Al tachirense no le gusta comer frutas y la que más comen, es la que tiene menos fibra, la cual es la más económica y accesible que es el cambur o banana

Cristofer Montañez

Endocrinólogo

La alimentación es saciar un hambre, donde puedes comer infinidad de cosas, pero la nutrición es que tengas los requerimientos nutricionales acordes a tu cuerpo

Graciela Watts

Coordinadora regional de Nutrición y Dietética de Corposalud

La pandemia sirvió para subir de peso, pues durante el confinamiento lo que haciamos era comer y dormir

Madgalena Flores

Paciente con sobrepeso

Más del 33% de la población en Táchira es obesa

Maryerlin Villanueva | La Prensa de Táchira.- El endocrinólogo, Cristofer Montañez, informó que en el estado Táchira, más del 33% de la población padece obesidad, esto debido a la forma incorrecta de alimentarse.

"De esta cantidad existe una división, el sobrepeso clínicamente significativo y el no significativo, que es cuando cuando la obesidad especialmente la abdominal aumenta el riesgo de enfermedades cardiovasculares, entre ellas, infartos, ACV, problemas renales, entre otros" dijo.

De dicha cifra, el 10% tiene obesidad grado uno, y con un porcentaje menos frecuente obesidad grado dos. Indicó que el consumo de caldo de papa, aguamiel, pasteles, salsas, tienen exceso de grasas y carbohidratos con baja fibras, lo que aumenta el peso en las personas.

"Al tachirense no le gusta comer frutas y la que más comen, es la que tiene menos fibra, la cual es la más económica y accesible que es el cambur o banana" dijo.

Indicó que es necesario que los ciudadanos consuman avena, granola, pan integral, y mantengan conductas alimenticias adecuadas, pues el exceso de calorías vuelve obesa tanto a hombres como mujeres.

"Es más frecuente los casos de zona de montaña, pues son personas que consumen comidas con altos niveles de caloría" expresó el médico.

Las personas con sobrepeso no se cuidan ni tampoco acuden a consulta, refirió Montañez, quien manifestó que buscan ayuda cuando se asocia a otras patologías.

"Esperan que tengan una complicación de su obesidad para acudir al médico, lo que significa que no consideran el sobrepeso como un problema" apuntó.

Niños

El médico indicó que los niños no escapan de la enfermedad, pues de acuerdo a las cifras del estudio venezolano de salud cardiometabólica, 14 de cada 100 niños, padece de obesidad.

"La gente tiene mal concepto que un niño gordo es un niño sano, cuando realmente no es así, porque ya desde esa edad le estamos dando resistencia a la insulina e inflamación de las arterias, lo que podría generar casos de diabetes e hipertensión a futuro" dijo.

Sin control

Graciela Watts, coordinadora regional de Nutrición y Dietética de Corposalud, dijo que la obesidad está relacionada con el sedentarismo, factores genéticos, y mala alimentación.

"La alimentación es saciar un hambre, donde puedes comer infinidad de cosas, pero la nutrición es que tengas los requerimientos nutricionales acordes a tu cuerpo y metabolismo, para que haga todas las funciones" acotó.

La crisis económica del país, ha traído como consecuencia que la colectividad consuma más harina, pues "sabemos que una proteína cuesta mucho dinero, así como ahora, cuestan las verduras las cuales se han hecho menos accesibles".

A ello se suma la falta de actividad física al cuerpo, donde las personas hacen poco ejercicio, lo que ha "hecho que se incremente la diabetes, hipertensión y otras enfermedades cardiovasculares".

Para la experta, como recomendación es necesario que las personas obesas disminuyan el consumo de sal, azúcar y refrescos. 

"Los pacientes no se están controlando, hacen tratamiento muy agresivos, bajan demasiado de peso y lo que hacen es un rebote, pues para bajar de peso hay que hacerlo muy esquematizado y organizado" acotó.

A su juicio, las obesidades no se arreglan a corto plazo, pues el paciente debe cumplir un tratamiento estricto, donde lo recomendable es que de forma mensual baje cuatro kilos en un mes.

"Todo debe ser paulatinamente, es decir, no consumir azúcares refinadas, consumir más agua, evitar los refrescos y disminuir la sal para tener una alimentación saludable" añadió.

"Siempre gordita"

Magdalena Flores, tiene 38 años de edad. Dijo que su obesidad se debe a factores genéticos, pues su familia cuenta con antecedentes de esta patología.

"Cuando mi mamá estaba embarazada sufrió una parálisis facial, y para ese momento se sometió a un tratamiento. Cuando nací, tuve una buena medida y peso, pero con el correr de los meses comencé a subir de peso y he sido gordita desde siempre" agregó.

Desde los 16 años es hipertensa y hasta ahora, no ha presentado ninguna complicación cardiovascular.

"La pandemia sirvió para subir de peso, pues durante el confinamiento lo que hacíamos era comer y dormir" puntualizó.

Flores comentó que hace varios años sostuvo un control con diferentes nutricionistas, sin embargo, la agotó las numerosas dietas a las que tenía que someterse para mantenerse.

"Antes se podía, ahora no, pues la comida del venezolano se volvió fue harina, pasta, y algunas verduras cocidas, por lo que para evitar seguir aumentando, trato de comer bajo en sal, azúcar y evitar las frituras" dijo.

Realizarse alguna cirugía es descartable, pues los costos de esta intervención quirúrgica supera los 5 mil dólares en la región.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Ver más:
Otras Noticias
Locales

Escuela Regional de Teatro inicia inscripciones 

| comentarios