"Las barandas del puente aún están tiradas y no le han hecho nada de reparaciones. Mas nunca volvieron?.

Ramón Prato

Afectado

?La ayuda fue las dos primeras semanas, traían comida, colchonetas y prestaban algunos servicios, pero ya nadie trae ayudas de nada?

María Prato

Afectada

Al carro se le metió el agua por dentro del motor y está estacionado por el Matadero y no he podido arreglarlo".

Juan Mujica

Afectado

En el olvido quedaron víctimas de crecida de La Zorquera 

Fabiola Barrera | La Prensa Táchira.- A pocos días para que se cumplan dos meses de la inundación causada por la crecida de la quebrada La Zorquera, en Zorca San Isidro y poblaciones vecinas, sus habitantes tratan de sobreponerse a la tragedia en medio del olvido. 

Y es que aunque los primeros días anunciaban con bombos, platillos y fotografías en las redes sociales, los gobernantes de turno, así como los que en otrora eran candidatos y hoy son diputados, olvidaron los compromisos adquiridos con quienes la madrugada del miércoles 11 de noviembre, tras horas intensas de precipitaciones, lo perdieron todo. 

Aún se ve en las calles de Zorca el rastro de la gruesa capa de lodo que dejó la crecida de La Zorquera. Algunas fachadas de viviendas recuerdan a diario a los transeúntes el terrible momento vivido y que lo cuentan de milagro, pues afortunadamente no hubo pérdidas humanas. 

Al llegar a la vivienda de la señora María Prato, pareciera que está recién mudada, pues no hay nada dentro de la vivienda, salvo unas sillas y colchonetas que le han donado. 

"La ayuda fue las dos primeras semanas, traían comida, conchonetas y prestaban algunos servicios, pero ya nadie trae ayudas de nada", indicó. 

Incluso, la promesa de llevar cilindros de gas doméstico a quienes los perdieron durante la crecida no se cumplió. Muchos fueron los casos de personas que perdieron las bombonas y no pudieron recuperarlas y pese a la promesa de una jornada para ellos, hasta la presente fecha, nadie ha dicho para cuándo será eso. 

Lo que sí se hizo, fue llevar gas a los afectados, pero solo a quienes tuvieran bombonas, por lo que muchos fueron auxiliados por familiares o amigos con el préstamo de un cilindro, pero solo fue al comienzo de la tragedia. 

Destacó que se mantienen buscando dinero para hacer las reparaciones de puertas, portones y demás, ya que nadie ayudó a reparar los daños que la crecida del río causó. 

Sin internet

María explicó que gozan del servicio de energía eléctrica y de agua potable, mas no del servicio de telefonía fija ni internet de CANTV. "Es que no hay poste, el río se lo llevó. Estamos sin teléfono y sin internet. Solo arreglaron las partes más sencillas, pero ellos pretenden que nosotros levantemos ese poste para ellos poner los cajetines que van ahí, y ni siquiera tenemos dinero para comprar una cadena para ponerle a la reja". 

Asegura que los cables que conectaban con el poste, muchos se los han llevado para usarlos como cuerdas para tender la ropa. 

El puente 

Aunque se hizo remoción de escombros y de árboles, Ramón Prato, asegura que no han limpiado la quebrada en su totalidad, que debajo del puente aún hay mucho sedimento que, en caso de una nueva crecida, pondría en riesgo a los habitantes nuevamente. 

"Decían que la máquina era muy grande, que necesitaban una más pequeña y dejaron eso así. Las barandas del puente aún están tiradas y no le han hecho nada de reparaciones. Mas nunca volvieron". 

Por medios propios

Más arriba, en la vía principal de Zorca, estaba Andrea Mujica preparando comida, en una estufa eléctrica, pues ya la bombona que les llevaron de gas Táchira, se había acabado. 

"Aquí vinieron por dos semanas y se olvidaron de nosotros. El gobierno trajo unos colchones todos llenos de alambre, viejos y usados. Lo que hemos arreglado es por recursos propios y por la ayuda de familiares, pero más nadie vino a ayudar". 

Asegura que poco a poco se van reponiendo a la tragedia. Incluso su mamá no vive con ella, pues le da miedo volver a vivir una situación de esas. 

Sin carro

El señor Juan, cuenta que ya a casi dos meses que se quedó, entre otras cosas, sin su vehículo. Explica que no hay manera de repararlo, ya que hacerlo, vale lo mismo que adquirir un carro nuevo. 

"Se le metió el agua por dentro y está estacionado por el Matadero y no he podido arreglarlo. Tiene barro en el motor, carburador y demás. Vale más que un carro nuevo". 

Esperan recuperar poco a poco los enseres que perdieron, pues en solo promesas quedó la llegada de electrodomésticos básicos para los más afectados por parte del gobierno nacional. 

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Descarga nuestra app aquí o escanea el código QR

Otras Noticias
Locales

Falleció sacerdote de Seboruco por covid-19 

| comentarios