El que no tiene familia en la región no come, o tiene que esperar que otro preso le regale un poco

Raiza Ramírez

Coordinadora del Observatorio Venezolano de Prisiones en el estado Táchira

A punta de harina de trigo están alimentándose los reos del CPO

Maryerlin Villanueva | La Prensa de Táchira.- Con arepa de trigo y agua de arroz se están alimentando los privados de libertad del Centro Penitenciario de Occidente en Santa Ana, municipio Córdoba, de acuerdo a información suministrada por Raíza Ramírez, coordinadora del Observatorio Venezolano de Prisiones en el estado Táchira.

"El CPO está en una situación crítica así como lo están las cárceles de Venezuela, siendo la comida el principal problema que afecta a los reos que están en este lugar" dijo.

Explicó que la semana pasada, mediante de la donación de un bulto de harina de trigo, se logró la preparación de una arepa sin relleno para las tres comidas del día, tanto para hombres como para las mujeres.

"Se acabó esto y le estaban dando un agua con arroz" expresó Ramírez, quien señaló que cada 15 días, se entrega la paquetería, donde los familiares aprovechan y llevan la comida preparada del día para la alimentación de los reos.

"El que no tiene familia en la región no come, o tiene que esperar que otro preso le regale un poco" dijo.

Ramírez comentó que algunos reclusos le manifestaron que hay más de 70 personas con tuberculosis, y una gran mayoría tuvo gripe, de quienes se desconocen si serían relacionadas al covid-19, pues no se practicaron pruebas rápidas ni PCR.

Retardo procesal 

La abogado reiteró el retardo procesal producto de la pandemia, ya que desde marzo del pasado año 2020 y lo que va de 2021, los Tribunales han laborado cuatro semanas, una en noviembre, otra en diciembre, una en enero, y otra en febrero.

Se estima que este viernes 26 de febrero, haya un plan de descongestionamiento que va ser liderado por el Ministerio del Poder Popular para el Servicio Penitenciario.

En el CPO I y II hay 1.250 detenidos, 160 en Procemil y 200 en el anexo femenino.

Hambrientos

Una persona quien está privada de libertad desde hace más de 10 años, y quien prefirió guardar su identidad, relató que es poca la comida que recibe lo que lo ha ocasionado pérdida de peso.

"Aquí la comida se acabó, y pasamos muchas necesidades, a veces nos ayudamos con lo poco que envían los familiares, porque ahora, las visitas no tenemos por el covid-19" expresó.

Mientras tanto, la madre de uno de los reos, señaló que es una tragedia lo que atraviesan estas personas, quienes comen muy poco durante el día.

"A veces comen arepa sola, remolacha sola, o con arroz, es muy duro todo por la crisis que estamos pasando, entonces sí es difícil para los que estamos afuera, imagínese como es para los que estamos adentro" acotó.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias
Locales

Mega Hueco adorna a La Rotaria 

| comentarios