Fallas estructurales aquejan a escuelas de San Cristóbal

Fabiola Barrera | La Prensa Táchira.- En un recorrido por algunos planteles de la ciudad, se evidencia que los años no perdonan en cuanto a la necesidad de arreglos estructurales. 

Y es que las afectaciones  en techos, paredes, puertas y baños son una constante en muchas instituciones públicas en San Cristóbal. 

Docentes, quienes por temor a represalias pidieron reservarse sus nombres, dieron un recorrido por las aulas y pasillos, para mostrar que es urgente la necesidad de reparar fallas que a la larga ponen en peligro la infraestructura de estos planteles. 

Los techos presentan serios problemas de filtraciones. Esto ha ocasionado que el cielo raso se deteriore, afeando las aulas y los pasillos, pues el agua ya ha deteriorado la pintura de las paredes y puertas de salones. 

"Ya en este salón no tenemos ni puerta porque el agua la abombó. Todo hay que quitarlo de allí porque se nos daña", dijo una de las encargadas de uno de los centros iniciales públicos más importantes de la ciudad. 

Sin luz

Dado el poco presupuesto que hay en las unidades educativas, docentes de manera coordinada con padres y representantes, se han visto en la necesidad de modificar parte del cableado de los salones y en lugar de velas incandescentes, instalar bombillos convencionales, ya que éstas son muy costosas para ser adquiridas por los familiares de los alumnos. 

Por ello montaron sócates de forma artesanal y solo sustituyen los bombillos cuando así es requerido. 

Otro detalle que angustia a los docentes, es la presencia de comejenes en el techo y paredes de los salones de los planteles. Dado el tiempo que tienen sin fumigar para este tipo de plaga, los mismos ya tienen colmenas enteras que se ven y que parecen grietas, ante el ojo no conocedor. 

El hampa

Piden a gritos los docentes que, sobre todo mientras dure la pandemia, que las instituciones sean vigiladas por cuerpos de seguridad, ya que hay quienes aprovechan la poca seguridad que hay en estas instalaciones y hacen de las suyas. 

Un caso emblemático es el CEI Carlos Rangel Lamus, cuya dirección quedó desmantelada, tras el último hurto registrado en ese plantel. Los delincuentes arrasaron con todo. Desde papelería hasta los pocos equipos de computación, por lo que no tienen manera de digitalizar los registros de los estudiantes ni de tramitar constancias de manera expedita, ya que no cuentan con ningún equipo tecnológico. 

Poco personal

En materia de personal, docentes y coordinadores explican que si bien, antes de la pandemia ya había poco personal, con la llegada del COVID-19 y la agudización de la crisis en el país, muchos docentes, personal administrativo y obrero renunció al Ministerio de Educación, complicando aún más las cosas, ya que se han visto en la necesidad de unir secciones, ante la falta de docentes en algunos salones. 

"Si antes teníamos cuatro o cinco secciones de un grado, ahora a duras penas llegamos a dos. Los niños no vuelven y los maestros se van. Entonces tenem,os que unir secciones y darle la carga a la profesora que quede. Es muy duro", dijeron. 

Comentaron que aunque no hay manera de saber cuándo iniciarán clases, de su parte no será muy pronto, ya que una de las carencias más grande es la económica. Con salarios que no llegan a los cinco dólares al mes, sin poder adquisitivo y mucho menos con la facilidad de movilizarse, ven un panorama muy oscuro a la hora de un posible retorno a clases. 

"Tenemos docentes de Patiecitos, El Valle y no tienen para pagar un pasaje. Yo vivo en Santa Ana y pago seis mil pesos diarios y yo no gano eso ni quincenal. No es fácil". 

Inspección en planteles

Por otra parte, desde esta semana iniciaron una serie de inspecciones a los planteles educativos dependientes del Ministerio de Educación de cara a una posible apertura de los mismos a clases presenciales. 

Ante ello, la directora de la Zona Educativa del estado Táchira, Charly Rojas, informó que se se está jaciendo la respectiva revisión de los centros educativos, de manera conjunta con entes como Hidrosuroeste, Corpoelec, Cantv, entre otras, para realizar un levantamiento de necesidades ante un eventual regreso a clases. 

Destacó Rojas que se mantienen a la espera de instrucciones por parte del ministro Aristóbulo Istúriz, quien indicó que todo debe estar preparado, en caso de la orden de regreso por parte del presidente Maduro. 

"A la espera de todo lo que nos orienten para continuar con el proceso de nuestros niños. Mientras tanto continuamos con nuestras clases a distancia", añadió. 

Informó que esta supervisión se hará en las más de 1400 instituciones desde inicial hasta diversificada. 

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias