A las farmacias y droguerías, se les exige una norma de temperatura para la posesión de las medicinas, por lo que es peligroso que el vendedor tenga esa mercancía afuera

Milton Bracamonte

Director del Servicio Autónomo de Contraloría Sanitaria

Efecto de medicamentos se desvanece por la exposición al sol 

Maryerlin Villanueva | La Prensa de Táchira.- En alerta se encuentran las autoridades del Servicio Autónomo de Contraloría Sanitaria -SACS- ante la persistencia de venta de medicamentos en ventas ambulantes en el estado Táchira, que producto de la exposición al sol y mal manejo, acelera su descomposición.

Así lo dio a conocer el director de este organismo, al señalar que esto podría ocasionar en el paciente una intoxicación o la muerte, ya que estos fármacos son sometidos a altas temperaturas y polvo en las calles.

"A las farmacias y droguerías, se les exige una norma de temperatura para la posesión de las medicinas, por lo que es peligroso que el vendedor tenga esa mercancía afuera, y las personas la compren creyendo que es más económico, obviando entonces que está exponiendo su salud y su vida a un producto que puede causarle un daño irreversible" expresó.

De acuerdo a las inspecciones realizadas, han evidenciado que los medicamentos son guardados en bolsas que muchas veces están tiradas en el piso, y sin ningún tipo de cuidado.

"Hemos conseguido que los blíster aparte de estar vencidos, están partidos o abiertos, por lo que hay una garantía para quien lo va consumir" dijo.

Se refirió a la comercialización de "medicamentos naturales" que se expenden en tiendas naturistas, farmacias, mercados, supermercados, en algunos casos con publicidad engañosa por laboratorios que no poseen permisos sanitarios. 

"Se trata de productos elaborados presuntamente encubiertos sin las mínimas normas sanitarias, medicamentos potencialmente falsificados hallándose en posibles condiciones tóxicas o sencillamente inefectivos, siendo una amenaza para la salud" dijo.

Operativos

Para frenar esta situación, en conjunto con la Policía Nacional Bolivariana, se han venido efectuando operativos para decomisar estos fármacos que son vendidos en establecimientos no permitidos o calles.

El pasado año, fueron incautados más de 1.800 medicinas en municipios como, San Cristóbal, Ayacucho, y Andrés Bello. En este 2021, no se ha realizado retenciones, sin embargo, el personal mantiene la vigilancia y supervisión.

Losartán, ibuprofeno, vitaminas, acetaminofén, tratamiento para pacientes con cáncer, ACV, diabetes, y hasta psicotrópicos estarían siendo vendidos a la ciudadanía sin ningún permiso sanitario.

"No sabemos de dónde sacan las medicinas y material quirúrgico, puesto que hoy se hace el decomiso y ya mañana tienen otra vez un inventario para la venta" apuntó Bracamonte.

Mencionó que producto de la campaña que se ha venido realizando, las personas buscan comprar fármacos venezolanos y colombianos, ya que se desconoce de qué forma están siendo movilizados desde el vecino país.

"Los vendedores ambulantes no tienen el conocimiento profesional para llevar un control y un recetario en cuanto al medicamento que allí se está expendiendo" acotó.

Traídos de Cúcuta 

La vendedora, Paola Bonilla, dijo que en los últimos dos meses, cayeron las ventas, sin embargo, se mantiene con las ventas de acetaminofén, ibuprofeno, vitamina Cy D, complejo B.

"Los medicamentos que vendo son colombianos, pero comprados en farmacias, no son de los que venden en otros lugares, ya que eso representa un riesgo para los pacientes" apuntó.

Reconoció que vender medicinas es delicado, sin embargo, cuenta con facturas de las compras hechas en la ciudad de Cúcuta en establecimientos comerciales establecidos para ello.

"Por esto, podría ir hasta presa, pero hasta ahora, no he tenido inconveniente con nadie, y eso que ya llevo más de un año vendiendo" acotó Bonilla.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias
Locales

En el olvido vecinos de Nuevo Amanecer

| comentarios