Hasta el que vende café depende del movimiento del terminal.

Jimmy Carrero

Conductor

Es imposible que no tengamos acceso al estado.

Liliana Arruyo

Afectada

La restricción debería ser para todos.

Patricia Chacón

Administradora del Terminal

Esperamos respuestas para que nos den solución esta problemática.

Efrén Sánchez

Conductor

Los piratas afuera que están cobrando cien dólares por persona a Caracas.

Luis Correa

Conductor

Piratería y especulación: el sacrificio de viajar al Táchira

Fabiola Barrera | La Prensa Táchira.- Delicada situación se vivió en la mañana de este lunes en el terminal de pasajeros de La Concordia. Viajeros llegaron con maletas y con la intención de irse hacia sus lugares de origen tras una semana de cuarentena radical y con la esperanza de que los dejaran salir del estado. 

Sin embargo, se encontraron con que la medida que restringe las salidas de unidades sub urbanas del estado, se mantiene vigente, por lo que se vieron obligados a buscar otra forma de viajar. 

Y es que desde el 28 de diciembre del año pasado, el INTT emitió un decreto restringiendo la movilidad hacia el estado Táchira, el cual se amplió unos días después a la frontera y a los viajes desde la entidad hacia el interior del país, por lo que muchas personas se han quedado varadas en diferentes puntos del estado.   

En este sentido, la administradora del terminal de pasajeros, Patricia Chacón, hizo un llamado a las autoridades ya que aún siguen movilizándose pasajeros hacia el interior del país, pero con conductores ajenos a las líneas de transporte que hacen vida legal en ese puerto terrestre.

"Son piratas que libremente transitan por el territorio nacional y hacia San Antonio".

Destaca que a las empresas que trabajan dentro del terminal, que están legalmente constituidas, pagan sus listines, cumplen con las normas de bioseguridad y sobre todo, que venían de una sequía de nueve meses, ya que por ese tiempo no se les permitió trabajar, nuevamente les ponen trabas a la hora de prestar un servicio, mas no a aquellos que operan libremente fuera de estas instalaciones y que cobran altas sumas de dinero, para movilizar a los pasajeros. "La restricción debería ser para todos". 

Un dineral

Por su parte, Liliana Arruyo, quien trabaja en el Terminal de Pasajeros, informó que su madre sufrió hace unos días un accidente cerebro-vascular y se encuentra en condición delicada de salud. 

Ante esta situación, una de sus hermanas, quien vive en Varela, estado Trujillo trató de venir en bus hacia San Cristóbal, pero dada la prohibición, no ha podido. Sin embargo, un pirata le cobra seiscientos dólares, es decir, más de dos millones de pesos, lo que equivale a más de un millardo de bolívares a cambio de traerla, cuando el pasaje normalmente cuesta diez dólares. 

"Hay personas, como en mi caso, que tenemos familiares enfermos y hay quienes necesitan viajar. Es imposible que no tengamos acceso al estado. Es preocupante esta situación". 

Que los dejen trabajar

De la misma forma, los conductores y trabajadores de las diferentes líneas de transporte de la entidad, manifestaron su descontento, ante la imposibilidad de trabajar en semanas de flexibilización. 

Efrén Sánchez, representante de Expresos Occidente indicó que hay afluencia de pasajeros, pero no hay respuesta para la habilitación de unidades hacia el centro del país. "Esperamos respuestas para que nos den solución esta problemática".    

Del mismo modo Luis Correa, de Expresos Mérida, indicó que la situación está crítica para el gremio de transportistas, ya que muchos pidieron dinero prestado para hacerle mantenimiento a los carros y no han honrado sus deudas, dada la intermitencia en el servicio. 

"He escuchado de los piratas afuera que están cobrando cien dólares por persona a Caracas, cuando nosotros cobramos 25 dólares". 

Para Jimmy Carrero hay mucha improvisación en lo que a la prestación del servicio se refiere. Asegura que si bien sabían que había posibilidad de restricción para entrar al estado, desconocían que la medida sería aplicada para salir del Táchira también. "Pasan un mensaje por red social que no hay salida ni entrada. Pónganse la mano en el corazón, porque los terminales son la fuente de ingreso de mucha gente, hasta el que vende café depende del movimiento del terminal". 

La alternativa

Si bien no hay salidas permitidas del estado Táchira, los viajeros y conductores hacen hasta lo imposible para lograr movilizarse. 

Las rutas que antes iban a Barinas, prestan el servicio hasta La Pedrera y de allí, quienes van más allá, pasan la alcabala caminando, pues del otro lado, hay unidades esperando pasajeros. 

"No es que esperan a estos pasajeros. Ellos van y esperan a ver si logran cargar algo para hacer viajes", dijo uno de los transportistas, quien pidió reservarse su nombre. Por doce mil pesos, quien desee llegar hasta el límite con Barinas, puede hacerlo. 

Por su parte, viajeros también aprovechan ese servicio, ya que los piratas "les sacan los ojos" para llevarlos hasta La Pedrera. 

"Me quieren cobrar ochenta dólares por dejarme botada en La Pedrera. Uno viaja y quiere llegar a su casa. Estamos en flexibilización y entonces tenemos que estar brincando de un lado a otro y eso no es justo. Venimos con maletas y niños y nadie nos da respuesta. Nos toca viajar así, haciendo trasbordos", dijo Rosalba Chacín. 

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias
Locales

Semana radical parece flexible en San Cristóbal

| comentarios