dejan que los niños o jóvenes hagan deporte en la canchita que queda aquí a un costado ni en el estadio Claudio Gabino Uribe". Expresó otro conocido entrenador de futbol menor.

En el voleibol de los juegos de la Zodi hubo mucho contacto físico y ni siquiera usaron mascarillas

Efectivamente, durante febrero se desarrolló una competencia denominada primeros Juegos "El Esequibo es Nuestro" con el objetivo de promover la unión cívico militar policial según indica la invitación, disputándose juegos en varias disciplinas en algunos escenarios. Incluso finalizaron las actividades con acto festivo, un parrandon llanero con aglomeración de personas en el recinto, actividad masiva que pone en riesgo a los asistentes como lo dictan las medidas establecidas que impide este tipo de  concentraciones.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias