Muerta en Capitolio era ex militar de la Fuerza Aérea de EE.UU

Agencias | La PRENSA del TÁCHIRA.- Ex militar y ferviente seguidora del presidente Donald Trump, Ashli Babbitt (35) vivía en el sur de California y fue parte del grupo de manifestantes que irrumpieron este miércoles por la noche en el Capitolio de Estados Unidos. 

La mujer recibió un disparo por parte de miembros de la policía, lo que luego desencadenó en su muerte. Militar durante 14 años, Babbitt realizó cuatro despliegues con la Fuerza Aérea de Estados Unidos, según la cadena de televisión KUSI, que afirma haber entrevistado a su esposo.

Babbitt vivía en la región de San Diego, en el sur de California, con su marido, que la describió como una "gran seguidora del presidente Trump". 

Babbit gestionaba, desde hacía años, un servicio de mantenimiento de piscinas junto con su esposo, quien explicó al Washington Post que estuvo destinada en Afganistán, Irak y Kuwait en los años que prestó servicio en las Fuerzas Armadas, donde se conocieron.

En su cuenta de Twitter, Babbitt se presentaba como "ex combatiente" y "libertaria". Recientemente había retuiteado numerosos mensajes de personas que viajaban a Washington para responder al llamado del republicano.

El martes respondió a un usuario que se quejaba de la anulación de su vuelo: "Nada nos detendrá. Ellos pueden intentar, intentar e intentar pero la tormenta está aquí y está descendiendo sobre (Washington) DC en menos de 24 horas. De la oscuridad hacia la luz".

"Agentes uniformados de la policía del Capitolio los enfrentaron, y en un momento, uno de ellos hizo uso de su arma de servicio" y la alcanzó con un disparo, declaró en conferencia de prensa el jefe de ese cuerpo, Robert Contee. Babbit fue declarada muerta tras llevarla al hospital.

Horas después, las autoridades policiales de Washington elevaron a cuatro la cantidad de muertos. El resto de las víctimas, que no fueron identificadas, fallecieron como consecuencia de "urgencias médicas" que sufrieron en las instalaciones del Capitolio.

Contee no dio más detalles sobre esas muertes y agregó que 14 agentes de policía resultaron heridos durante los incidentes, dos de ellos de forma "grave".

Los seguidores del presidente se dirigieron luego al Capitolio y entraron por la fuerza en el edificio, hasta que las autoridades consiguieron desalojarlos más de tres horas después, en las que vandalizaron el lugar.

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias