Eso está dañado y nadie viene arreglarlo, por lo que se va pone peor si no lo acomodan, aunque lo dudo, porque prometen que lo van arreglar y no salen con nada

Jesús Valero

Vendedor

Eso es a cada rato se ve cuando caen, lo que es preocupante porque el afectado es el dueño del vehículo

Jesús Valero

Obrero

Bacheo piden para carretera Trasandina en Santa Teresa

Maryerlin Villanueva | La Prensa de Táchira.- En emergencia se encuentra la carretera Trasandina a la altura del sector Santa Teresa, ante un bote de agua y los "mega huecos" que impiden el libre tránsito de los conductores.

De acuerdo a los vecinos, desde hace más de cuatro años, no se realiza un plan de bacheo por parte de las autoridades municipales y regionales, por lo que con el paso del tiempo el daño se ha agravado.

Quienes circulan bien sea en vehículo, moto o bicicleta deben sortear para no caer en los "cráteres" ya que se vería afectado, lo que genera un gasto para quienes conducen.

El joven, Jesús Valero, lamentó la falta de políticas públicas por parte del Gobierno, ya que no se invierten los recursos necesarios para el mantenimiento de las carreteras del estado.

"La calle es un desastre, y el bote de agua es continuo el cual lleva muchísimo tiempo, por lo que se requiere con urgencia que le pongan cariño a la Transandina" expresó.

Siendo una vía que comunica a Paramillo, Los Teques, La Guayana, Paramillo, entre otras zonas, los residentes no ven un plan de bacheo desde hace varios años.

Por su parte, Jesús Valero, denunció el bote de agua, que ya tiene varios meses, y el cual no ha sido solventado por parte de Hidrosuroeste.

"Eso está dañado y nadie viene arreglarlo, por lo que se va pone peor si no lo acomodan, aunque lo dudo, porque prometen que lo van arreglar y no salen con nada" dijo.

Quienes caminan por el lugar, ven con tristeza el desperdicio de agua potable, cuyo líquido es de vital importancia para la vida cotidiana del ser humana, y en esta zona, son innumerables los litros que se pierden.

 Boca de Lobo 

José Omaña, trabaja en esta vía vendiendo frutas. Dijo que a diario, ve como decenas de carros caen en los huecos dañándoles el tren delantero, rines, cauchos y amortiguadores.

"Eso es a cada rato se ve cuando caen, lo que es preocupante porque el afectado es el dueño del vehículo" apuntó.

La situación se agrava en las noches comentó Omaña, quien indicó que no hay iluminación en la vía, por lo que los amigos de lo ajeno se aprovechan para robar a quienes están estacionados esperando que cambie el semáforo en rojo.

"Esto es peligroso, yo me voy temprano por lo mismo, esto luego de las siete es una boca de lobo" agregó.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias