Era de Yaracuy niño ahogado en el Pamplonita

Redacción | La PRENSA del TÁCHIRA. Eduar Javier Maldonado había llegado a Cúcuta junto a sus padres hace cuatro años huyendo de la crisis económica que vive Venezuela y buscando nuevos horizontes se asentaron en la localidad de San Gerardo, a las afueras de la capital nortesantandereana.

El niño de 7 años que falleció ahogado en el Pamplonita había nacido en Yaracuy, entidad ubicada en la zona noroccidental de Venezuela de donde también son sus progenitores. El pequeño fue encontrado 20 horas después de ser arrastrado por la corriente del río Pamplonita, cuando jugaba debajo del puente García Herreros en Cúcuta.

Según la versión aportada a la opinión.com.co  a las 3:25 de la tarde del martes 26, Eduar Javier y su primo de 9 años, estaban jugando a la orilla del río. Mientras uno lanzaba un balde al agua, el otro iba en su búsqueda. 

"Cuando el agua chocó con el muro de repente nos empezó a llevar la corriente. Él me agarró mientras yo trataba de salir, pero cuando sentí que me soltó lo miré y se lo llevó como un remolino. No pude ayudarlo", le contó el niño a sus parientes.

Los gritos del pequeño alertaron a Sofía, hermana de Emily Mariana, ambas estaban cerca de los menores y aunque corrieron para sacarlo no pudieron hacer nada. Casi 20 minutos después, llegó la Policía Metropolitana de Cúcuta, al tiempo que el cuerpo de Bomberos, e iniciaron la tarea de hallar a Eduar.

La familia decidió llegar a ese punto del río para llevar unos palos que les permitirían levantar un techo en un lote que consiguieron en una invasión por San Gerardo. "Nos dieron la oportunidad de tener algo propio y con mi marido decidimos ir por los palos. Eduar se había quedado conmigo y desde la mañana que supo que íbamos para allá se emocionó con la idea de bañarse en el río", contó Sofía, la tía del pequeño.

Cuando todo ocurrió, el miedo dominó a las dos mujeres, mientras que los gritos eran más fuertes para que fueran escuchados por el esposo de Sofía, quien buscaba los palos a unos metros.

Pero, nadie las oía. Entonces Sofía se lanzó por su sobrino. De inmediato, vio una rama y cuando le quitó la mirada a Eduar, ya no lo volvió a ver más. El cuerpo apareció unos 500 metros abajo del puente y fue un arenero, que labora en ese sector, que vio al niño bajar bocabajo.

"Corrí y lo saqué de un brazo, al tiempo que gritaba que lo había encontrado. También empecé a limpiarlo con el agua porque estaba lleno de barro. Luego, llegaron los rescatistas", dijo José Contreras, quien lo sacó del río y se lo entregó a las autoridades.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias
Sucesos

Capturado con un kilo de presunta marihuana

| comentarios

Sucesos

Hallada osamente en Arjona 

| comentarios

Sucesos

Hallaron muerto a fotógrafo en la vía a Choroní

| comentarios