Capturan a culpables de cuádruple homicidio

Agencias | La PRENSA del TÁCHIRA.- El director del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC), Douglas Rico, informó de la detención de cuatro hombres en Guárico, por estar involucrados en un cuádruple homicidio. 

Rico indicó que fueron detenidos Humberto José Molina (26), José Rafael Corrales Acevedo (30), quienes se hacían pasar como funcionarios de la Dirección General Contra Inteligencia Militar (Dgcim). Asimismo Guitrean Yohan Arbulgen Rodríguez (31) y Juan Pablo Farfán Ojeda (62). 

Mientras que Manuel José Martínez, de 55 años, quien cooperó en el sicariato, se encuentra evadido.

Los detenidos son los presuntos responsables de la muerte de José Ariel Colina Ortega, de 55 años; Mejías Guzmán, de 48; Wuilmen Alí Álvarez, de 32; y Gabriel José Peña Peña, de 17, hecho ocurrido en los predios de la finca Dialmaros, en Calabozo, estado Guárico, el pasado 9 de febrero.

Rico relató que las víctimas aparecieron en estado de descomposición, maniatadas y con heridas producidas con armas de fuego, por lo que funcionarios del Eje de Investigaciones de Homicidios Guárico y la Delegación Municipal Calabozo articularon esfuerzos y efectuaron las investigaciones.

Lograron determinar que los detenidos portando indumentaria alusiva a la Dgcim, así como armas de fuego; les fue pagada la cantidad de 10 mil dólares para cometer el hecho. Esto de parte de Yheison Renato Ramírez Santaella (32) aún por detener. 

Durante el proceso de investigación quedó incautada un arma de fuego tipo pistola. Además de dos armas de fuego tipo escopeta, un par de esposas, cuatro parches y un tapabocas alusivos al DGCIM; también y un Toyota, Land Cruiser, placas AE454NA. El caso quedó a orden del Ministerio Público del estado Guárico.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias
Sucesos

Capturado con un kilo de presunta marihuana

| comentarios

Sucesos

Hallada osamente en Arjona 

| comentarios

Sucesos

Hallaron muerto a fotógrafo en la vía a Choroní

| comentarios