Usaron bejucos para estrangular a Carolina y Andreína 

Redacción | La PRENSA del TÁCHIRA.- Mientras los investigadores del Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas concentran todos sus esfuerzos en dar con el paradero asesino o asesinos de las dos jóvenes Eduarlis Carolina y Eliannys Andreína, quienes aparecieron muertas en Turén, la comunidad vive aterrada ante la posibilidad de un maníaco sexual en serie suelto.

La muerte de las jóvenes mujeres en esa localidad llanera del estado Portuguesa, se dio en el mismo sector y en menos de 48 horas, pero con similitud en la forma en que fueron asesinadas, por lo que intentaban "atar cabos" para esclarecer estos crímenes atroces que conmocionan a Venezuela.

Los signos de abuso sexual, el estrangulamiento de las chicas y algunos elementos que quedaron en el sitio de los horribles hechos de sangre, indican que pudiera ser un solo sujeto el responsable de estos trágicos hechos, aunque los sabuesos del Cicpc no descartan otras hipótesis.

Tanto la muerte de Eduarlis Carolina Falcón Torrealba (20 años) como la de Eliannys Andreina Martínez Roñoz (17 años), fueron por asfixia mecánica, presuntamente usando un bejuco (planta flexible y resistente que se utiliza para el tejido de cestería) elemento encontrado en las dos escenas.

El hallazgo de Eduarlis Falcón ocurrió el pasado martes, en las cercanías del puente sobre el río Las Marías, en el municipio de Turén. El cuerpo tenía signos de abuso sexual y se encontraba mutilado. Allí el Cicpc recabó un par de zapatos sin trenzas, una sandalia, un par de medias y un bejuco con el que posiblemente fue estrangulada.

La joven había salido en bicicleta del caserío La Misión, a las 6:50 de la mañana del lunes, rumbo al gimnasio. A partir de allí sus familiares perdieron el contacto con ella.

Muy cerca familiares de otra joven recibían la triste noticia que su hija desaparecida desde el domingo, fue hallada sin signos vitales en el mismo caserío. Con pesar se confirmó que era Elyannis Martínez, quien fue vista por última vez el pasado domingo, cuando asistió a un culto evangélico, que culminó a mediodía. 

La adolescente había manifestado que regresaría a su casa, pero nunca llegó. El lunes su cuerpo fue encontrado con signos de maltrato y abuso sexual en un terreno baldío llamado La Tabacalera, también en el caserío La Misión, según el CICPC del estado Portuguesa. En el sitio también se halló el calzado de la víctima, sangre, un trozo de bejuco y un preservativo con presunto líquido seminal.

Los cuerpos de investigación manejan la hipótesis de que los dos casos guardan similitud por el rango de edad de las víctimas, la zona donde vivían, el rapto previo, el abuso sexual y el uso de un bejuco para presuntamente causarles la muerte por asfixia. No se descarta que hayan actuado otras personas.

Al respecto, el titular del Ministerio Público, Tarek William Saab, informó a través de su cuenta de Twitter que se designaron a dos fiscales nacionales para investigar el "repudiable crimen" de las dos jóvenes que fueron "halladas con signos de tortura física en un terreno baldío".

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias