Estábamos esperanzados en que íbamos a poder trabajar esta semana.

Luis Correa

Pistero

Queremos que el gobierno nos de paso al Táchira para prestar el servicio a los usuarios

Rodolfo Vivas

Pistero

Si eres un taxista no te dejan, solo ellos están aptos para trabajar.

William Urbina

Pistero

A los pisteros del Terminal se los está comiendo la crisis 

Fabiola Barrera | La Prensa Táchira.- Sin posibilidades de trabajar se mantiene el sector de conductores de rutas largas en el estado Táchira, pues desde el pasado 28 de diciembre hay restricción de salida y entrada al estado Táchira. 

Unas dos mil familias aproximadamente se ven afectadas ante la imposibilidad de que el transporte de ruta larga se active desde y hacia el estado Táchira. Y es que desde el inicio de la pandemia, en marzo del año pasado, solo han trabajado unos pocos días del mes de diciembre, ya que ni los dejaron culminar la temporada decembrina, dejando varados a cientos de personas en el estado y a otros sin posibilidades de regresar a sus hogares en el Táchira. 

Ante esta situación, los vendedores de pasaje o pisteros, como también se les conoce, se están organizando para conformar un gremio, como el de los conductores y así ellos también sumarse, de manera formal, al llamado que se le hace desde el sector al gobierno nacional para que reactiven el servicio de transporte masivo a la entidad. 

Urgidos por trabajar

En este sentido Luis Correa, indicó que están urgidos de trabajo, ya que se encuentran cansados de esperar una luz verde. "Estábamos esperanzados en que íbamos a poder trabajar esta semana, pero no sabemos qué fue lo que pasó". 

Añade que también la piratería llegó a las rutas largas, ya que hay vehículos que ofertan un traslados entre cien y 150 dólares por persona hacia Caracas, mientras que los transportistas legalmente constituidos cobran solo 25.    

Explica que se encuentran desesperados, ya que toda la vida se han dedicado a la venta de pasajes en el terminal de pasajeros. 

Todos afectados

Del mismo modo, Rodolfo Vivas, vendedor de pasajes, coincide con sus compañeros en que la situación se les complica ante la imposibilidad de trabajar. Destaca que son casi un centenar de pisteros que se encuentran de brazos cruzados ante la situación. 

"Así como nosotros, también están los conductores, los dueños de las empresas y queremos que el gobierno nos de paso al Táchira para prestar el servicio a los usuarios". 

Comenta que el usuario es quien lleva la peor parte, ya que él es quien paga elevados costos por un servicio que no es garantizado ni ofrece los servicios de bioseguridad. 

No dejan trabajar

William Urbina, quien ha trabajado como chofer y vendedor como boletos, actualmente trabaja como mototaxista, ante la restricción de movilidad de las rutas largas. Denuncia además que para el transportista en general es muy difícil prestar sus servicios. "En las alcabalas los guardias te quieren quitar la plata. Si eres un taxista no te dejan, solo ellos están aptos para trabajar". 

Advierte que son unas seis mil familias que dependen del transporte, por lo que se han visto en la obligación de vender empanadas, gasolina, verduras y hasta en la construcción. Espera por un pronunciamiento por parte de las autoridades. 

Desolación en el terminal de pasajeros

Locales vacíos y poca presencia de personas en las inmediaciones del terminal de pasajeros de La Concordia, es el pan diario en ese puerto terrestre. De acuerdo a la administradora del recinto, Patricia Chacón, la incertidumbre reina en el ambiente, ya que guardaban las esperanzas de que se habilitara el transporte al interior del país y viceversa, pero la medida fue postergada nuevamente. 

"Se van a iniciar clases y han llegado personas preguntando Cómo hacen para llegar a sus destinos si no hay transporte", dijo. 

Explicó que este lunes contactó a diferentes representantes del gobierno nacional a fin de solicitar información y la única persona que le atendió fue la diputada Zoraida Parra. "Ella me dijo que hoy tenían una reunión y que más tarde me llama". 

Informa que el alcalde de San Cristóbal, Gustavo Delgado se encuentra en Caracas y esta semana se reunirá con las autoridades con competencia en transporte a fin de obtener respuestas concretas ante la petición hecha por el gremio. 

Destaca que la razón por la cual mantenían aislado al estado, era por los casos de COVID-19 en la entidad, pero que los mismos han mermado considerablemente, por lo que no ve motivo para que la medida se mantenga. 

"Con todo esto los más afectados y más golpeados han sido los transportistas de rutas largas". Alertó Chacón que en La Pedrera funciona un terminal paralelo. "Dicho por los mismos transportistas que allá funciona un terminal paralelo y no entendemos por qué no abren el terminal de San Cristóbal que funciona con sus protocolos de bioseguridad". 

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias
Locales

La manga está alta y los mangos bajitos

| comentarios