Arreaza califica de "fraude" proceso contra Citgo

Agencias | La Prensa Táchira.- El ministro de Relaciones Exteriores de Venezuela, Jorge Arreaza, calificó el sábado como un "fraude" el proceso judicial que se lleva en una corte de Estados Unidos contra el refinador Citgo, propiedad de la estatal venezolana PDVSA.

"Esta sentencia en las horas agónicas del gobierno de Donald Trump confirma que las relaciones internacionales de esta administración las impulsa el odio", dijo el canciller Jorge Arreaza al leer un comunicado.

Citgo es una unidad de la petrolera estatal venezolana Petróleos de Venezuela. Un tribunal federal de Delaware aprobó esta semana la venta como una forma para que la minera de oro canadiense Crystallex cobre una sentencia de 1.400 millones de dólares por la expropiación de sus activos, aunque las sanciones estadounidenses actualmente prohíben la transacción.   

En una comparecencia en la televisión estatal, Arreaza calificó la decisión como "un fraude procesal que pretende sustraer al pueblo de la República Bolivariana de Venezuela el principal activo que tienen en el exterior".

"Venezuela nunca renunciará a la defensa de sus derechos e intereses en los foros apropiados con el objetivo de conservar su patrimonio", dijo Arreaza.

Arreaza dijo que el gobierno venezolano no tenía derecho a defenderse. Los abogados que trabajaban con el líder opositor venezolano Juan Guaidó, reconocido por Washington y decenas de otros países como el líder legítimo de la nación sudamericana, representaron a Venezuela en el caso.

La oposición argumenta que está tratando de preservar la propiedad venezolana de Citgo, que argumenta que el presidente Nicolás Maduro y su predecesor Hugo Chávez pusieron en riesgo al endeudarse de manera irresponsable y expropiar arbitrariamente los activos de empresas extranjeras en Venezuela.

Con información de Reuters

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Ver más:
Otras Noticias
Nacionales

Liberados los hermanos Walid y Basel Makled

| comentarios