SOSA: "LA POLÍTICA DE SOBREVIVENCIA AL RÉGIMEN LE HA FUNCIONADO" 

Ana Uzcátegui | LA PRENSA del TÁCHIRA.- "Nunca he creído en un gobierno en el exilio porque hay que fijarse en las grandes dificultades que ha tenido el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), que nombró la Asamblea Nacional (AN) en 2017, que ni siquiera el propio parlamento toma sus decisiones para ejecutarlas. Llegó el momento de que los políticos asuman que su conducta está en función de un país y no de sus intereses personales". Así lo considera Cecilia Sosa, expresidenta de la extinta Corte Suprema de Justicia.

Sostiene que aunque el gobierno juramentó una AN el pasado 5 de enero, sus decisiones serán "espurias", porque como institución es desconocida por casi todos los países democráticos del mundo. "El régimen está pulverizado en mil pedazos aunque insista en la fantasía de la legitimidad", recalcó.

¿Cómo califica la situación que se vivió el 5 de enero con la instalación de dos Parlamentos en el país?

Ese día quedó claro que todos los venezolanos sentimos que no tenemos institucionalidad. El hecho de que tengamos una AN legítima desde 2015, electa por un proceso democrático, no puede llevarnos a la idea de que eso por si solo constituya la institucionalidad del país. Se repite un hecho político que ya había ocurrido en 2018 con la elección presidencial. Hubo un rechazo no solamente por la AN sino por toda la comunidad internacional, porque los resultados no tuvieron validez. Igualmente el proceso electoral fraudulento del 6 de diciembre trae como consecuencia que la AN diga, ya va, la Constitución dice que debería haber una renovación de la representación popular, pero al no haber una elección legal, el parlamento tuvo que reformar el Estatuto de la Transición para su permanencia, acogiéndose al artículo 333 de la Constitución.

¿Cambiará ahora el funcionamiento del Parlamento este año?

En esa reforma del Estatuto de Transición se estableció que debe estar vigente por un año el parlamento para que convoquen elecciones. Es decir, se establece un límite temporal para resolver el restablecimiento institucional del país. Esa AN a partir de ahora debe nombrar los órganos del poder público para que haya una normalidad institucional. En esa reforma del Estatuto también quedó establecido que no es necesario que haya una secuencia obligada entre aquel mantra que repitió Guaidó tantas veces de "cese de la usurpación, gobierno de transición y elecciones libres", ahora se puede convocar elecciones y no necesariamente tener el gobierno de transición.

¿Cómo se puede blindar la AN de 2015 para que la continuidad administrativa no se vuelva una cáscara vacía?

Va a depender del compromiso que nosotros hayamos adquirido con la consulta popular del 12 de diciembre. El 16 de julio de 2017 se hizo un plebiscito que no fue cumplido por la AN. Cuando uno como ciudadano se compromete a una consulta se somete también al compromiso de cumplirla. Yo creo que la presión social, la presión ciudadana sobre la AN tendría que ser más fuerte que la presión del régimen sobre la AN, en el sentido de que a la primera pregunta que ya respondieron siete millones de venezolanos que pidieron el cese de la usurpación, es la Asamblea la que tiene que exigirlo. La segunda pregunta dice que el país votó por elecciones libres y verificables, la ciudadanía ya convocó esa elección, ahora le toca al parlamento designar a las autoridades del CNE y pedir el respaldo de la comunidad internacional para que esos miembros no sean perseguidos.

¿Es posible lograr la unidad que tanto requiere la oposición cuando se ven tantas fracturas en el seno político?. El 4 de enero vimos como al menos cinco diputados desistieron de ser diputados.

Yo respeto la decisión de los diputados que se retiraron, renunciaron o cesaron de sus funciones en su mentalidad, son libres de tomar su decisión pero entonces no se conviertan en unos atacantes, donde la ciudadanía se desconcierte. No ataques a tu propio sector, porque entonces ¿dónde está la fortaleza de Guaidó?. Tenemos que pasar de la confrontación a la acción, la política no es palabra, en política la palabra es acción y eso o lo aprenden los diputados o lo aprendemos como ciudadanos.

Pareciera que el venezolano no valora el poder que tiene. ¿Está la población segregada únicamente a la necesidad de sobrevivir porque el 70% muere de hambre y está en pobreza extrema que no le deja pensar en política?

Yo creo que la política de sobrevivencia al régimen le ha funcionado, porque hace que yo me desentienda no de la política, porque sigo opinando, me desentiendo del restablecimiento constitucional. Al venezolano por naturaleza le gusta la política como ciudadano, lo que pasa es que la dirección política no ha sido eficiente, no se han podido cumplir las promesas políticas hechas. Han cambiado las imágenes personales de muchos políticos, por ejemplo el Guaidó con la camisa remangada de 2019 ha cambiado a un Guaidó presidente con banderas, podio, entonces la gente dice: sí está en el podio, pero no eres presidente investido por una elección.

¿Cómo ve al chavismo?. Vociferan que están cohesionados como poder

El régimen está pulverizado en miles de pedazos. Un partido político que tenía una conducción cuando Chávez estaba vivo, convocaba a sus militantes con una dinámica y un fervor particular, eso ha desaparecido. Creo que también la fantasía de la legitimidad del régimen nosotros nos la creemos.

¿Qué busca Nicolás Maduro con un parlamento que Internacionalmente es rechazo por más de 50 países del mundo?

Pretende que no haya AN legítima, que no hay presidente encargado, que no haya institucionalidad legítima que te haga sombra internacionalmente. Tanto es así que son 277 diputados, crecieron hasta en números para arrollar, llevarse por encima como un tractor a la AN, pero la jugada les salió mal, porque más bien creo que eso le va a crear conflicto en sus diferentes grupos.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias