Discriminan a peruanos que se fueron de Venezuela

Redacción | La PRENSA del TÁCHIRA.- A raíz de los últimos acontecimientos suscitados en Perú, con algunas situaciones fuera de control que han llevado luto a varios hogares por el tema de la discriminación y xenofobia, han surgido muchas historias que lamentablemente involucran no solo a los migrantes venezolanos.

En este éxodo en procura de un mejor bienestar, también se encuentran casos que llaman la atención y es que la discriminación alcanza hasta a personas que tienen lazos afectivos más fuertes con la tierra de sus ancestros, peruanos que migraron años atrás a Venezuela y hoy a causa de la crisis socioeconómica han regresado al Perú.

Tal es el caso, de Gisella Navarrete hija de peruanos nacida en Venezuela, quien en medio de la crisis que azota al país decidió tomar rumbo a suelo inca y dejar todo lo que había construido en la ciudad de San Cristóbal, estado Táchira.

En el 2017 llegó junto a su hija a Perú y sus estatus migratorio era irregular. Ante esta situación luchó arduamente por ayudar a los hijos de peruanos en el extranjero para que tengan el derecho de ser considerados también peruanos como si hubiese nacido aquí y el 2018 consiguieron que se diera esta modificación al artículo 52 de la Constitución.

Navarrete cuenta que en los años 70 sus padres acogieron en Huancayo a un gran grupo de venezolanos que huían de la crisis política de su país, años más tarde sus padres migraron y encontraron en la ciudad de San Cristóbal en la localidad de Táchira una gran cantidad de personas buenas que les tendieron la mano.

La historia se revertió cuando llegó al poder la llamada revolución bolivariana y el país comenzó a resquebrajarse y su economía se fue a pique. En 2011 ella decidió vender todas sus pertenencias para emprender viaje al Perú pero no pudo acceder ni siquiera a la nacionalidad. Y aunque ella confesó que su corazón es y siempre fue blanquirrojo, su forma de hablar delata que nació y creció en Venezuela, lo que le ha cerrado muchas puertas.

Otro caso similar ocurre con David Huamanchuco quien se mudó junto a sus padres y hermanos en 1991 a Venezuela huyendo del terrorismo que azotaba al Perú. Logró terminar el colegio, estudiar una carrera técnica y formó una familia, que hace 3 años, junto a él, llegó a Perú. 

Ellos hoy sufren a causa de la xenofobia, pues a menudo sienten ser tratados con desprecio. Sin embargo, la familia Huamanchuco no es la única que sufre de discriminación y son muchas las personas y familias completan que sufren la misma situación. 

Los Navarrete y Huamanchuco son el ejemplo de la fuerza que se genera cuando se mezclan dos culturas y ellos son muestra de que el amor es más grande que todos los prejuicios. Es tiempo de que rechacemos la xenofobia de igual manera que la violencia.

Con información de Noticias24Horas

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias
Nacionales

ESCASEZ DE SEMILLAS PONE EN JAQUE EL CULTIVO DE PAPAS

| comentarios

Nacionales

Venezuela recibe nuevo lote de vacunas Sputnik V

| comentarios

Nacionales

Gobierno ruso envía vacunas Sputnik V a Venezuela

| comentarios