Casas de El Paradero se caen a pedazos ante la indolencia 

Maryerlin Villanueva | La Prensa de Táchira.- En emergencia se declararon los vecinos del barrio El Paradero, en el municipio San Cristóbal, ante el derrumbe de sus casas, producto de la filtración de aguas que cumplió más de dos años.

La indolencia de las autoridades reinan y las soluciones nunca han llegado para esta familias que hoy ven con tristeza como sus casas se vienen abajo. 

Serían más de 30 viviendas las afectadas, de las cuales, cuatro fueron desalojadas ante el deslizamiento de las paredes, lo que puso en alerta a sus residentes, quienes no tuvieron más opción que mudarse a fin de prevenir una tragedia.

Quienes se quedaron aseguran que viven muy preocupados, pues la situación está empeorando y el daño no se ha arreglado por parte de la gerencia de operaciones de Hidrosuroeste.

Elcida Bustos, lamentó la falta de respuestas por parte de autoridades regionales y nacionales, pues son múltiples los documentos emitidos y hasta ahora, no han obtenido respuesta.

Detalló que una pared se cayó, y para ello, tuvo que cubrir con cortinas, el piso y otras paredes presentan grietas, por lo que advirtió que a mediano plazo se quedará en vivienda.

"Estamos desesperados, queremos una solución ante este terrible problema, puesto que en cualquier momento nos vamos a quedar en la calle" dijo.

Quienes habitan en el lugar, cerraron los accesos de la calle, por lo cual conductores deben tomar otras vías alternas para transitar por esta zona.

Sin agua

El vecino José Miguel Romero, comentó que para evitar la fuga de agua del tubo que se rompió, y el cual produjo el daño, Hidrosuroeste redujo la presión del agua a esta comunidad, por lo cual es poco el vital líquido que llega.

"Ellos le bajaron a eso y ahora casi no llega agua, lo que nos pone peor, pues se hace necesario que llegue bastante para nosotros poder utilizarla para comer y lavar" expresó.

A su juicio, las autoridades se hacen de la vista gorda, pues el problema lo conocen y no se abocan a dar soluciones a estas familias de la parte baja de la ciudad capital.

Javier Sánchez, precisó que en su vivienda hay filtraciones, lo que ha generado grietas en el piso, lo que ha ocasionado que el piso esté cediendo cada vez más.

"Esto parece no tener fin y me preocupa, porque si me cae la casa, dónde voy a vivir con mi familia" apuntó.

Esta tubería está afectando a otros sectores como, Las Margaritas, y San Cristóbal.

Llenos de impotencia y desespero, los vecinos de la zona exigen una pronta solución antes que el daño sea peor, ya que de no arreglarse el tubo ni la calle, las casas se derrumbarán dejando damnificadas a más de 30 familias.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Ver más:
Otras Noticias
Locales

La manga está alta y los mangos bajitos

| comentarios